*

Negocios

El día en el que Bill Gates salvo de la quiebra a su peor enemigo

En este mes se cumplen 21 años de este extraño suceso. Por supuesto, esto le termino dando ganancias a Microsoft, la empresa que creó una de las personas más ricas del mundo. 06 de Agosto 2018
El día en el que Bill Gates salvo de la quiebra a su peor enemigo

Hace 21 años, Steve Jobs dio el brazo a torcer y permitió que la empresa que creó su enemigo de la industria más importante, Bill Gates, invirtiera US$ 150 millones cuando la hoy empresa más valiosa del mundo estaba cerca de quebrar.

Jobs ya había vuelto a la empresa en aquel agosto de 1997, años después de haber sido despedido de la empresa que había fundado, pero aún no tenía funciones formales.

El trato era tan necesario para la compañía de la manzanita que fue firmado a las 2 de la mañana y fue presentado por Jobs durante una edición de MacWorld, un evento en el que su empresa presentaba novedades.

Resulta que Apple había visto una baja importante en sus reservas de dinero en los años anteriores producto de lanzamientos equivocados y estrategias confusas, lo que derivó justamente en el regreso de Jobs a la empresa.

“Quiero hablar de socios importantes”, indicó Jobs. “Apple necesita ayuda de unos socios, y da ayuda a otros socios. Las relaciones destructivas no ayudan a nadie en esta industria”, aseguró, en referencia a la larga rivalidad con Microsoft.

El acuerdo tenía varias puntas: la más importante era la licencias cruzadas de patentes entre ambas compañías. Era un tema lleno de reclamos que arrancaron durante años y que finalmente llegó a su fin, en palabras de Jobs, “de manera profesional”. Por otro lado, desde la empresa con sede en Redmond se comprometieron a mantener y desarrollar la versión de Office para Mac por lo menos durante cinco años. Y, finalmente, que Internet Explorer –en aquel entonces el mejor navegador disponible- siguiera teniendo versión para Mac; esto siguió hasta 2003, cuando Apple presentó uno propio, el Safari.

Finalmente, Apple recibiría de Microsoft US$ 150 millones en cash a cambio de acciones sin derecho a voto.  La empresa que en aquel entonces era liderada por el pintoresco Steve Ballmer se comprometió a no venderlas durante, por lo menos, tres años.

Un detalle importante: Apple tenía efectivo para afrontar gastos solo por 90 días más y si no hubiera conseguido esta inyección de cash hubiera tenido que presentar la quiebra.

Esta participación cesó, justamente, en 2003: Microsoft vendió su participación (18 millones de acciones) por US$ 350 millones. Hoy, las acciones valdrían poco más de US$ 10.340 mil millones.

La pelea entre Jobs y Gates

Según cuenta Walter Isaacson en la biografía de Steve Jobs, la relación entre ambos innovadores siempre fue compleja pero la gota que derramó el vaso fue cuando Gates decidió desarrollar Windows, un sistema operativo basado en “ventanas”, similar al que estaba desarrollando Apple.

Cuando se enteró, Jobs se enfureció. "Tráeme a Gates inmediatamente", le ordenó a Mike Boich, el primer predicador de Apple en otras compañías de software. "Me mandó llamar para recriminarme. Fui a Cupertino, como si se tratara de una representación teatral. Le dije, ‘estamos haciendo Windows'. Le dije, ‘estamos apostando la compañía en la interfaz gráfica'", contó el ex CEO de Microsoft.

Jobs, frente a 10 de sus empleados, enfrentó a Gates. "Nos estás robando", le gritó. "Confié en vos, y ahora nos estás robando." El de Microsoft no perdió la compostura y fue al frente. "Bueno Steve, creo que hay otro ángulo desde el que podemos verlo. Creo más bien que ambos nos encontramos con este rico vecino llamado Xerox, y asaltamos su casa para robar su televisión, y descubrimos que tú ya te la habías robado antes”, espetó.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas