Labs

El método de este argentino que usa sangre para curar el coronavirus: quién es y por qué sonó para el Nobel

Cómo funciona el nuevo método que puede ayudar a los pacientes de coronavirus.

16 de Abril 2020
El método de este argentino que usa sangre para curar el coronavirus: quién es y por qué sonó para el Nobel

Un grupo de más de sesenta profesionales -la mayor parte argentinos, algunos de los cuales residen en Estados Unidos- autodenominado CPC-19 (Convalescent Plasma COVID-19) trabaja actualmente ad honorem, bajo la coordinación de Laura Bover -investigadora del M.D. Anderson Cancer Center de Houston (Texas, Estados Unidos)- en la elaboración de protocolos de emergencia para la utilización de plasma de pacientes recuperados de la infección por el Coronavirus SARS–CoV-2, que sea rico en anticuerpos específicos, en el tratamiento de casos severos de COVID-19, que no respondan a las terapias aprobadas por el Ministerio de Salud de la República Argentina.

Este método terapéutica ya fue usada en la Argentina y en el mundo frente a otras pandemias (y se considera que es exitoso) y ya está siendo utilizada en países como China, Estados Unidos e Italia para tratar casos de COVID-19. Al grupo lo conforman expertos en diversas áreas de la ciencia y la medicina como bioquímicos, hemoterapeutas, infectólogos, virólogos, epidemiólogos e inmunólogos, pero también, por ejemplo, abogados que asesoran sobre cuestiones legales a la hora de armar los protocolos.

"La utilización de Plasma convaleciente (de pacientes recuperados) se daría en el caso de pacientes que no respondan a las terapias aprobadas de emergencia por el Ministerio de Salud de la República Argentina. Esta terapia también de emergencia consistiría en el uso inmediato potencial o uso compasivo, de plasma de pacientes convalecientes recuperados, que hayan padecido COVID-19 (Enfermedad de Coronavirus), debida a infección con el virus SARS CoV-2", informaron el sitio que agrupa a los investigadores.

El bioquímico especializado en cáncer, el argentino Gabriel Rabinovich, lo expresó así en sus redes sociales.

El protocolo de donación establece que ésta se haga a través de lo que se conoce como plasmaféresis, una tecnología que permite extraer sangre y aislar el plasma (parte soluble de la sangre) de las células, para devolver estas últimas al donante. De esta forma, el paciente convaleciente no ve disminuida la cantidad de glóbulos blancos y glóbulos rojos presentes en su organismo.

Sin embargo, los investigadores aclaran que "los rápidos y constantes cambios en el campo del COVID en cuanto a su información, resultantes de investigación, experiencia clínica, los aspectos únicos de las situaciones clínicas individuales y la posibilidad de error humano, exigen que se haga un uso criterioso profesional cuando se tome una decisión clínica".

Y suman que "es responsabilidad del médico tratante y/o de la Institución determinar el mejor tratamiento para el paciente en base a sus conocimientos individuales".



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas