Estos dos emprendedores llegaron al negocio del momento pero hace 20 años: qué hicieron bien

Los fundadores del primer marketplace para empresas de salud cuentan los desafíos de un mundo en pandemia y cómo fueron sus comienzos.

En el año 2000, fue fundada Bionexo, una empresa 100% digital enfocada en facilitar herramientas e-commerce a empresas de salud y proveedores. En la Argentina, según datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), las ventas a través de canales e-commerce aumentaron un 84% en 2020. En las últimas semanas, la empresa de automatización y e-commerce Napse constató un crecimiento en las ventas online del 20%. Con una inversión inicial de US$ 100.000, Luiz Macarrein, Mauricio Barbosa y Mariano Álvarez vieron la tendencia 20 años antes, dejaron la industria farmacéutica tradicional y fundaron la healthtech Bionexo.

"Comenzamos con el objetivo de agilizar y hacer más transparente la operatoria del abastecimiento del sector", cuenta Luis Reis, country manager de Bionexo en la Argentina. Su visión es transformar la gestión de la salud con tecnología. Hoy, asisten a 6000 proveedores y 230 empresas de salud en la Argentina.

Bionexo tiene dos unidades de negocios. La primera está enfocada en las instituciones de salud, diseñando soluciones para facilitar la gestión de stocks, compras hospitalarias e inteligencia del mercado. Además, también se enfocan en los proveedores para mejorar sus oportunidades de negocios y potenciar su gestión de ventas con un sistema de planificación de recursos empresariales o conocido por sus siglas ERP. Sus servicios se pueden adquirir mediante membresías. La empresa también tiene operaciones en Brasil, Colombia y México.

"Este año fue un desafío para todo el mundo, pero el sector salud fue el principal protagonista en lo que se refiere a la "urgencia" de la asistencia a tiempo de personas infectadas con COVID. Y en este contexto, el abastecimiento eficiente tomó un papel protagónico", señala Reis.

Según datos de la compañía, la demanda cambió: al principio de la pandemia, hubo una sobredemanda de barbijos, camisolines, alcohol líquido y en gel y los insumos para cirugía disminuyeron drásticamente.

Por la pandemia, debieron desarrollar nuevas herramientas para mejorar la planificación de stocks de insumos críticos: "Desarrollamos 'stock seguro', una calculadora de previsión de necesidad de insumos. Es una herramienta basada en algoritmos y toda la comunidad sanitaria puede usarla. Los hospitales cargan sus datos y generan un pronóstico de necesidad de insumos críticos COVID-19", desarrolla.

Herramienta stock seguro de Bionex. 

"Los compradores fueron los verdaderos héroes ocultos de la pandemia. Una empresa de salud puede contar con los mejores profesionales pero si estos profesionales no cuentan con los insumos en tiempo y forma, no pueden asistir a los pacientes como corresponde. Es menester trabajar todavía más en la profesionalización del área de compras o abastecimiento de las empresas de salud de la Argentina", reflexiona Reis.

Luis Reis, country manager en Bionexo.

Todos sus servidores están encriptados y alojados en la nube de Amazon Web Services (AWS). Monitorean sus bases de datos Oracle las 24 horas del día, los 365 días del año. "AWS posee una arquitectura de red y un centro de datos diseñados para ofrecer la mayor seguridad", explica Reis. "La infraestructura tecnológica de Bionexo posee una estabilidad del 99,5%, según datos del 2019", agrega.

Frente al crecimiento de los ciberataques, la firma implementó nuevos firewalls y certificados de criptografía para proteger los datos de sus clientes. "Todos los datos, incluyendo las transacciones realizadas, se almacenan como una copia de seguridad en la base de datos de Bionexo", señala el ejecutivo. En total, la empresa realiza siete backups diarios, cuatro semanales, 12 mensuales y cinco anuales.

"Estábamos preparados para la pandemia porque operamos de manera online desde siempre. Muchas empresas de salud ahora, a raíz de la pandemia, comprenden la necesidad de poder contar con una solución de abastecimiento online, más ágil e inteligente", concluye Reis.

Una historia de 20 años

Actual equipo de BIonexo.

Bionexo comenzó en los 2000 y su segundo inversionista fue el Banco Santander. Tres años después, cambió la gerencia de la entidad y frenaron la inversión.

"Había una resistencia en todos los niveles. La experimentación e implementación fue extremadamente difícil. Con el pasar del tiempo, comenzaron a hablarnos para vender prótesis y estent coronarios", asegura Daniel Sigulem, doctor y profesor de la Universidad de Sao Pablo.

"No éramos alumnos universitarios jugando con el negocio de nuestros padres. Éramos un grupo de personas entre 30 y 40 años sin experiencia en el mercado", cuenta Álvarez. "Es bueno anticipar las tendencias. La tecnología en ese momento era muy prematura", apunta.

El ex-socio de Bionexo, Luiz Otavio, recuerda que en el comienzo le preguntaban "¿qué es un marketplace?". "Fue una pelea terrible. Casi me separo de mi esposa. Me preguntaban para qué servía lo que hacía", recuerda.

Tags relacionados

Más de Mundo CIO

Compartí tus comentarios