Internet

El truco de $0 que permite mejorar el WiFi de toda la casa: cómo funciona

Cómo se aplica el truco que permite llegar con buena conexión a toda la casa.

Con el aumento en el uso de conexiones que generó el home office y la pandemia es muy común que haya problemas de conexión en la casa.

Uno de los problemas más comunes y de relativa fácil solución es la capacidad de ancho de banda de la conexión. El piso base para sostener varios teléfonos y una computadora es que sea de 25 MB. Con menos de eso conviene actualizar el plan. Para eso es recomendable hacer un test de velocidad.

Un test de velocidad consiste en descargar y subir cierta cantidad de datos a Internet  y medir cuánto tiempo demora en hacerlo. Las pruebas no se expresan en MB/s (megabytes por segundo), sino en Mbps (o Mb/s). Mbps son las siglas de megabits por segundo. 8 bits equivalen a 1 byte, de modo que 1 MB/s son 8 Mbps. Así, una conexión de Internet  de 100/50 Mbps (100 de bajada y 50 de subida) supone en realidad una velocidad teórica de máxima de 12,5 MB/s para la descarga y de 6,25 MB/s para la subida.

Se pueden realizar en sitios como Speedtest de manera gratuita. Sin embargo, una de las razones más comunes para experimentar malas conexiones es dificultades del modem para llegar a todos los rincones de la casa.

¿Cómo mejorar el WiFi usando un modem viejo?

Los viejos aparatos modem se pueden usar como repetidor para mejorar el Wi-Fi en la casa y poder realizar cualquier tarea sin temor a que la señal se debilite.

La mayoría de los routers admiten ser configurados como repetidores y no necesariamente deben ser del mismo modelo que el router principal. Primero hay que conectar el viejo router a la red de la vivienda. De ser posible, usar cables de Ethernet (los cables similares a fichas telefónicas) en otras habitaciones.

De esta manera, bastará con conectar a una de las tomas el router principal, para conseguir enviar la señal a todas las partes de la casa, teniendo siempre buena cobertura. De la misma manera, se pueden conectar el router o modem principal con el antiguo usando este mismo cable y convertir al más viejo en un repetidor.

Una vez que se haya vinculado a la red principal, habrá que configurarlo. Para ello hay que conectarlo a una computadora y, a través del navegador, ingresar el siguiente código: 192.168.1.1 o 192.168.0.1. Luego se ingresan los datos de autenticación del router (por defecto, suele ser admin y admin como contraseña).

Una vez llegado a este punto, todo dependerá de las opciones que ofrezca el aparato. Habrá que buscar la opción para configurarlo en modo repetidor, por lo que solamente habrá que activarlo y conectarlo a la red más cercana.

Tags relacionados

Más de Gadgets

Compartí tus comentarios