Labs

Qué es la Hidroxicloroquina, el medicamento que desde ayer están probando en Argentina contra el coronavirus

Cómo será el tratamiento de la OMS que probará Argentina junto a otros 9 países.

30 de Marzo 2020
Qué es la Hidroxicloroquina, el medicamento que desde ayer están probando en Argentina contra el coronavirus

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García confirmó que Argentina se encuentra entre los 9 países donde la Organización Mundial de la Salud (OMS) llevará a cabo pruebas para determinar la eficiencia de un nuevo medicamento contra el coronavirus, el país fue seleccionado para probar ensayos clínicos para enfrentar la pandemia con terapias alternativas. El funcionario, afirmó que en Argentina se están tratando tres enfermos graves, en el hospital Posadas, con hidroxicloroquina. "Es un sanador contra la malaria y el lupus, una vieja droga que se dice que tendría un efecto positivo. No puedo hacer juicio de valor. No podemos dejar de probar nada", dijo.

"El mundo nos toma de ejemplo y de eso tenemos que estar orgullosos todos los argentinos", destacó.

¿Cómo funciona el nuevo medicamento?

La hidroxicloroquina es un principio activo antimalárico o antipalúdico que se vende con los nombres comerciales Plaquenil, Axemal (en la India), Dolquine, Ilinol, y Quensyl. También, se utiliza para reducir la inflamación en el tratamiento de la artritis reumatoide y del lupus. Se diferencia de la cloroquina por la presencia de un grupo hidroxilo en el extremo de la cadena lateral. Está disponible para administración oral como sulfato de hidroxicloroquina (Plaquenil), de los cuales 200 mg contienen 155 mg de base en forma quiral. La hidroxicloroquina tiene una farmacocinética similar a la cloroquina, con rápida absorción gastrointestinal, y se elimina por el riñón.

La hidroxicloroquina posee acciones antimaláricas y también ejerce un efecto benéfico en el lupus eritematoso (sistémico y discoide) y en la artritis reumatoide. El mecanismo de acción no se conoce precisamente, pero parece estar ligado a la elevación del pH intracitoplasmático, lo cual altera el ensamble de las cadenas α y ß de las moléculas de la clase II del complejo mayor de histocompatibilidad, y así estaría interfiriendo con el procesamiento antigénico y, por tanto, disminuyendo el estímulo autoinmune de las células CD4+.

La hidroxicloroquina, por lo general, se tolera muy bien y los efectos secundarios graves son poco frecuentes. Los efectos secundarios más comunes son náuseas y diarrea, que suelen mejorar con el tiempo o al tomar el medicamento con las comidas. Entre los efectos secundarios menos comunes se encuentran erupciones cutáneas, cambios en el pigmento de la piel (como oscurecimiento o puntos negros), en el cabello (decoloración o fragilidad) y debilidad muscular.

En muy pocos casos, la hidroxicloroquina puede provocar anemia en algunos pacientes. Esto puede suceder en personas con una afección conocida como deficiencia de G6PD o porfiria.

En casos poco frecuentes, la hidroxicloroquina ha causado trastornos visuales o pérdida de la visión, pero estos problemas se producen con mayor frecuencia en los pacientes que toman dosis altas durante muchos años, en personas de 60 años o mayores, o en los que sufren enfermedades renales considerables. La dosis utilizada hoy en día es menor que la que se empleaba originalmente para tratar la artritis o malaria. En la dosis actual recomendada, es muy improbable que se presenten problemas visuales durante el tratamiento con este medicamento.

El fármaco está actualmente en fase de ensayo clínico. Este procedimiento científico consiste en un estudio experimental y prospectivo en el cual el investigador provoca y controla las variables y los sujetos (pacientes, la mayoría de los casos) son asignados de forma aleatoria a las distintas intervenciones que se comparan. Debido a que es el tipo de estudio epidemiológico que presenta menores errores sistemáticos o sesgos, constituye la mejor prueba científica para apoyar la eficacia de las intervenciones terapéuticas. El elemento esencial del ensayo es la existencia de un grupo de comparación o grupo de control, que permite probar si la nueva intervención (por ejemplo un nuevo fármaco) es mejor o no que las ya existentes o que no intervenir (efecto placebo).



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas