*

Labs

Qué hizo esta startup de nanotecnología aplicada a la salud para ganar $ 1 M

Se trata de la firma local Gigens Biotech, que se impuso entre 2611 emprendedores, con un novedoso dispositivo en un concurso organizado por el ITBA y MIT. ¿Qué mostró?

07 de Noviembre 2019
Qué hizo esta startup de nanotecnología aplicada a la salud para ganar $ 1 M

Más allá de cualquier tipo de crisis económica y la incertidumbre que suele rodear a este país, el talento de muchos jóvenes locales les permite destacarse a partir de su esfuerzo y dedicación.

Gigens Biotech es una firma local de nanotecnología dedicada a la salud que ganó la Competencia 100K LATAM organizada por el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA) y que cuenta con el apoyo del MIT (Massachusetts Institute of Technology) Sloan Latin America Office, con el objetivo de impulsar el desarrollo de startups con capacidad de generar impacto en América latina y El Caribe.

Bajo el compromiso de propulsar el desarrollo del ecosistema emprendedor de la región, más de 30 prestigiosas universidades argentinas y latinoamericanas, aceleradoras y organizaciones sin fines de lucro apoyan la iniciativa encabezada por el ITBA junto al MIT.

El proyecto presentado por Gigens Biotech es un dispositivo portátil que a partir de una gota de sangre permite a los usuarios medir los tres principales indicadores de la función renal -Urea, creatinina y potasio- y tener el resultado en tiempo real en el teléfono celular, computadora o historia clínica digital.

La importancia del proyecto surge porque la enfermedad renal comienza a manifestarse y detectarse recién cuando los riñones empiezan a funcionar de forma deficiente.

En ese sentido, el proyecto Gisens Biotech encontró la forma de acoplar el poder de la nanotecnología con el de los microprocesadores para desarrollar un dispositivo de diagnóstico portátil y ultrasensible para el monitoreo de la salud de pacientes con condiciones de salud donde el diagnóstico temprano, o el monitoreo en tiempo real, puedan generar un cambio en su calidad de vida.

Actualmente, padecen esta enfermedad renal más de 850 millones de personas alrededor del planeta. En la Argentina hay más de 5 millones de pacientes, de los cuáles la mitad debe hacerse dialisis.

En la competencia –a la que se postularon 2611 emprendedores- , la startup argentina se impuso en la categoría Accelerate (las otras dos categoríaso son Launch y Pitch), que tiene por objetivo apoyar ideas o emprendimientos en la fase de desarrollo o primeras ventas.

Gigens Biotech compitió con las startups growPack, Ponce, CAECUS Lab; y Acqua Garden, todas de la Argentina. Cada uno de esos otros proyectos finalistas consiguió US$ 2.000 cada uno.

María Florencia Piccinini (30 años, licenciada en Administración de Empresas en UCES y Posgrado en Finanzas en la UCA), Esteban Piccinini (29, licenciado en Química en la Universidad de La Plata y doctorado en Química especializado en Biosensado en La Plata y en Austria, Viena), y Luis Pierpauli (34, estudiante de medicina de la UBA) fueron los encargados de recibir el premio.

Se trata de un dispositivo similar al que tienen los pacientes diabéticos como por ejemplo el glucómetro. Ganamos el primer premio, que es de US$ 20.000”, detalló Florencia Piccinini, en diálogo con Infotechnology.

¿Cómo surgió la startup?

“En 2017, Esteban, que es mi primo, empezó con este proyecto en el laboratorio. Recién a mediados de 2018, me contó la idea, me pareció un buen proyecto y me sumé. Pero entendimos que no podía quedar ahí. Fue entonces que empezamos a pensar en transferir la tecnología a un producto real”, precisó Florencia.

A fines de 2018, el proyecto de los primos Piccinini ganó el premio IB50K que entrega el Instituto Balseiro, ahí se transformó en el puntapié fundacional para que quede establecida la startup Gigens Biotech.

“Allí empezamos a hacer las pruebas y pasamos todo del laboratorio a un producto real. Hoy tenemos el prototipo funcionando, pero aún nos falta la validación”, contó.

Con vistas al futuro inmediato, los jóvenes empezarán en enero a realizar la validación clínica del dispositivo con una gran muestra de pacientes. “El medidor debe estar aprobado por los médicos e institutos regulatorios. En el ámbito local, ese es la ANMAT -Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica”, puntualizó.

Desde Gisens Biotech son optimistas en conseguir la validación y lanzar el dispositivo al mercado entre octubre y noviembre de 2020.

Luis hoy se encarga de las relaciones públicas y tratar de conseguir inversiones para hacer la patente y conseguir validaciones locales e internacionales. Este premio nos ayudará mucho”, añadió Florencia.

No obstante, más allá del dinero recibido -unos $ 1.260.000, al tipo de cambio de hoy- y la búsqueda de las validaciones correspondientes para este dispositivo, en Gisens Biotech ya piensan en el próximo objetivo.

Queremos avanzar y extender la tecnología a otras enfermedades autodegenerativas para conseguir un diagnóstico temprano de Alzheimer. Actualmente, esta enfermedad se diagnostica a través de imágenes. El problema es que cuando se realiza ese diagnóstico ya es tarde y no se puede retrasar su avance”, contó Florencia.

La joven precisó que la búsqueda de Gisens Biotech será “medir ciertos neurotransmisores y para hacer un diagnóstico preventivo”. “Si bien el Alzheimer no se puede frenar, lo que queremos lograr es retrasar su avance para hacer más el lento el deterioro”, completó.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas