Negocios

Cómo "le pegará" a los fabricantes de celulares la salida del Ahora 12

Finalmente, fue oficializada la norma que sacá a los smartphones de ese programa de beneficios a partir del próximo 1 de octubre. Los pormenores de la resolución y cómo afectará la medida a las empresas y consumidores.

21 de Septiembre 2020
Cómo "le pegará" a los fabricantes de celulares la salida del Ahora 12

La pandemia global de coronavirus COVID-19 puso en jaque a miles de empresas alrededor del mundo en marzo pasado, a partir del cierre obligatorio de sus fábricas, que detuvo de forma impensada la producción de sus productos.

La Argentina no fue la excepción. Por aquel entonces, los talleres ensambladores radicados en Tierra del Fuego permanecieron dos meses con sus puertas cerradas, hasta que lentamente reiniciaron sus operaciones con diferentes protocolos.

La pandemia, por otro lado, generó un crecimiento exponencial del uso de computadoras, tabletas y smartphones por la necesidad de los usuarios de mantenerse conectados de la mejor forma posible con el trabajo, familiares y amigos.

Sin embargo, la impensada demanda de aquellos primeros meses contó con un imprevisto inesperado: un imprevisto y leve desabastecimiento de productos a raíz del cierre completo de las fábricas.

En ese contexto, aparecieron notebooks y algunos modelos de celulares que elevaron considerablemente sus valores a partir de la escases de productos en las distintas tiendas.

Con el correr de los meses, las empresas volvieron a trabajar con diferentes protocolos a jornada completa, pero con un ritmo considerablemente inferior al “normal” previo a la pandemia.

Con ese escenario, algunas empresas se esperanzaron con la chance de creer que podrían cerrar el 2020 de una forma “aceptable” teniendo en cuenta los negativos resultados de los primeros meses del año.

Sin embargo, no tenían en cuenta que el nuevo cepo dispuesto por el Gobierno, volvería a complicar sus objetivos.

Chau Ahora 12

A partir de la necesidad de cerrar el grifo de dólares, el Gobierno tomó un determinación impensada: sacó del programa de incentivos de consumo denominado Ahora 12 (que permite el pago en cuotas a nuevos rubros y servicios como reparación de autos, cursos de idiomas, indumentaria, computadoras, electrodomésticos y calzado, entre otros) a los fabricantes locales de smartphones.

¿El motivo? Ante la demanda de nuevos equipos por parte de los usuarios, los fabricantes eran uno de los sectores que más moneda estadounidense necesita para comprar los insumos o kits que se ensamblan en Tierra del Fuego (y que se pagan necesariamente con dólares) .

Este lunes 21 de septiembre finalmente salió la norma que sacá a los smartphones de ese programa de beneficios a partir del 1 de octubre.

¿Cómo encuentra esta situación a los fabricantes? La mayoría de las empresas ya venía de largo período de baja en ventas y con algunos problemas para girar divisas para comprar los kits a partir de la la reglamentación A7030 dispuesta por el BCRA, luego complementada por la B12020.

A grandes rasgos, el decreto publicado en el Boletín Oficial establecía que los importadores no deben tener reservas de pesos en el extranjero; no deben tener operaciones de dólar de con contado con liquidación (CCL); y para acceder al dólar MULC, los pagos deben ser iguales a las operaciones realizadas.

Para la industria electrónica, esa resolución tenía un problema ya que hay un retraso de entre 150 a 240 días de pago al proveedor. La preocupación general a todas las firmas aparecía porque a medida que vencen los pagos, los proveedores dejarían de embarcar nuevos insumos y, en caso de no resolverse el problema, iban a faltar kits en las fábricas y esto derivaría en nuevos problemas de desabastecimiento.

El nuevo Cepo

Hoy salió la norma que finalmente saca a celulares del Ahora 12 a partir del 1° de octubre. Nosotros (fabricantes, marcas, empresas de telecomunicaciones y comercios) ya hicimos todas las presentaciones del caso. Supuestamente esta semana tendríamos una reunión con el Ministerio (de Producción) para ver alternativas de financiación”, confirmó a Infotechnology una fuente del sector.

Al ser consultada sobre si esperan conseguir un gesto positivo en el encuentro por parte de las autoridades, la fuente se esperanzó “en que sí, porque si no hay financiación es esperable que haya un gran impacto en la demanda”.

Ante este escenario, si existe una alta demanda pero escasa oferta (ante la imposibilidad de comprar nuevos kits), el lógico movimiento del mercado vaticina que el precio de los productos volverá a experimentar una suba.

Las negociaciones que no prosperaron

Fabricantes, marcas y cámaras empresariales (como, por ejemplo, AFARTE, la CAC y CICOMRA, Motorola y Samsung) realizaron intensas gestiones para revertir la decisión del Gobierno.

“De todos los bienes electrónicos producidos en Tierra del Fuego, los celulares tienen por lejos el mayor peso específico en materia de empleo, por lo que cualquier medida que deteriore el ya pobre volumen de fabricación generaría un perjuicio de tamañas proporciones para la industria instalada", advirtió, por ejemplo, la carta enviada por AFARTE, a la Secretaría de Comercio.

Los rumores sobre la salida del sector del programa comenzaron apenas se relanzó el Ahora 12.

Los nuevos planes contemplan la compra en 12 y 18 cuotas con tres meses de gracia y con tasas subsidiadas de diversos productos y servicios, que abarcan al consumo masivo.

“"Ahora 12 es una iniciativa muy importante para darles a las personas la posibilidad de acceder a distintos servicios y productos. La telefonía móvil es fundamental, y más en este contexto en el que estamos viviendo, siendo una herramienta para trabajar, para estudiar y para conectarnos. Es importante que los smartphones estén en el programa, dada la importancia que tienen en plena pandemia para los consumidores. Pero como siempre, seguiremos trabajando para encontrar en conjunto alternativas con el objetivo de seguir trayendo las últimas tecnologías al país”, consideró uno de los gerentes de una de las marcas con mayor presencia en el país.

Otro ejecutivo coincidió con ese panorama y añadió: “Lo complicado es entender la lógica de la medida. El celular es un producto esencial en la actualidad y esto a la larga hará subir los precios", advirtió.

Gran parte de los insumos con los que se ensamblan los celulares -productos de mayor peso en el programa oficial de financiamiento subsidiado- son importados, un problema para el Gobierno en tiempos de faltantes de dólares.

Lo que piensan las empresas

Los fabricantes estiman que el problema no está sólo vinculado a los faltantes de dólares sino que el programa Ahora 12 también es muy costoso para los bancos.

Según las compañías, el problema realmente comenzó el 9 de septiembre pasado. 

Ese día, el Ministerio de Desarrollo Productivo envió un kit de prensa del relanzamiento de Ahora 12 en que existía una leyenda que remarcaba: “Productos incluidos”. En ese listado, según las firmas, estaban todos, pero faltaban los celulares.

Desde las compañías recordaron que pensaron que se trataba de un error. Sin embargo, al ponerse en contacto con las autoridades, se dieron cuenta que esto no era así y que desde el Ministerio les reconocieron que “evaluaban sacarlos del programa porque decían que representaban muchos recursos del programa". La posición del Gobierno

La posición del Gobierno

Desde la administración de Alberto Fernández habrían argumentado que la decisión se fundamenta en que los celulares “se venden bien” y, por tal motivo, no requerirían “del estímulo del Ahora 12”.

Por otro lado, según los trascendidos, el sector insume muchos dólares y una gran parte del esfuerzo fiscal de la totalidad del programa.

La importancia del programa Ahora 12 tiene dos factores a tener cuenta. Por un lado, importancia de las cuotas en una categoría cuyos precios son considerablemente elevados.

Por el otro, a la hora de comercializar un producto, este se financia con una tasa anual de 9% (a partir de diferentes subsidios), cifra que representa una tercera parte del promedio del mercado.

Otras versiones sostienene que, desde el Gobierno, cuestionaron a los fabricantes por las "fuertes subas de precios" en los últimos tiempos. Según las autoridades, entre julio y agosto, el rubro de electrónicos y electrodomésticos estuvo entre los que más aumentaron, según el IPC del Indec.

Los pronósticos previos a la medida

En 2015, en la Argentina se comercializaron unos 15 millones de celulares. A fines de 2019, en cambio, esa cifra apenas alcanzó los 8,3 millones. Pese a las proyecciones pesimistas a raíz de la cuarentena, la industria proyectaba despachar este año unos 7,5 millones de celulares.

No obstante, sin el estímulo que representa el Ahora 12, la caída de las ventas podría oscilar entre 15% y 20%. Es decir, la industria dejaría de vender entre 1,12 millones de celulares y 1,5 millones de dispositivos

Incluso, ese porcentaje, podría alcanzar hasta el 50% en las líneas media alta y premium.

Especialistas del sector precisaron que, sin la ayuda del plan, las marcas deberán buscar otros mecanismos de financiación en alianzas con bancos, tarjetas y cadenas comerciales.

No obstante, esas mismas fuentes, precisaron que la implementación de este nuevo tipo de alianzas necesitará un tiempo de desarrollo y ajuste y, por otro lado, elevará de forma considerable el costo de los productos”.

Asimismo, desde las fábricas justificaron que la medida complicará las ventas debido al alto precio de los celulares, cuyo precio al contado oscila, en promedio los $ 20.000, en la actualidad.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas