Negocios

Cambia el delivery: el nuevo método americano que ya se usa acá para que llegue todo en 25 minutos

Quick commerce: la nueva tendencia en la que cada segundo importa. 

25 de Agosto 2020
Cambia el delivery: el nuevo método americano que ya se usa acá para que llegue todo en 25 minutos

La pandemia de COVID-19 tuvo grandes repercusiones en la economía mundial, provocando una crisis internacional sin igual desde la Segunda Guerra Mundial. Al restringirse los movimientos, muchas personas optaron por cambiar sus hábitos y realizar compras online, fomentando de gran manera el ecommerce. Según una encuesta realizada en Argentina por la consultora Kantar Insights, en solo dos semanas de marzo, cuando se decretó la cuarentena en el país, el aumento de intención de compra online creció del 44% al 61%.

El sector ya venía en alza antes de la pandemia: según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), en 2019 había registrado una suba de 76% en relación al año anterior y con una facturación de $403.278 millones.

Se esperaba que siguiera una tendencia similar en 2020, pero los tiempos se acortaron: “Por la cuarentena, el ecommerce empieza a tener un crecimiento sin igual. No solo las grandes empresas salieron a buscar alternativas para fomentar el canal, sino que las pymes también se vuelcan a lo digital y hasta el almacén de barrio empezó a vender por WhatsApp”, le dijo a El Cronista el Director Institucional de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), Gustavo Sambucetti.

Las empresas se vieron obligadas a reconvertirse: tuvieron que volcarse al comercio electrónico y mejorar sus interfaces para que los usuarios puedan “resolver” y comprar lo más rápido posible. Desde la compra de farmacia y productos de supermercados hasta ropa y zapatos se realizaron a través de la web.

Qué es el quick commerce y cómo lo están usando las empresas argentinas

El concepto “Quick commerce” o Q-commerce es una nueva modalidad de envíos de productos de necesidad inmediata en menos de 60 minutos. Cada segundo importa para los nuevos consumidores. La modalidad Quick commerce fue tomada por supermercados y farmacias porque los productos son pequeños y de fácil traslado.

Cada vez son más empresas las que comienzan a adoptar esta modalidad. Por ejemplo, PedidosYa Markets, la aplicación de delivery utiliza esta modalidad y su objetivo es entregar pedidos en un tiempo promedio de 25 minutos.

Qué pasará con los supermercados tradicionales

Algunas cadenas de supermercados que todavía no tenían un canal de ecommerce aceleraron sus planes, mientras que los que ya lo tenían realizaron actualizaciones e implementaron nuevos servicios. “Si bien ya venían creciendo, la demanda se disparó entre 3 o 4 veces. Muchos supermercados se vieron sin la posibilidad de duplicar su capacidad operativa. Igualmente, no vimos que se hayan caído las páginas”, dice Sambucetti.

Uno de los que promovió cambios en su ecommerce fue la cadena Día. “Este nuevo escenario aceleró nuestros planes: incorporamos la opción de compra online a nuestra app desde los primeros días de marzo, para que los clientes puedan comprar desde el celular”, manifiestan sus directivos ante la consulta de El Cronista.

El ecommerce se volvió “un canal fundamental para que la gente se pueda abastecer de productos sin moverse de su casa, por lo cual registramos un importante incremento en nuestro servicio online”, agregan.

Otro ejemplo de adaptación a esta nueva etapa es Walmart: “Desde nuestra página web y la app pudimos responder la creciente demanda, pero para lo que es AMBA y GBA tuvimos que duplicar las camionetas que hacen envíos”, según le dijo a este medio el Gerente de Relaciones Institucionales de Walmart, Juan Pablo Quiroga.

La apuesta por reforzar las compras online venía de antes del comienzo de la cuarentena: “El fin de semana previo hubo una gran demanda online. Al empezar el aislamiento, bajó la asistencia a las sucursales y tuvimos un incremento aún mayor en los pedidos online, donde aumentaron las compras grandes, contra las de reposición presenciales”, explica Quiroga.

Pero cuando hay una crisis, adaptarse es la mejor forma de poder sobrevivir. Es lo que hizo Mayorista.net, un distribuidor de alimentos orientado al canal de gastronomía con casi 20 años de experiencia. “Por la pandemia, nuestros clientes cerraron sus locales, por lo que decidimos enfocar nuestra oferta hacia las familias”, le explica a El Cronista su CEO, Juan Ibar. De esta manera, se transformaron en una opción a los supermercados: “adaptamos nuestra plataforma y pasamos de un modelo B2B a un modelo B2C. Por supuesto, detrás de eso hay una operación logística y distribución también adaptada y orientada al consumidor final. Esta operación está soportada por nuestro ERP SAP Business One, implementado con Seidor”, añadió el directivo. “Tal vez hagamos contrataciones en el área digital cuando todo esto pase”, explica.

Efecto pandemia: cómo las farmacias se adaptaron a la tendencia eCommerce

Las farmacéuticas no tenían, en general, muy aceitado el canal de ecommerce. Solo algunas lo habían implementado tímidamente, transformándolo en un canal más de venta, pero lejos de ser el fundamental. El aislamiento obligado modificó eso radicalmente.

La cadena Farmacity ajustó su negocio a la nueva realidad. El Director de Ecommerce & Marketing de la empresa, Mariano Tordó, le dijo a El Cronista que “desde que empezó la cuarentena triplicamos la participación del ecommerce por sobre el total de la compañía, para poder ofrecer un servicio acorde a las nuevas necesidades”. “En nuestro sitio web se pueden revisar los medicamentos disponibles en cada sucursal y agregamos un asistente virtual”, agrega.

Además, en las compras que se realizan por ecommerce se priorizan los pedidos realizados por la población de riesgo y se bonifica el envío a domicilio, donde hubo un gran cambio: “la participación de envíos se invirtió, ahora tenemos un 80% de envíos a domicilio contra un 20% de retiros en tienda”, indica Tordó.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas