*

En la curva de fin de año Apple destrona a Samsung gracias al éxito del iPhone 11

Apple está logrando lo que otros fabricantes no han podido últimamente, que su dispositivo premium más reciente, en todas sus variantes, sea el máximo exponente en ventas

Por PABLO HECKER - 03 de Febrero 2020
En la curva de fin de año Apple destrona a Samsung gracias al éxito del iPhone 11

La industria de los smartphones se encuentra en una batalla de competencia permanente que no da respiro a los usuarios.

En este caso lo que ocurrió es un cambio importante en el ranking mundial de móviles inteligentes en la recta final del año.

El buen recibimiento que tuvo la nueva familia del iPhone 11 entre los consumidores le permitió a Apple ascender a la primera posición.

La compañía con sede en Cupertino, California, vendió 78,4 millones de terminales, según estimaciones de la consultora especializada Canalys (Apple no comunica unidades vendidas), un 9% más, lo que le otorga una cuota de mercado del 21,3%.

Es que Apple sorprendió la semana pasada tras comunicar la vuelta a la senda del crecimiento de su negocio de móviles, que encadenaba cuatro trimestres de caída. La compañía registró en el último trimestre del año (el primero de su ejercicio fiscal) unos ingresos de u$s 55.960 millones.

En general ha sido un buen trimestre para la industria, el segundo en positivo, según destaca Canalys, puesto que ocho de los diez mayores fabricantes del mundo registraron un incremento de las unidades comercializadas.

Así el mercado mundial creció un 1% hasta 369 millones de terminales. Idéntico porcentaje de incremento logró Samsung, que colocó en el mercado 70,8 millones de unidades, lo que le permite mantener una cuota del 19,2%. Canalys mide las ventas de los fabricantes a los distribuidores, según se explica en el sitio del diario Expansión de España.

En tanto Huawei, tercera del ránking, está sufriendo los efectos de su ingreso en la lista negra de comercio de Estados Unidos. La compañía vendió un 7% menos por lo que pierde algo más de un punto de cuota hasta situar su participación en el 15,2%.

El "tirón" de la marca en China no es suficiente para anular el impacto que tiene la medida de la Administración Trump en mercados como Europa Occidental. De hecho, es la primera vez que registra una caída interanual en dos años.

El mayor crecimiento se lo anota Xiaomi, que suma casi dos puntos de cuota (tiene ya un 9% del mercado), tras disparar un 23% sus unidades vendidas hasta 33 millones. Le sigue muy de cerca la también china Oppo, que vendió 30,3 millones de terminales.

En el ránking anual Samsung retiene el liderazgo con un 21,8% de cuota y 298,1 millones de unidades vendidas, un 2% más. Huawei fue segunda con un 17,6% del mercado, seguida de Apple con un 14,5%. En 2018, Huawei le "robó" mercado a Samsung y se suponía que 2019 sería el año en el que retaría a la surcoreana en la lucha por el primer puesto.

"Samsung lo sabía y estaba lista para la batalla: aumentó su catálogo y redujo su margen operativo. Pero la batalla nunca se produjo, puesto que la inclusión de Huawei en la lista negra de comercio de Estados Unidos ha golpeado a Huawei fuera de China", resume Mo Jia, analista de Canalys. En la foto del conjunto del año, Huawei vendió un 17% más de unidades, Samsung aumentó un 2% y Apple redujo sus envíos en un 7%, según esta consultora.

A pesar de encadenar dos trimestres de crecimiento, el mercado cayó un 2% en el cómputo global del año 2019, en el que se vendieron 1367 millones de terminales.

"La industria ha pasado de una era de crecimiento continuado a una etapa cíclica. El incremento de los últimos trimestres no durará para siempre, veremos momentos de subidas y bajadas", explica el analista Ben Stanton.

EL PROBLEMA CHINO

Docenas de compañías estadounidenses están luchando para enfrentar la propagación del coronavirus y detener las pérdidas a causa del brote.

Pero Apple, tal vez, puede perder más que otros: depende en gran medida de la fabricación en China y de los consumidores chinos como un factor clave de ingresos.

Aunque muchos analistas piensan que es demasiado pronto para determinar cuán fuerte podría ser afectada por la enfermedad, cualquier interrupción importante o prolongada podría afectar la producción y las ventas de Apple de un solo golpe, explica CNN.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas