*

Labs

Qué es el Ruxolitinil, la droga "último recurso" que ya usa Italia para sanar enfermos de coronavirus

El Ruxolitinib podría convertirse en un fármaco muy eficaz para evitar la internación en terapia intensiva de pacientes con coronavirus.

01 de Abril 2020
28-03-2020 Coronavirus - Laboratorio de salud p�blica hace an�lisis por coronavirus

Italia se convirtió en el epicentro europeo del coronavirus con más de 8.300 fallecidos y aproximadamente 95.000 contagiados. Estos números estremecedores llevaron al país a experimentar con fármacos utilizados contra otras enfermedades para salvar la vida de los pacientes con COVID-19. Ante la trágica situación, los resultados satisfactorios del Ruxolitinib está generando esperanza en la comunidad médica.

Una de las pruebas más contundentes en el uso de este fármaco se dio hace unos días atrás en el hospital de Livorno, Toscana, cuando a dos pacientes en grave estado, de 28 y 72 años, se les fue suministrado Ruxolitinib. Según cuenta el profesor Spartaco Sani, el tratamiento arrojó resultados “completamente satisfactorios” y en doce horas ya respiraban sin necesidad de estar conectados a un respirador artificial en terapia intensiva.

Los pacientes respiraban autónomamente y siguen siendo tratados sin necesidad de entubarlos en Terapia Intensiva, lo que permitiría reducir la demanda a los hospital y evitar posibles colapsos. La dirigente de la sanidad de la región Tosca, Letizia Casani, declaró ante el inicial éxito del experimento: “Esperamos que el Ruxolitinil permita no hacer llegar a los pacientes con un comienzo de crisis respiratoria a la terapia intensiva, garantizándoles una cura rápida”. Las pruebas continúan y la fama del remedio permitirá nuevas experimentaciones en Italia y en otros países, especialmente en China, donde los estudios de los fármacos salvavidas están más avanzados.

Italia también está experimentando con el Remdesivir, un antiviral que está siendo probado en varios centros, entre ellos, el el hospital Sacco de Milán, el instituto Spallanzani de Roma y el policlínico de Pavia. Un paciente de 39 años fue tratado satisfactoriamente con este fármaco en el hospital de Santa Ana de Caserta.

Por su parte, el medicamento es usado normalmente en pacientes que rechazan el transplante de médula ósea, por lo que algunos profesionales alertan sobre posibles efectos secundarios y por la dificultad de conseguir masivamente el medicamento.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas