Gambito de Dama: ¿el ajedrez sirve realmente para mejorar la memoria y la inteligencia?

La serie de Netflix puso al milenario deporte en boca de todas las personas. La sabiduría popular habla de crecimiento del coeficiente intelectual, las habilidades de resolución de problemas y la concentración. 

Con el estreno de la serie Gambito de Dama en Netflix, y su inesperado éxito, el ajedrez está en boca de todos en estos días y esto incluye ciertos mitos alrededor del milenario juego 

Según la "sabiduría popular", el ajedrez tiene una serie de beneficios cognitivos, incluyendo la mejora de la memoria, el coeficiente intelectual, las habilidades de resolución de problemas y la concentración. Sin embargo, no hay muy pocas pruebas científicas que apoyen estas conclusiones. Puntualmente, dos estudios encontraron que los educadores y los padres creen que el ajedrez tiene muchos beneficios educativos. Pero los niños del estudio que jugaron al ajedrez no mostraron mejoras significativas en las puntuaciones de los exámenes estandarizados en comparación con los niños que no jugaron.

Beth Harmon, la protagonista de la miniserie que ya vieron 62 millones de espectadores, según cifras dadas a conocer por Netflix.

El primer estudio, que se realizó en Australia, examinó las percepciones de los educadores y padres sobre los beneficios de jugar al ajedrez. En 2016, 314 participantes, entre los que se encontraban directores de escuela, profesores, coordinadores de ajedrez y padres de algunas partes de Queensland y NSW, rellenaron una encuesta anónima en línea. Estuvieron a cargo tres investigadores: Graeme Gardiner, especialista en ajedrez de la Universidad de Queensland del Sur; Gail Ormsby, especialista en Educación, doctora en Filosofía e investigadora de la misma universidad; y Luke Van Der Laan, con un doctorado en Liderazgo de esta casa de estudios australiana.

Se pidió a los participantes que declararan cuánto estaban de acuerdo o en desacuerdo con 34 afirmaciones sobre los beneficios de jugar al ajedrez, tales como: el aprendizaje del ajedrez ayuda a los niños a desarrollar sus capacidades de pensamiento crítico. La mayoría de los participantes estuvieron de acuerdo o muy de acuerdo con la mayoría de las afirmaciones sobre los beneficios del ajedrez. Por ejemplo, casi el 80% (249 de 313) estuvieron muy de acuerdo en que el aprendizaje del ajedrez tenía beneficios educativos para los niños. Otro 87% (269 de 310) estuvo muy de acuerdo en que el aprendizaje del ajedrez ayuda a los niños a desarrollar la capacidad de resolver problemas. Y el 59 por ciento (184 de 314) del ajedrez de aprendizaje tiene beneficios para los niños indígenas e isleños del Estrecho de Torres.

La encuesta también incluyó un espacio para comentarios de los participantes: "El ajedrez es una gran actividad para que todos los niños participen. Es una de las muchas actividades que las escuelas pueden ofrecer y que ayudan al desarrollo académico, social y emocional de los niños". Un padre expresó: "Desde que empezó las clases [mi hijo] se ha convertido en un estudiante a tiempo completo y está manejando las situaciones sociales mucho mejor que antes. El ajedrez lo ha empujado a pensar de diferentes maneras".

Pero... ¿esto es realmente así?

Estos Millennials cuentan sus secretos para ganar millones con el póker online

En el poker, para que algunos ganen, otros tienen que perder. Solo que ahora el juego pasó del clásico paño verde a las salas de internet. Cuál es el negocio y cómo se ganan la vida quienes se dedican full-time a equilibrar azar y habilidad.

Estudios previos que exploraron si el ajedrez mejora las habilidades cognitivas de los niños han tenido resultados mixtos. Algunos han encontrado que jugar al ajedrez estaba relacionado con mejores habilidades de pensamiento. Por ejemplo, un estudio realizado en Nueva York durante 2012 descubrió que los niños de un grupo que había aprendido ajedrez o música se desempeñaron ligeramente mejor que los niños del grupo que no aprendieron ninguna de las dos cosas. Pero el estudio también observó que la mejora en el grupo de ajedrez no era estadísticamente significativa. Mientras tanto, un ensayo realizado en 2017 con más de 4.000 niños en Inglaterra no encontró ninguna evidencia de que la enseñanza del ajedrez tuviera algún efecto en los resultados de los exámenes de matemáticas, lectura o ciencias de los niños.

Mientras tanto, y volviendo a Australia, buscaban probar si había, de hecho, una correlación positiva entre aprender a jugar al ajedrez y las habilidades de razonamiento verbal, numérico y abstracto (visual) de los alumnos. El estudio exploró esto en los estudiantes de primer a quinto año en una escuela privada en Queensland. En particular, el estudio examinó si una serie de variables relacionadas y no relacionadas con el ajedrez afectaban a las puntuaciones de las pruebas estandarizadas del grupo de ajedrez en comparación con los grupos de control.

Geek Out: estos emprendedores argentinos planean facturar $ 1,4 millones con su hobby

"Muchos ven mi progreso, pocos ven mi sacrificio." Esta frase, popular en los paragolpes de vehículos de gran porte, es una posible muestra del trabajo que desde 2014 vienen llevando a cabo la pareja conformada por Laura Muollo y Ezequiel Wittner, junto a Martín Colodner, por popularizar la movida de los juegos de tablero en la Argentina.

El estudio consistió en 203 estudiantes (con previa aprobación de sus padres) que optaron por el estudio. Formaron cuatro grupos (basados en el mismo enfoque que el estudio de Nueva York de 2012 mencionado anteriormente). Los grupos estaban formados por:

- 46 estudiantes que aprendieron a jugar al ajedrez
- 48 estudiantes que aprendieron a tocar música
- 37 estudiantes que aprendieron a jugar al ajedrez y a la música
- 72 estudiantes que no aprendieron ni ajedrez ni música

Se dieron lecciones semanales de ajedrez a 83 estudiantes durante seis meses: 24 del primer año, 20 del segundo, 8 del tercero, 18 del cuarto y 13 del quinto. Las lecciones semanales de música se dieron a 85 estudiantes durante seis meses: 16 del primer año, 15 del segundo, 12 del tercero, 23 del cuarto y 19 del quinto.

Luego, utilizaron examenes estandarizadas para medir si había algún cambio significativo en las puntuaciones de los diferentes grupos. Los estudiantes de primer y segundo año fueron evaluados usando las pruebas de las Matrices Progresivas de Raven (RPM), que son pruebas de inteligencia de opción múltiple de razonamiento abstracto. Los estudiantes de tercer, cuarto y quinto año fueron evaluados utilizando las Pruebas de Capacidad General (AGAT) del Consejo Australiano de Investigación Educativa (ACER), utilizadas para evaluar las habilidades de razonamiento de los estudiantes en tres áreas: verbal, numérica y abstracta (visual).

Hubo pequeñas mejoras en las puntuaciones de las pruebas estandarizadas de los grupos de ajedrez y música, pero no fueron estadísticamente significativas.

El primer debate "encarnizado" entre un hombre y una máquina terminó en empate

El test de Turing fue propuesto por el científico de apellido homónimo allá por 1950. En él, el experto buscaba la respuesta a una sencilla pregunta: ¿las máquinas pueden pensar? Mutatis mutandis, la cuestión se simplificó y quedó en demostrar si una máquina puede imitar a un ser humano de tal manera que otros seres humanos no fueran capaces de detectar la diferencia.

Estos hallazgos, dicen los investigadores detrás de estos estudios, no significan que aprender a jugar al ajedrez no tenga beneficios para las habilidades cognitivas. "Hay muchos tipos diferentes de pensamiento y medidas de inteligencia que aún no comprendemos completamente. Esto es especialmente relevante en un mundo en el que el pensamiento conceptual se ha convertido en una habilidad tan vital", dijeron oportunamente.

Las diferentes formas de pensamiento asociadas a los beneficios del ajedrez pueden incluir el pensamiento creativo, el pensamiento crítico, el pensamiento lógico, la intuición, el razonamiento lógico, el pensamiento sistémico, el pensamiento estratégico, la previsión, el pensamiento convergente, el pensamiento analítico, la resolución de problemas y la concentración.

Por esto recomendaron que las investigaciones posteriores deben tener por objeto explorar qué tipo de pensamiento puede mejorar el ajedrez, si se quiere arriba a un acuerdo entre académicos, educadores, padres y jugadores.

Tags relacionados

Más de Labs

Compartí tus comentarios