*

Negocios

Adaptarse o perecer: cómo la industria automotriz afronta el salto tecnológico

El negocio dejará de ser fabricar autos para ofrecer servicios de movilidad. Cómo está la tecnología apalancando este gran cambio. Por CINTIA PERAZO - 16 de Abril 2018
Adaptarse o perecer: cómo la industria automotriz afronta el salto tecnológico

Las nuevas tecnologías, la competencia y la demanda cada vez más exigente están empujando a la industria automotriz hacia una nueva era.  Aunque los desafíos son muchos, ninguna compañía quiere quedar afuera del mercado y por eso eligen los eventos internacionales tecnológicos más importantes -como la Consumer Electronic Show (CES) y el Mobile World Congress (MWC)- para mostrar sus últimos desarrollos y prototipos. 

Desde el primer automóvil con motor de combustión interna que se atribuyó a Karl Friedrich Benz en 1886, los autos han evolucionado en desempeño, seguridad, confort, capacidad, motor y autonomía. Pero algo que perduró por todos estos años fue el business core de estas compañías: fabricar vehículos para venderlos. Ahora las nuevas tecnologías y la intromisión de los automóviles autónomos prometen cambiar radicalmente este negocio.

"Los automóviles cambiaron la vida de las personas pero ese mismo cambios 100 años después se transforma en una limitación. Hoy, las grandes ciudades no pueden convivir con los congestionamientos de tránsito que se producen. Por eso nuestra empresa se está transformando para devolver a las personas la libertad de moverse en tiempos razonables. Con ese objetivo pasamos de ser una compañía automotriz a una empresa de movilidad", explica Santiago Labella, gerente de Comunicaciones de Ford Argentina. 

Pero Ford no está sola en esa transformación, su competencia también está transitando ese camino. Es que ya no se trata sólo de un deseo de evolución, el mercado está exigiendo el cambio. "Los vehículos autónomos están transformando también lo que llamamos ownership o pertenencia del automóvil. Es que hoy una de las razones por la que necesitamos tener un automóvil es que éste no se desplaza solo. En la medida en que el auto pueda moverse en forma autónoma la tenencia cambiará drásticamente", resume Labella. 

Diego Prado, director de Asuntos Corporativos de Toyota Argentina, coincide con su colega y destaca: "Estamos viviendo un proceso de transformación tan drástico que posiblemente desaparezcamos como empresa automotriz y nos transformemos en una empresa que dará soluciones de movilidad".

Según el gerente de Ford, este cambio, además, se ve apalancado por las necesidades de los nuevos clientes. "Cuando analizamos los deseos de millennials o de generaciones nuevas observamos que el apego por los bienes es menor. Vemos que los deseos del consumidor están transformándose de una manera radical y creo que eso también es lo que lleva a un replanteo de la visión de muchas empresas automotrices", reconoce.

Prado agrega que el cambio drástico que está experimentando la industria está apoyado en cuatro grandes tendencias. Una tiene que ver con la movilidad y la relación con el medio ambiente. El objetivo, en ese caso, es lograr cero emisiones. El segundo eje es tiene que ver con la comunicación entre los pasajeros y los autos.  El tercer eje es la interacción entre los vehículos. Cómo van a "hablar" entre ellos para decidir quién pasa en una esquina, por ejemplo. 

Y la cuarta tendencia tiene que ver con el cambio de hábito de los clientes y el uso que le darán a los automóviles. "Al usuario no le va a interesar ser propietario de un vehículo, si no que buscará vivir experiencias sobre sus necesidades. Por ejemplo, si durante la semana va al microcentro y se mueve en distancias cortas le interesará tener un vehículo compacto y eléctrico, pero el fin de semana como suele ir a la quinta y llevar a sus hijos y amigos necesitará un auto con siete asientos. Entonces pagará por esas experiencias, sin necesidad de adquirir un auto", asegura el ejecutivo de Toyota.

Por su parte Andrés Polverigiani, subgerente de Planificación de la División Automóviles de Honda Motor de Argentina, resalta que la incorporación de la tecnología en la industria automotriz está impactando de manera muy positiva porque contribuye, principalmente, con dos temas muy importantes: el cuidado del medio ambiente y la seguridad. "Hemos lanzado en Argentina la nueva CR-V que cuenta con el sistema de Driving Attention Monitor. Esta tecnología va calificando el manejo del conductor y de acuerdo a eso envía notificaciones de vibración y sonido, si es que éste registra cansancio en el manejo. También viene equipada con la tecnología Earn Dream que busca reducir la emisión de CO2 y el sistema Lane Watch, que evita tener puntos ciegos en el espejo lateral derecho a través de una cámara en el espejo del lado del acompañante", comenta.

Sin chofer

Sin duda la carrera por crear el mejor vehículo autónomo es una de las principales metas pero en esta carrera está participando no sólo las automotrices si no también varias compañías tecnológicas. "Para la comercialización de los vehículos autónomos todavía nos faltan algunos pasos por recorrer, pero hay señales claras y concretas de que ese es el camino a seguir", reconoce Labella. 

Y la Inteligencia Artificial (IA) es fundamental en este camino. Por eso las automotrices ya comenzaron a mover sus fichas, investigando e incorporando IA a sus vehículos. A comienzos de 2017, Ford anunció una inversión de u$s 1000 millones durante los próximos cinco años en Argo AI, una compañía dedicada a la inteligencia artificial. El objetivo de esta inversión es el desarrollar de un sistema de conducción virtual para los vehículos autónomos Ford, que circularán a partir del 2021, y para brindar potenciales licencias a otras empresas.

Fundada por ex líderes de Google y Uber, Argo AI reúne a expertos en robótica e ingenieros especializados en autonomía. "Estamos en un punto de inflexión en el cual se utiliza la inteligencia artificial en una amplia gama de aplicaciones, y el despliegue de vehículos autónomos va a cambiar fundamentalmente la manera en que la gente y los bienes se mueven. Creemos que esta asociación permitirá que los vehículos autónomos sean comercializados y desplegados a gran escala para extender la movilidad", dijo Bryan Salesky, CEO de Argo AI.

Aunque el enfoque inicial de Argo AI será apoyar el desarrollo y la producción de vehículos autónomos de Ford, en el futuro la empresa de AI podría brindar licencias de tecnología a otras empresas y sectores que busquen expandir su capacidad autónoma. 

Mientras que el vehículo e-Palette de Toyota (presentado en la última CES) transmite el futuro del sector, según la empresa japonesa. Se trata de unos vehículos que se asemejan a cajas transparentes que recorren las ciudades para llevar personas, paquetes y pizzas. Son eléctricos y completamente automatizados. “Además, su diseño es escalable y personalizable para diferentes tipos de negocios de movilidad como servicio", adelantan desde la compañía.

Aunque aún se trata de un concepto, la automotriz nipona dice que funcionará con Amazon, Didi Chuxing, Mazda, Pizza Hut y Uber y que espera presentar su proyecto e-Palette en los Juegos Olímpicos de 2020, en Tokio.

Otro prototipo que se destacó en la última edición de la CES es el Kia Niro EV, una versión completamente eléctrica, con base en una batería de 64 kilovatios-hora, un motor de 150 kilovatios y una autonomía de 383 kilómetros. Además presenta el Sistema Activo de Cuidado Peatonal que detecta peatones y ciclistas a través de las cámaras orientadas hacia adelante. 

Sobre el futuro del sector, Emiliano Tofolo, gerente de producto de KIA Argentina, sostiene que veremos cambios en la oferta donde los vehículos eléctricos ganarán más terreno en el corto y mediano plazo. "Los avances tecnológicos en la industria automotriz no sólo se verán en los vehículos particulares, sino también en el transporte de pasajeros, mejorando la calidad de vida de las personas en el día a día", afirma.

Autos que te cuidan

La seguridad es fundamental para las empresas de esta industria, pero algunas automotrices van más allá. Hyundai Motor Company presentó, el año pasado, el prototipo "Health + Mobility Cockpit" que monitorea la salud del conductor. La cabina posee tecnología de detección biométrica y está diseñada para crear una experiencia saludable y fomentar un estado mental positivo y sano para el conductor.

"En el futuro una serie de sensores en todo el vehículo podrán controlar el estado físico y mental del conductor, detectando desde su postura hasta su frecuencia cardíaca y su respiración. También, a través del rastreo ocular y del reconocimiento facial podrá evaluar el estado emocional. Por ejemplo, si los sensores detectan que el conductor está perdiendo la concentración al volante se activará una 'ráfaga de alerta', o si los datos muestran que el conductor tiene niveles de estrés elevados, se activará la función 'Calm Burst' para relajarlo", explica Ernesto Cavicchioli, CEO de Hyundai Motor Argentina.

Con respecto a la conectividad, desde Hyundai revelan que están colaborando con Cisco para crear una plataforma para los automóviles conectados. Ésta facilitará la comunicación entre el sistema del automóvil con la infraestructura vial, con otros vehículos, con dispositivos de Internet de las Cosas y con la nube. "Esto permitirá una conducción totalmente autónoma porque garantizará altos niveles de seguridad de la información. También contará con un 'Servicio remoto inteligente' que monitoreará el estado del vehículo para identificar y resolver problemas de forma remota", resumen Cavicchioli. Por otro lado, desde esta empresa hablan de otro concepto llamativo: "Smart House". Este servicio permitirá a los clientes integrar las funcionalidades  y prestaciones del vehículo con su hogar. ¿Cómo? Según esta compañía en el futuro se podrá compartir los gustos musicales y de entretenimiento a bordo, con los dispositivos inteligentes de la casa, e incluso el auto podrá proporcionar energía al hogar en situaciones de emergencia, utilizando la célula de combustible como generador.

Están entre nosotros

Aunque aún hay pocos autos en la calle con IA cada vez están más cerca. Entre ellos se destaca el flamante Virtus de Volkswagen. Se trata del primer auto de la compañía alemana en usar un asistente digital que se vale de Inteligencia Artificial. Es que este modelo incluye un "manual cognitivo" que utiliza Watson de IBM Cloud para responder más de 6000 preguntas sobre el vehículo.

Lo interesante es que esta aplicación -que el usuario debe descargarse en su celular- entiende lenguaje natural y "aprende" en función de las interacciones con el conductor. Las preguntas pueden hacerse por escrito, por voz e incluso es capaz de interpretar fotos. El conductor puede preguntarle sobre información técnica del vehículo, cómo conectar su smartphone o cómo instalar correctamente una silla de niños. 

Mientras que en Europa acaba de lanzarse el DS 7 Crossback. Éste cuenta con un sistema que permite controlar las condiciones de circulación en embotellamiento sin intervención del conductor. Además se estaciona solo, en paralelo o a 90 grados, sin necesidad de recurrir al volate y los pedales. El conductor sólo debe indicar en su pantalla táctil que desea estacionar y presionar el botón 'Park' y eso bastará para que el vehículo estacione en forma autónoma. 

El DS 7 Crossback también cuenta con cámara infrarroja para detectar peatones y animales a una distancia de hasta 100 metros. Otra función interesante que incluye es el “DS Driver Attention Monitoring” ¿Qué hace? A través de cámaras ubicadas en la cabina del auto se vigilan los ojos, el rostro y los movimientos de la cabeza del conductor, también la trayectoria del auto en las líneas de la ruta, desviaciones o requerimientos de giro. Ni bien detecta una  anomalía en la conducción activa automáticamente una señal sonora y se muestra una alerta en la pantalla central.

Cuentas pendientes

¿Cuánto falta para que viajemos en autos sin chofer? Como vimos muchas de estas tecnologías ya están en desarrollo y la mayor limitación parece que no es la tecnología si no de infraestructura y la regulación. De todas maneras, según las automotrices, eso no es un impedimento para continuar avanzando. "Estamos convencidos que no va a ser necesario esperar la decisiones de cada país o de cada mercado para poder avanzar. Por ejemplo muchos estábamos esperando, para conocer el tráfico en tiempo real, que las ciudades tengan cámaras en todos lados pero apareció Waze y nos enseñó que no era necesario esperar nada", ilustra el ejecutivo de Ford.

Además Labella adelanta que su empresa está impulsando un sistema abierto para invitar a todas las terminales, porque su compañía no quiere crear un sistema exclusivo si no un sistema que sea utilizado por toda la comunidad y el parque automotor. "Los autos ya están interactuando con la infraestructura cuando reaccionan según lo que ven a través de sus cámaras. Ford no va a esperar que la infraestructura provea esta información, la vamos a construir y la vamos a poner a disposición de toda la comunidad y de toda la industria", resalta. 

Por su parte, el directivo de Toyota considera que la asignatura pendiente para que los vehículos autónomos puedan desarrollarse en forma masiva tiene que ver con el estado de caminos y rutas. "Para que puedan funcionar las rutas tienen que tener ciertas condiciones porque requieren, por ejemplo, de caminos marcados. Y el otro tema es la conectividad entre las distintas plataformas de las diferentes automotrices porque es necesario detectar a otros vehículos para evitar, por ejemplo, accidentes de tránsito", detalla. Pero Prado reconoce, en ese aspecto, que la industria está cambiando drásticamente. "Las automotrices eran muy celosas de sus desarrollos pero ahora comenzaron a abrirse. Es que para que estos desarrollos tengan un impacto en la mejora de las comunidades y de las sociedades, es fundamental adquirir escalas. Los vehículos tienen que dialogar unos con otros y es crucial que se compartan sus plataformas", concluye.

Tecnologías que venden

La Realidad Virtual (RV) y Realidad Aumentada (RA) también comenzaron a cobrar protagonismo en la industria automotriz. Ford, por ejemplo, se vale de la tecnología Hololens de Microsoft para diseñar sus vehículos. "Los diseñadores e ingenieros de Ford han cambiado las herramientas de modelaje en arcilla por cascos de realidad virtual y softwares que les permiten visualizar fácilmente elementos de diseño de los vehículos como retrovisores, parrillas o interiores, en solo segundos", dicen desde Ford. 

La tecnología Hololens permite a los diseñadores ver hologramas en fondos de calidad fotográfica a través de los cascos de Realidad Aumentada. Y pueden seleccionar y pre visualizar múltiples variaciones de diseño proyectadas virtualmente en un vehículo real o en una maqueta de arcilla con solo mover un dedo. "Hoy en día, en lugar de recurrir a los materiales, en una computadora podemos desarrollar piezas e incluso evaluarlas. De esta forma se reducen significativamente los costos y los tiempos. Además los diseñadores pueden analizarlos y compartirlos en tiempo real con equipos de otro lugar del mundo", explica Santiago Labella, gerente de Comunicaciones de Ford Argentina. 

Mientras que la Realidad Virtual está siendo utilizada por las empresas de esta industria para vender sus vehículos, aún antes de fabricarlos. Ya hace cuatro años Volvo utilizó esta tecnología para hacer el test drive de su última SUV en la feria Auto show de Los Ángeles.

Mientras que Ford está estudiando las tendencias en los hábitos de compra de sus vehículos utilizando RV. A través de esta tecnologí,a la empresa quiere permitirles a sus clientes experimentar la sensación de conducir los vehículos en los que están interesados. "Con la Realidad Virtual los clientes que deseen comprar un vehículo, podrán realizar una prueba de manejo en las dunas del desierto o en la playa, sin salir de la comodidad de su hogar", revela el ejecutivo de Ford.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Carlos Vaneri Reportar Responder

Interesante empezar a pensar como la enorme cantidad de espacio valioso que las ciudades y particulares destinan a vehiculos que "duermen" estacionados puede ser redestinada.

Pablo Mollo Reportar Responder

AAA

Notas Relacionadas