Sergio Buniac, presidente mundial de Motorola Mobility

"Estamos comprometidos y nos vamos a quedar mucho tiempo en la Argentina"

El ejecutivo global se refiere a la estrategia de apostar a la gama media como la razón principal para mantener su importante cuota de mercado en la región

Motorola, una empresa que en la actualidad es parte del grupo Lenovo, anunció hace pocas semanas el récord histórico de cuota de mercado de la marca en América latina. 

De enero a marzo, Motorola Mobility alcanzó 20.9% en volumen (cantidad de unidades), gracias a un crecimiento regional de 67% año contra año, mientras que la industria sólo creció 19%, según el IDC Mobile Phone Tracker 1Q21, informe que contiene el análisis del primer trimestre de 2021.

En la Argentina, el caso de Motorola es aún más particular, dado que mantiene una sólida segunda posición en el mercado local desde hace más de cinco años según, y cerró el trimestre de enero a marzo con un market share de 34.8%, el más alto de la compañía a escala global. Además, la empresa renovó en los últimos meses la cara de su exitosa línea G, con el lanzamiento de los modelos G100 y G30.

Para hablar de este fenómeno, de la estrategia a futuro de la empresa en el país y de cómo volvieron a obtener números positivos, Infotechnology entrevistó al brasileño Sergio Buniac, presidente mundial de Motorola Mobility.

- Los números regionales de Motorola, en lo que a dispositivos móviles se refiere, no dejan de crecer y se solidificaron como un jugador de peso. ¿Cómo lo lograron?

Cuando tomé control de la compañía hace tres años, esta perdía dinero, millones de dólares, así que tenía como objetivo volverla rentable nuevamente a escala mundial, como ya sucedía en América latina. 

Fuimos la primera fábrica global de teléfonos móviles en Brasil, la primera en entrar en Tierra del Fuego con producción local. En América latina el recorrido viene desde hace tiempo y creo que, en las otras regiones, no es que estén atrasadas pero tienen sus altibajos.

En algún momento crecen muy rápido, y luego declinan. Nos tomó alrededor de un año, nueve meses, después de que asumí el cargo, hacer que la empresa sea rentable en todo el mundo. 

Lo que hicimos fue, por supuesto, consolidar muchos productos pero reducir el número total y tomar algunas medidas respecto al tamaño de la empresa. Pero lo más importante es que nos dimos cuenta de que nuestros ciclos eran un poco largos.

El "time to market" se volvió extremadamente importante, necesitábamos llegar más rápido al mercado: desde el día que lanzábamos el primer país hasta el día que lanzábamos el último, había un proceso que nos llevaba cinco meses, y queríamos que no fuera más de tres a cinco semanas. 

Incluso en mercados como la Argentina, donde normalmente se lanzan los productos entre dos y tres o cuatro meses después, redujimos ese ciclo significativamente, a pesar del tiempo logístico, de no estar arriba de entre de dos a seis semanas. Y hemos cumplido ese objetivo.

- La marca, en estos últimos años, apuntó al segmento medio con las distintas iteraciones de Moto G pero, de a poco, comenzaron a volver a la gama alta. ¿Cuál es la filosofía detrás?

Cuando lanzamos el Moto G, hace diez años, había que pagar más por lo bueno. No es que la gente no pueda pagar más por diferentes cosas, pero nunca creímos que no pudieran tener una gran pantalla, una gran experiencia de cámara, un gran chipset, a un precio asequible.

Así que esa fue la forma en que se creó el Moto G. Y esa filosofía continúa en la empresa. Afirmo que muchos otros players del mercado imitan esa estrategia. 

Así que supimos hacer bien el Moto G, nunca perdimos nuestra visión de la innovación. Cuando combinamos eso, creímos que era el momento para comenzar a desarrollar productos premium.

- La Argentina es un mercado muy particular, donde influye los vaivenes económicos y la volatilidad del tipo de cambio. ¿Fue difícil transitar el pasado 2020 en el país?

No nos fijamos en un año o dos porque hay años buenos y años malos como en cualquier otro mercado, claro.

El equipo que tenemos en la Argentina es uno de nuestros mejores equipos a nivel mundial, así que hemos aprendido mucho de su capacidad para trabajar juntos y superar los momentos difíciles.

Nos vamos a quedar mucho tiempo en la Argentina, estamos plenamente comprometidos y tenemos objetivos ambiciosos allí. 

Tags relacionados

Más de Gadgets

Compartí tus comentarios