Emiliano Kargieman, el rey de los satélites argentinos hizo una alianza con Elon Musk: de qué se trata

La empresa con ADN argentino Satellogic se alió con SpaceX, la compañía aeroespacial privada de Elon Musk. Cuáles son sus planes en 2021.

SpaceX, la compañía aeroespacial privada del millonario Elon Musk, lanzará satélites de órbita baja junto a Satellogic, una compañía aeroespacial fundada por el argentino Emiliano Kargieman.

En 2020, Satellogic lanzó su primer cohete y un total de 13 satélites. Este año, los planes son aún más ambiciosos: Kargieman hizo pública la alianza de su compañía y SpaceX a través de su cuenta de Twitter. "Estamos felices de anunciar un acuerdo de lanzamientos múltiples con SpaceX, nuestro socio estratégico de lanzamientos espaciales. Esperamos que sea el inicio de una larga serie de puesta en órbita de forma conjunta durante el despliegue de nuestra constelación", escribió.

¿Qué son los satélites de órbita baja y por qué SpaceX planea lanzar 30.000 de ellos? Los satélites de órbita baja están ubicados a 550 km de la Tierra. La compañía aeroespacial privada estadounidense utilizará los satélites para ofrecer a millones de personas internet satelital ultrarrápida de hasta 1 gbit/s, con latencias entre 25 ms y 35 ms. El proyecto se llama Starlink y por el momento continúa en fase experimental. En la Argentina, el servicio cuenta con licencia para operar desde diciembre.

Starlink, la internet súper rápida del hombre más rico del mundo, viene a la Argentina: cómo funciona

Satélites de órbita baja Starlink.

En cuanto a los planes de Satellogic, actualmente tienen 21 satélites orbitando en el espacio que dan una vuelta a la Tierra cada 90 minutos. Los satélites toman cuatro revisiones diarias desde cualquier punto de la Tierra y son capaces de recolectar cuatro millones de kilómetros cuadrados de datos en alta resolución. 

Imagen multiespectral de Dubai,  ExpoSite Emiratos Árabes Unidos. Fue tomada por un satélite de la compañía.

Su objetivo es tener unos 300 que permitan obtener información constante de lo que pasa para que, a través de una plataforma, sus clientes puedan conectarse, ver esa información y tomar mejores decisiones. Ya facturaron US$ 100 millones.

Hypatia, uno de los satélites lanzados por Satellogic.

"Satellogic administra su constelación con satélites de desarrollo propio de forma eficiente para ofrecer servicios de análisis aeroespacial accesible. SpaceX revolucionó la industria al crear tecnologías novedosas de lanzamiento que permiten reutilizar partes costosas de un cohete", declaró la empresa en un comunicado oficial.

A fines del año pasado cerraron una nueva ronda de inversión de US$ 50 millones liderada por la china Tencent y el fondo brasilero Pitanga. "Si bien hacemos satélites que son mucho más baratos que los tradicionales, sigue siendo una industria intensiva en capital. Para fondear nuestro modelo de negocios a pleno probablemente necesitemos levantar en algún momento otros 100", afirma Kargieman.

Quién es Emiliano Kargieman, el millonario argentino que eligió Uruguay para fabricar satélites para todo el mundo

El sueño comenzó en 2013, luego de que Kargieman (hoy CEO de Satellogic) hiciera su paso por un programa de la NASA en Singularity University. Para concretar su visión llamó a Gerardo Richarte (actual CTO), con quien ya tenía larga experiencia emprendiendo. Los dos amigos desde la adolescencia se hicieron socios con apenas 19 años y tuvieron su primer éxito con Core Security, una firma de seguridad informática de la que se desprendieron en 2015 luego de haberla llevado a alcanzar clientes como Apple, Google o la propia Casa Blanca. La multinacional fue fundada por seis hackers locales, incluidos Ivan Arce, quien fue su CTO, el cofundador de Satellogic, Gerardo Richarte, cuyos desarrollos ayudaron a posicionar al talento argentino en la élite de la ciberseguridad a escala global y Alfredo Ortega, doctor en ingeniería informática, mejor conocido como el cybergaucho.

Richarte y Kargieman fundaron hace 10 años fundaron Satellogic, una empresa que construye satélites y los pone en el espacio para que con sus cámaras capten todo lo que pasa en el planeta y así transformar esas imágenes en información útil para empresas de todo tipo. Con su visión de democratizar el acceso a los datos de origen satelital, están montando una constelación de estos satélites que tienen la particularidad de ser mucho más pequeños y baratos que los tradicionales. La empresa fabrica satélites en Uruguay.

Aunque se consideran una empresa con ADN argentino, "hay un montón de inconvenientes al trabajar en la Argentina". Según Kargieman, "trabajar con el sistema científico-tecnológico desde el sector privado en la Argentina es muy complejo".

Su compañía está registrada en Uruguay y cuentan con siete oficinas más en la Argentina, España, Israel, China y Estados Unidos. Las oficinas de I+D están en Buenos Aires y Córdoba, Argentina. La planta de fabricación está ubicada en Montevideo, Uruguay. La empresa emplea a 200 personas.

"Estás lejos del mundo y de los clientes, me tuve que instalar en Barcelona porque tenemos clientes en distintas partes del mundo y el año pasado viajé más de 400.000 millas y no quería hacerlo de nuevo. La otra cosa difícil es lidiar con la idiosincrasia y las idas y vueltas de un país que tiene sistemas, organizaciones e instituciones que son bastante inmaduras, entonces cuando empezamos a fabricar y construir nuestros satélites en la Argentina nos dimos cuenta de que no íbamos a poder seguir haciéndolo en el país porque no teníamos ninguna garantía de que pudiéramos construir una empresa previsible a largo plazo, importando y exportando componentes, y nos pasa también en otras dimensiones. Desde el primer momento nos consideramos una empresa de ADN argentino y a la vez una multinacional, una empresa que iba a poner en el mundo las patas que correspondían para poder ejecutar un proyecto global", concluye Richarte.

Tags relacionados

Más de Innovación