Labs

La extraña conexión entre el coronavirus y el dengue: la picadura daría inmunidad

El COVID-19 tardó más en propagarse en zonas con mayor transmisión de dengue, según un reciente estudio publicado por la agencia Reuters.

21 de Septiembre 2020
La extraña conexión entre el coronavirus y el dengue: la picadura daría inmunidad

Actualmente Brasil es el tercer país con más casos de coronavirus en el mundo. Más de 4 millones y medio de personas están infectadas. La situación en el país latinoamericano es crítica: alrededor de 136 mil personas fallecieron por la pandemia. En este contexto, un profesor de la Universidad de Duke analizó el brote de COVID-19 en Brasil y encontró un curioso vínculo entre la propagación de la pandemia y brotes de dengue. El estudio fue compartido exclusivamente con la agencia Reuters.

El estudio fue liderado por Miguel Nicolelis y sugiere que la exposición prolongada a mosquitos Aede aegypti podrían proporcionar inmunidad contra el SARS-CoV-2. “Este sorprendente hallazgo plantea la intrigante posibilidad de una respuesta inmunológica cruzada entre los serotipos Flavivirus del dengue y el SARS-CoV-2”, explica el estudio.

En la investigación se comparó la distribución geográfica de casos de COVID-19 con la propagación de la enfermedad del dengue entre 2019 y 2020. Como resultado, descubrieron que aquellas áreas con menores tasas de infección de COVID-19 y con mayor tiempo de duplicación de contagios sufrieron brotes fuertes y letales de dengue este año o el anterior.

El dengue podría tener anticuerpos en común con el coronavirus, según el estudio en cuestión. “Si se demuestra que esta hipótesis es correcta, podría significar que la infección por dengue o la inmunización con una vacuna eficaz y segura contra el dengue podría producir algún nivel de protección inmunológica”, escriben los investigadores en el estudio.

Los investigadores también analizaron muestras de sangre de personas que tuvieron dengue en el último tiempo. Al someterlas a un test de anticuerpos de COVID-19, en múltiples ocasiones dieron falso positivo incluso si nunca estuvieron infectados de coronavirus.

“Esto indica que existe una interacción inmunológica entre dos virus que nadie podría haber esperado, porque los dos son de familias completamente diferentes”, aseguró Miguel. Sin embargo, aclaró que se necesitará continuar investigando sobre el tema para tener una respuesta contundente.

Paraná, Santa Catarina, Rio Grande do Sul, Mato Grosso do Sul y Minas Gerais fueron algunas de las zonas geográficas que fueron analizadas en el estudio: en dichos lugares el COVID-19 tardó más tiempo en propagarse. Estados como Amapá, Maranhão y Pará tuvieron menos casos de dengue y el virus alcanzó su punto álgido más rápidamente, según el estudio.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas