Labs

Prohibidos los aires acondicionados en el verano: hay motivos médicos

El gobernador Axel Kicillof anunció que los alojamientos no podrán habilitar sus sistemas de aire acondicionado. En qué estudios basan esta decisión.

21 de Octubre 2020
Prohibidos los aires acondicionados en el verano: hay motivos médicos

Aunque todavía las cámaras y los empresarios del sector turístico siguen negociando con el gobierno provincial la reapertura turística, el gobernador de Buenos Aires confirmó ayer que la temporada de verano comenzará el 1 de diciembre hasta el 4 de abril. Axel Kicillof anunció que no podrán abrir teatros, casinos, bingos ni campings. Además, prohibió el uso de aire acondicionado en hoteles y lugares de alojamiento. El Ministerio de Producción bonaerense ratificó la información. Esta decisión se basa en múltiples estudios internacionales. La comunidad internacional sugiere que la ventilación con sistemas de aire acondicionados podrían facilitar la transmisión del virus.

La Organización Mundial de la Salud asegura que la principal vía de contagio es la transmisión aérea. “Una forma de aerosol del virus significa que la gota no cae de inmediato, sino que se queda en el aire durante un tiempo. Así que puedes entrar en una habitación pensando que todo está bien y luego inhalarlo”, explicó el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EEUU.

Cuáles son los estudios

Según un estudio realizado en China por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas (CDC), los contagios de COVID-19 en espacios cerrados estarían relacionados con el uso de sistemas de aire acondicionado. El estudio fue publicado en el mes de junio.

En el distrito Guangzhou Yuexiu, China, los científicos investigaron 91 (83 eran clientes, ocho miembros del personal) personas que estaban almorzando en un restaurante. El lugar no tenía ventanas pero sí aire acondicionado. De los clientes, diez se enfermaron.

Los aires acondicionados extraen el calor del aire y utilizan un gas refrigerante para generar un intercambio térmico. El fin del estudio de este experimento fue mostrar cómo se esparce la enfermedad: los 73 clientes restantes no se enfermaron y los empleados tampoco.

Lo que sucedió es que los sistemas de aire acondicionado tienen una dirección predeterminada del flujo del aire. Esto podría propiciar contagios. La investigación concluyó con una recomendación: mejorar la ventilación en lugares cerrados y continuar respetando la distancia social y el monitoreo de temperatura corporal.

 

Las razones

Los especialistas del CDC coincidieron que el virus se transmite principalmente a través de minúsculas partículas de no más de 0,005 milímetros que se esparcen cuando una persona infectada tose, estornuda o habla.

Estas “gotitas” tienen la capacidad de volar a través del aire antes de aterrizar sobre otra persona. Los científicos descubrieron que la transmisión de gotitas fue provocada por la ventilación con aire acondicionado.

No obstante, los científicos aún continúan realizando estudios para estar seguros de hasta qué punto una nube de diminutas partículas virales podría permanecer en el aire e infectar a la siguiente persona que camine por el mismo espacio.

Según un estudio de la Universidad de Oxford junto al Instituto de Tecnología de Massachusetts llevaron a cabo un estudio sobre el distanciamiento social y los riesgos de las grandes multitudes. Sugirieron que las partículas de coronavirus y finalmente los especialistas coincidieron que el virus se transmite principalmente a través de minúsculas partículas de no más de 0,005 milímetros.

Los científicos coincidieron que los lugares con poca ventilación son un gran foco de contagio y recomendaron purificadores de aire para mantener los ambientes cerrados libres de virus y bacterias. Además hicieron especial énfasis en la distancia social permitida para reducir la probabilidad de contagio.

Asimismo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) confirmaron que algunos procedimientos hospitalarios, como la intubación de un paciente, "podrían generar aerosoles infecciosos". Un reciente estudio del CDC encontró que el coronavirus podría viajar hasta cuatro metros como un aerosol en los entornos hospitalarios.

De acuerdo a la investigación, la principal diferencia entre las gotitas y los aerosoles es que los primeros son pesados y grandes, por lo que no pueden permanecer en el aire por mucho tiempo. En cambio, los aerosoles, también llamados núcleos de gotitas por la OMS, son más pequeños que 5 micrómetros, su tamaño aproximado es de 0,005 milímetros.

El CDC aclaró que continuará estudiando la propagación del virus. Según el organismo, el coronavirus puede inhalarse “por la nariz, la boca, las vías respiratorias y los pulmones y causar una infección”.

Aunque dos metros es la distancia que los CDC consideraron adecuada para el distanciamiento social, algunas investigaciones descubrieron que el coronavirus podría llegar más lejos. La tos o los estornudos vigorosos, durante los cuales el paciente da más energía a su exhalación, pueden enviar sus partículas microscópicas más allá del rango de 0,5 y dos metros. El estudio de los CDC se hizo eco de esta conclusión afirmando que la distancia máxima de transmisión del aerosol del SARS-CoV-2 podría ser de hasta cuatro metros.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas