*

Labs

Diabesidad: la condición prexistente que afecta a 25% de los argentinos es la más peligrosa para el coronavirus

Múltiples estudios brindan evidencia de que la diabetes y la obesidad complican el tratamiento y la recuperación de COVID-19.

22 de Abril 2020
Diabesidad: la condición prexistente que afecta a 25% de los argentinos es la más peligrosa para el coronavirus

Según un informe del CDC, las personas hospitalizadas por síntomas severos de coronavirus que tenían enfermedades preexistentes como la diabetes, una enfermedad crónica de pulmón o problemas cardiovasculares tuvieron complicaciones.

Para el Centro Médico estadounidense Wexner, “es lógico pensar que los pacientes con obesidad o obesidad severa tendrán condiciones de salud que pueden llevar al COVID-19 a agravarse”.

“Los pacientes con obesidad severa son una población compleja de tratar en una sala de cuidados intensivos y pueden tener dificultades para recuperarse si desarrollan una enfermedad severa como el COVID-19”.

Argentina tiene un problema grave: de 6 de cada 10 adultos tienen sobrepeso, según el Ministerio de la Nación.

 

Según datos de la 4º Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada por la Secretaría de Gobierno de Salud y el INDEC, el 61,6% de los argentinos tiene exceso de peso, en una proporción de 36,2% de personas con sobrepeso y 25,4% con obesidad.

Las funciones respiratorias de las personas con obesidad pueden comprometerse: desde asma hasta apnea obstructiva del sueño o enfermedad pulmonar restrictiva, según un estudio publicado en medrXiv

Para mantener un paciente con diabetes estable, se debe llevar un control glucémico óptimo más frecuente de la glucosa en sangre. 

Un estudio del departamento de Endocrinología de Copenhague, explica que "curarse de COVID-19 es un desafío doble para las personas con diabetes". Además, apuntaron a la obesidad como factor de riesgo: "Las personas con obesidad abdominal grave también tienen problemas respiratorios mecánicos, con una ventilación reducida de las secciones pulmonares basales que aumentan el riesgo de neumonía", es decir, saturan menos oxígeno en sangre y esto podría ser un riesgo si los pulmones se encuentran comprometidos de COVID-19.

Según un epidemiólogo francés, la obesidad es, de hecho, “un gran problema frente al COVID-19”. Jean-Francois Delfraissy dijo que “Estados Unidos es vulnerable” por esta razón.

El epidemiólogo dijo que 17 millones de franceses de 67 millones podrían estar en riesgo por ser mayores de edad, por enfermedades preexistentes u obesidad.

“El virus es terrible, puede enfermar gente joven, en particular, gente joven obesa. Aquellos que están excedidos de peso deben tener cuidado”, dijo el epidemiólogo francés a una radio del lugar.

Los médicos sostienen que la diabetes puede desarrollar enfermedad renal diabética o la cardiopatía isquémica: estas dos enfermedades, aumentan aún más la gravedad de COVID-19 y la necesidad de atención.

Los médicos de Nueva York, el estado más golpeado de Estados Unidos frente al brote de COVID-19, focalizan en dos grupos de riesgos: los adultos mayores y los obesos. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas