Agrotech

Son argentinos, empezaron sin tener una idea clara y ya llegaron a 70 países

Auravant es una plataforma que permite realizar seguimiento y monitoreo de cultivos a través de imágenes satelitales o de drones. Ya monitorean 7 millones de hectáreas en el mundo.

Los fundadores de Auravant son el ejemplo perfecto de que cuando hay un buen equipo y ganas de emprender, la idea viene sola. Nicolás Larrandart (un ingeniero electrónico del ITBA que trabajaba en Telefónica) fue el punto de encuentro entre los tres socios fundadores. A Leandro Sabignoso (también ingeniero electrónico del ITBA) lo conoció porque también trabajaba en Telefónica, y a Leonardo Fernández (ex Techint, que en ese momento trabajaba en Bayer) lo conocía desde el colegio.

Los tres tenían perfiles similares y ganas de crear su propia empresa. Empezaron con una empresa de drones, porque era algo que les interesaba, y como Fernández estaba trabajando con temas de agro, decidieron apuntar su servicio hacia esa industria, luego de varios intentos fallidos (y varios drones rotos) en otros sectores.

En el campo encontraron que había mucho por hacer en cuanto a tecnologías digitales, y de a poco fueron mutando sus productos. Empezaron invirtiendo unos US$ 50.000 de sus bolsillos y luego consiguieron el apoyo de NEXTLabs y Wayra (el brazo de inversión, innovación abierta y apoyo a emprendedores de Telefónica) para sacar una versión beta. 

Finalmente, la empresa que fundaron en 2016, se consolidó como una plataforma digital con versiones web y móvil, que permite realizar seguimiento y monitoreo de cultivos a través de imágenes satelitales o de drones, análisis e integración de las distintas capas del suelo para generar ambientaciones, prescripciones variables de insumos para aplicar la dosis óptima se semillas, fertilizantes y herbicidas. Auravant permite tomar notas y fotografías en campo para obtener en forma automática reportes y órdenes de trabajo.

Este software as a service (SaaS) tiene un modelo de negocios Freemium, es decir, que tiene un programa de entrada gratuito y luego se pueden comprar licencias que van sumando funcionalidades (con precios que van desde los US$ 50 a los US$ 150 mensuales). Gracias a su facilidad de uso y simplicidad, ya es utilizada por 20.000 usuarios en 70 países, que monitorean 7 millones de hectáreas.

El equipo de Auravant.

Su foco es claro. Saben una agricultura sustentable y eficiente, que garantice mayores niveles de producción de alimentos, es posible apoyada en el uso de la tecnología digital. Por eso se esfuerzan para que su tecnología sea fácil de utilizar y así democratizar el acceso y la incorporación de tecnología en el campo.

La idea es que cualquier agrónomo pueda incursionar en la agricultura de precisión sin tener que aprender sobre procesamiento de imágenes, ni entrenarse en herramientas complejas. Buscaron que Auravant sea autogestionable.

A lo largo del camino tuvieron varios desafíos. Desde el inicio, cuando tuvieron que optar por dejar la seguridad de sus trabajos en corporaciones para aventurarse a emprender, hasta encontrar el product-market fit que requirió estar muy atentos y hacer mini pivots varias veces.

Sin embargo, los esfuerzos valieron la pena: "Sin desmerecer la empresa en la cual trabajé, que me ayudó mucho a crecer; los años en los que fui emprendedor full time han sido de los más felices de mi vida. Existe el stress, pero es diferente, porque absolutamente todo lo que haces está alineado con lo que querés. Eso, para quienes valoramos mucho la libertad, es muy importante", dijo Sabignoso en una charla con Endeavor.

Esta semana, el fondo Kamay Ventures, el primer fondo de capital corporativo, abierto a múltiples corporaciones, gestionado de manera independiente por Overboost, que tiene como inversores fundacionales al Grupo Arcor SAIC y Coca Coca Latin America, anunció que invertirán en la compañía que hoy apunta a consolidar sus operaciones en España y Latinoamérica, donde ya cuenta con oficinas en Madrid y Buenos Aires, y expandir su presencia en la región con la apertura de oficinas Sao Paulo, Brasil. La inversión es parte de la última ronda que levantó la compañía por 1,6 millones de euros.

"Nuestro objetivo ahora es expandir el negocio. Nos enfocaremos principalmente en crecer en los productos core y desarrollar extensiones para continuar integrándonos con otros sistemas y potenciar el conocimiento agronómico", dijo Sabignoso tras el anuncio.

Tags relacionados

Más de Innovación

Compartí tus comentarios