*

Labs

Este Nobel de Economía descubrió el secreto para "pensar sin errores"

Ganó el Premio Nobel por descifrar cómo toman decisiones empresarios y personas comunes. Qué descubrió y por qué es tan controversial. 07 de Mayo 2018
Este Nobel de Economía descubrió el secreto para "pensar sin errores"

¿Cómo se toman las decisiones a diario?, ¿cómo afecta eso a la innovación y los negocios? Durante más de diez años, un científico galardonado con el Nobel se dedicó a investigar estas y otras preguntas referidas a cómo decidimos lo que decidimos día a día. Estos fueron sus  resultados.

"Pensar rápido, pensar despacio" es un libro publicado el 2011 por el psicólogo Daniel Kahneman (Tel Aviv, 1934). En la actualidad, es profesor de Psicología en la Universidad de Princeton. Especialista en psicología cognitiva, la principal contribución de Kahneman a la Economía consiste en el desarrollo, junto a Amos Tversky, de la denominada Teoría de las perspectivas (prospect theory), según la cual los individuos toman decisiones, en entornos de incertidumbre, que se apartan de los principios básicos de la probabilidad. A este tipo de decisiones las denominaron atajos heurísticos. El psicólogo también enfoca su investigación en cómo se toman las decisiones más sopesadas y racionales: cuándo y cómo sucede esto.

Kahneman analiza el momento y el estado en el cual se debe confiar en las intuiciones y cuando no, y de qué modo se pueden aprovechar mejor los beneficios del pensamiento lento. Asimismo, propone enseñanzas prácticas sobre cómo tomar decisiones profesionales y personales, así como utilizar diferentes técnicas psicológicas para protegernos de los fallos mentales que nos crean problemas sociales.

 

 

En este sentido, el autor enumera cuáles son algunas de las "falacias" en las que caemos. Por ejemplo, el efecto marco. Este se da cuando las conclusiones a las que llegamos dependen de puntos iniciales de referencia; cuando en un experimento se pregunta a participantes si aceptarían someterse a una operación quirúrgica dando a unos una posibilidad de éxito del 90 por ciento, y a otros un índice de mortalidad del 10 por ciento, el porcentaje de los primeros que acepta el riesgo es mucho mayor, a pesar de que la situación es la misma).

El efecto anclaje, cuando nos dejamos ser influenciados por números irrelevantes: en experimentos, cuando se parte de un número más alto, el participante da una respuesta más alta, y viceversa).

También menciona "falacia de la conjunción": tendemos a sustituir una pregunta complicada por otra más fácil lo que lleva a menudo a caer en la falacia de la conjunción. En el que Kahneman llama su "mejor conocido y más controvertido" experimento, se habla a los participantes de una persona imaginaria, Linda, que es joven, soltera, franca y brillante; que como estudiante, está profundamente preocupada por la discriminación y la justicia social. Cuando se les pregunta si es más probable que 1) Linda sea cajera en un banco o que 2) sea cajera de ese mismo banco pero, a la vez, activista feminista, la respuesta que siempre se impone es la segunda, aunque viole las leyes de la probabilidad.

 

"El impacto de la aversión a la pérdida y el exceso de confianza en las estrategias empresariales, la dificultad de predecir lo que nos hará felices en el futuro, el reto de enmarcar adecuadamente los riesgos en el trabajo y en el hogar, el profundo efecto de los sesgos cognitivos sobre todo lo que hacemos, desde jugar en la Bolsa hasta planificar las vacaciones; todo esto solo puede ser comprendido si entendemos el funcionamiento conjunto de los dos sistemas a la hora de formular nuestros juicios y decisiones. Al implicar al lector en una animada reflexión sobre cómo pensamos, Kahneman consigue revelar cuándo podemos confiar en nuestras intuiciones y cuándo no, y de qué modo podemos aprovechar los beneficios del pensamiento lento. Además, ofrece enseñanzas prácticas e iluminadoras sobre cómo se adoptan decisiones en la vida profesional o personal, y sobre cómo podemos usar distintas técnicas para protegernos de los fallos mentales que nos crean problemas", concluye el autor.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

9 Comentarios

Marco Giovannini Reportar Responder

El exito y la Prosperidad se hacen realidad cuando uno los busca como objetivos, este señor puede que eligio el ayudar a la gente. Le agradezco su aporte, Daniel Kahneman y le envio Bendiciones!!!

Marco Giovannini Reportar Responder

No me parece hay diversos objetivos que elige la gente no es siempre el dinero.

Mauricio Elgato Reportar Responder

Mmmmm y porque no está en la lista de los hombres más ricos del mundo? Es que es tan humilde que prefiere que otros aprovechen sus conocimientos y se conforma con las mascaras ganancias que le dé la editorial por el libraco??

Francisco Fern¡ndez Abella Reportar Responder

¡ESTÁN VERDES, DÍJOLE EL ZORRO A LAS UVAS!

Aga Menón Reportar Responder

Si el tipo descubrió el secreto para pensar exitosamente, por qué no se dedica a lograr el éxito en lugar de ser un pobre escriba a sueldo de una editorial que ganará 100 veces más que él vendiendo basura?

Oscar Lazarte Reportar

Tenes razón. Todo para la Vila de puro bla, bla, bla..

Pablo Kaegi Reportar Responder

Un chivito de Penguin Random House, nada más que eso.

Francisco Smoljanovich Reportar Responder

este infotechnology es info para tecnos...logis

Eduardo A. Capriotti Reportar Responder

Como nota para promocionar la venta del libro.... esta bastante bien.

Notas Relacionadas