*

Gadgets

"Nueva bicicleta iPhone": la inversión gasolera que le gana por 5 al plazo fijo

La diferencia de precio del famoso smartphone de Apple, que tiene un precio local que dobla lo que cuesta en Estados Unidos y Europa, lo convierte en una opción de inversión muy llamativa.

29 de Enero 2019
"Nueva bicicleta iPhone": la inversión gasolera que le gana por 5 al plazo fijo

El iPhone XS Max, de 64 gigas,  es el modelo más costoso de los últimos lanzamientos de Apple en el país: $ 95.899. 

Un celular que cuesta $ 41.200 en los EE.UU, en la Argentina sale bastante más del doble. Y, si bien ahora no se paga extra para ingresar el dispositivo a través de la Aduana, el mismo no funciona en el país cuando su origen es el mencionado en el tuit, tal como se explicó en este medio oportunamente: a los equipos estadounidenses les falta la banda del 28, una de las necesarias para que funcione el 4G (junto con la 4 y la 7).

En todo caso, el equipo norteamericano va a funcionar con 4G de manera intermitente, y esa decisión corre por cuenta y orden del usuario. La ventaja de comprarlo en la Argentina –o en algún país del continente europeo, por caso-, es que todo va a funcionar correctamente.

Desde Telecom Personal confirman el valor del equipo y agregan que se trata de un equipo con abono mensual. Para los clientes “Personal Black”, el mismo equipo cuesta $ 86.699 (y agregan que tienen disponible toda la línea XS y XR; próximamente tendrán disponible toda la gama). Claro, por su parte, lo vende a $ 95.499. El local iPoint, un reseller oficial, tiene solo el modelo XS a $ 87.699. OneClick tiene el modelo de marras y lo cobra a $ 96.499 y lo mismo sucede en MacStation. Mientras tanto, MaximStore lo tiene a $ 95.899.

Por supuesto, aquel que compre en la Argentina tiene la posibilidad de pagarlo en cuotas con tarjetas, y hay bancos que dan promociones, pero son cada vez menos. El resto tiene intereses altos (que empiezan arriba del 20% en caso de las 3 cuotas y puede llegar hasta más de 80%, considerando la gestión a través de MercadoPago).

A partir de estas cuentas presentamos diferentes posibilidades para aprovechar: pasar una semana en el extranjero solo o con la familia, conseguir traerse un equipo que funcione a menos precio y hasta aprovechar una posibilidad cierta de inversión.

Una semanita en Nueva York

De acuerdo al portal TurismoCity, los pasajes para estar una semana en la ciudad que no duerme cuesta $ 18.963 (impuestos y tasas incluidas) –US$ 505,70, considerando siempre un cambio de US$ 1 = $ 37,5- si se viaja el viernes 22 de febrero y se regresa el domingo 3 de marzo.

Una habitación a través de la plataforma AirBnb en Brooklin cuesta $ 12.280 –US$ 327,50- (no se eligió la opción más barata, cabe aclarar) e incluye desayuno y servicio de limpieza.

A esto hay que sumarle el transporte, unos US$ 100, y la comida, digamos US$ 50. En total, US$ 983,20 más los US$ 1.099 del iPhone en cuestión. Total: US$ 2.082,20 o $78.082,50, bastante menos el último modelo del equipo de la manzanita en la Argentina.

¿Y si quiero que todo funcione?

En caso de querer un iPhone con 4G todo el tiempo la solución es comprarlo en Europa. El primer problema que surge es que allí el iPhone está más caro, unos 1.239 euros o poco US$ 1.415.

El viaje sale $25.076 –US$ 669- cuando el destino es Madrid, España, saliendo el 24 de febrero de la Argentina y regresando el 3 de marzo.

La estadía, también a través de AirBnB, cuesta $7.930 –US$ 211,50-. A esto hay que sumarle comida y transporte, unos US$ 200 más.

Entonces: US$ 1.415 del iPhone XS Max 64 gigas, US$ 669 del viaje en avión, US$ 211,50 del AirBnB y US$ 200 más de comida y transporte. Total: US$ 2.495,50. O sea: $ 93.581, aproximadamente, también por debajo de lo que cuesta el equipo en el local mencionado en la Argentina.

Y todo esto es, claro, con una estadía de entre cinco y siete días. Si se resta la estadía, la cuenta cierra muchisímo más.

Vacaciones pagas

En el caso de querer irse de vacaciones en familia y, además, solventarlas al 100%, la posibilidad es irse al exterior -en este caso, España, como ya se indicó- durante una semana, comprar un iPhone de los nuevos y venderlo al regreso.

La legislación habla de "personas" y fuentes cercana a Aduana, en off, reconocen que el criterio es si el equipo es o no es para "uso personal". "Es discrecional", dicen. O sea: pueden ingresarse equipos para un bebe sin problemas en un caso y que en otro haya que pagar la franquicia correspondiente.

Si se tiene en cuenta una familia tipo de cuatro integrantes, 2 hijos incluidos, la cuenta se modifica de la siguiente manera. 

Los traslados en avión cuestan, en total, $ 99.979 (US$ 2.666):

El alojamiento pasa a costar $ 19.987 (US$ 533) para las cuatro personas:

Y sumamos US$ 1.000 más para comida y transporte. En total: US$ 4.199 o $ 157.462. En caso de poder traerse cuatro iPhone XS Max de 64 gigas, son US$ 5.660 o $ 212.250. Todo sumado da $ 369.712. Pero si se venden a $ 92.500, $ 3.500 menos que lo que se ofrece de manera oficial, quedan $ 370.000. Así, se cubrirían exactamente las vacaciones y el precio de los equipos.

Chance de inversión

Una última cuenta: tomar al iPhone como una posibilidad de inversión:

Lo primero es viajar al destino más barato, Barcelona, por la menor cantidad de días posibles para ahorrar en estadía. De avión, $ 27.026 (US$ 744). 

Estadía en un Bed & Breakfast por dos noches, $ 866 (US$ 23). Y hay que sumar transporte y comida, US$ 50.

En total, todo el viaje cuesta US$ 817 o $ 30.637. Con el iPhone (US$ 1.415), la inversión total $ 83.700. 

Para que a un posible comprador le sirva comprar el smartphone al que viaja en lugar de hacerlo en la tienda oficial hay que restar del precio local un 10%: $ 95.900 menos 9.590 da $ 86.310.

La ganancia por un único equipo da $ 2.610. Considerando los tres días de estadía, la ganancia mensual es de $ 26.000 y anual $ 312.000. Si se considera, redondeando, una inversión de $ 100.000, esto da una tasa de ganancia anual de 200% o cinco veces los retornos de un plazo fijo (40%).

La legislación aduanera, valga decirlo, no fija un máximo de equipos que puede ingresarse por persona en un lapso de tiempo determinado, solo la cantidad que puede traerse consigo en cada viaje (uno). Es decir que si uno viaja doce veces al año, al no tener necesidad de declararlo, puede traer en cada uno de los traslados un equipo extra de Apple.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas