Demanda y escasez

Computadoras gamer en Argentina: armar una cuesta $ 861.000 y hay escasez

Por la explosión de la industria del gaming, los componentes para PC de alto rendimiento subieron 80 por ciento en dólares en el último año pero la demanda sigue superando a la oferta.

No es ninguna sorpresa que el 2020 fue un año increíble para la industria del gaming. A escala mundial, el año pasado el segmento de componentes y computadoras gamers generó ventas por US$ 18.510 millones, de acuerdo con datos del portal de estadística alemán Statista.

El crecimiento podría deberse al Covid, ya que frente al aislamiento las familias comenzaron a utilizar más frecuentemente sus computadoras. Así, las PC gamers, por tratarse de máquinas de alto rendimiento, son óptimas para jugar, trabajar, asistir a clases virtuales y para estudiar.

En la actualidad, la alta demanda de componentes gamer provocó que su precio suba al menos un 80 por ciento en dólares, según fuentes del sector. La suba de precios, sin embargo, no frenó la sed de los consumidores: las ventas continúan en alza no solo en los Estados Unidos, Europa y Asia sino que también en países de América latina como la Argentina. 

En el mercado local, la pronunciada demanda generó escasez y los fabricantes admiten haber llegado a un límite operativo que no volvería a la normalidad sino hasta por lo menos el año 2022.

"Procesamos más pedidos de los que podemos manejar y vendemos más de lo que entregamos. En dos palabras: estamos sobrevendidos. Por ejemplo, en este momento, no hay para entregar componentes ni de gama alta, ni media, ni baja. Esto se debe a que falta materia prima y que hoy América latina es el último orejón del tarro. Nos dan poco y nada mientras que la producción se la lleva Europa y los Estados Unidos", sostiene Hernán Chapitel (47), director de Ventas para América Latina de Asrock.

En esta misma línea, el ejecutivo revela que el fabricante tuvo un crecimiento del 50 por ciento en venta de componentes el año pasado y en cinco meses de 2021 ya alcanzaron un crecimiento del 100 por ciento.

Aunque la situación es crítica y los argentinos perdieron alrededor del 16 por ciento de su poder adquisitivo, de acuerdo con datos del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), los exportadores hicieron todo lo posible por abastecer con componentes y le lograron encontrar la vuelta: comenzaron a traer al país marcas menos populares de gama media provenientes de China.

"En diciembre y enero se vendieron muy bien las PC gamers y finalmente se agotaron. Los meses posteriores se mantuvo la demanda de componentes de alta gama y media gama, que están enfocados en los gamers, y eso nos llevó a reforzar la importación en la Argentina", dice Nina Lin, gerente de ventas de Biwim, una firma licenciada para fabricar y comercializar componentes DRAM y SSD de HP, y agrega: "Pero la escasez es mundial, no es algo del país. Los importadores locales se esforzaron y trajeron nuevas marcas que no tienen siquiera representación para que haya algo aunque sea".

Estamos sobrevendidos.

En resumen, los tres componentes con mayor demanda en el mercado son procesadores, tarjetas madre y placas de video. Precisamente, la escasez de placas de video se debe a un auge en la minería de criptomonedas, conforme a las fuentes consultadas, ya que cada vez más personas utilizan placas de video para minar en sus hogares.

"La demanda está distorsionada por la minería. La  gama alta tiene más rapidez y vida última prolongada. Esos productos volaron y ya no existen más en la Argentina pero, de nuevo, la demanda es mundial. Poco a poco vamos alcanzando la demanda pero no queremos que suceda lo mismo con los GPUs, que se cuadriplicó su precio por el faltante", explica Lin.

Frente al faltante de placas de video, algunos videojuegos comenzaron a adaptarse a componentes de menor rendimiento. Este es el caso de League of Legends y Fortnite, dos de los videojuegos más jugados por los argentinos, que decidieron bajar la cantidad de requerimientos y lanzaron modos de bajo rendimiento para atraer a nuevos jugadores que no cuentan con componentes de media o alta gama para correrlos.

"Los precios suben por la demanda y las criptomonedas están jugando en la misma liga porque la vara la ponen las placas de video. Como las placas de alta gama están abocadas a la minería y los desarrolladores de videojuegos están al tanto, adaptaron los videojuegos a placas más chicas", apuntan Nicolás Honeker (32) y Eric Manrique (40), secretario general y director comercial, respectivamente, de la Asociación de Deportes Electrónicos y Videojuegos de la Argentina (Deva).

Finalmente, los fabricantes en la Argentina estiman que los precios y la demanda se calmaran para antes de fin de año: "Esperamos que los precios sigan incrementándose pero se estabilicen para comienzos de 2022. De hecho, ya comenzaron a mostrar signos de estabilidad, pero todavía persiste un pequeño incremento aunque no tan brusco como antes", concluye la gerente de Ventas de Biwin.

Por su parte, Chapitel mantiene sus expectativas altas y espera que la alta demanda y la suba de precios dure por lo menos hasta 2022.

Mientras que en el mercado local surgieron nuevas restricciones al tipo de cambio y la suba de los precios, en la actualidad, el segmento tiene exceso de demanda lo que impacta directamente sobre el precio de los componentes de gaming. 

Los 6 gadgets más demandados por los gamers argentinos

1. Mother B550 AORUS Master 1.0 Sam4

Mother B550 AORUS Master 1.0 Sam4.

 La tarjeta madre B550 AORUS Master pertenece a la tercera generación de procesadores AMD Ryzen.

El chipset principal AMD B550 se alimenta con 16 fases de diseño de potencia digital lo que, a diferencia de modelos anteriores, le permite ser un 4 por ciento más eficiente energéticamente.

Por otro lado, cuenta con protectores térmicos para mejorar la lectura y escritura de la Mother. 

Esta solución térmica incluye un disipador térmico Fins-Array, tubo de calor directo táctil, almohadilla térmica, guardia térmica y placa base térmica por lo que es recomendada para jugadores de videojuegos y usuarios exigentes.

En cuanto a la conectividad, la Mother B550 es un producto de gama alta por lo que está preparado para sostener redes de próxima generación, almacenamiento y conectividad Wi-Fi 6 802.11ax.

También está equipado con Bluetooth 5; un puerto LAN de 2,5 G para proporcionar conectividad de red hasta dos veces más veloces; antena AORUS para soportar doble banda ancha y mejor señal Wi-Fi; y puertos USB tipo C y HDMI. Finalmente, la placa AORUS presenta alta resolución de audio y es capaz de reproducir frecuencias de hasta 40kHz o superior. 

Precio: $60.000.

2. Procesador AMD Ryzen 9 5.950X 4.9 GHz Turbo AM4

Procesador AMD Ryzen 9 5.950X 4.9 GHz Turbo AM4.

Funciona con arquitectura Zen3 de AMD, escala hasta configuraciones de 64 núcleos y su arquitectura está basada en el zócalo AM4. 

A su vez, tiene 16 núcleos, 32 hilos para subprocesos y cuenta con tecnología multihilo.

En cuanto a su frecuencia, la base es de 3.4 GHz y el modo turbo puede alcanzar los 4.9 GHz. 

Por un lado, el tipo de memoria que usa es DDR4 y su velocidad máxima es de 3200 MHz. 

Por otro lado, su potencia de diseño térmico (conocido por sus siglas TDP) alcanza los 105 W, es decir, esta es la cantidad máxima de calor que se espera que el procesador AMD genere.

En tanto, la temperatura máxima que puede alcanzar son 95 grados y no está equipado con ninguna solución térmica. Un punto a tener en cuenta es que el nivel dos (L2) del cache es de 8 MB y el cache nivel 3 (L3) es de 64 MB, lo que quiere decir que el procesador busca reforzar la ejecución y el rendimiento del equipo aprovechando la memoria DDR4 de alta velocidad y baja latencia.

Al día de hoy, los expertos consideran que no hay un procesador tan robusto y potente como este.  

Precio: $133.000.

3. Cooler CPU MasterLIquid ML360P 360mm ARGB8

Cooler CPU MasterLIquid ML360P 360mm ARGB8

 Lo distingue su diseño de ventilador integrado con doble cámara con iluminación LED RGB configurable con un controlador exclusivo con cable ARGB para sincronizar con la placa madre.

Funciona con doble bomba, radiador de 360 mm y tres ventiladores de 120 mm que vienen en la misma unidad. 

Los ventiladores alcanzan una velocidad de 650 a 1.800 revoluciones por minuto y el flujo de aire ronda los 45 pies cúbicos por minuto, es decir, ese es el caudal de aire del ventilador. 

La emisión ronda de los ocho a los 30 decibeles por lo que es considerado como poco perceptible. La firma CoolerMaster calcula que los ventiladores duran 160.000 horas o lo que equivale a 18 años de vida útil, según el fabricante.

Finalmente, el Cooler MasterLiquid fue diseñado con tubos FEP para mejorar la experiencia de instalación, por ejemplo, haciéndola más rápida y reduciendo la cantidad de cables. Su color es plateado y las mangas exteriores fueron elegidas por el fabricante para darle "un aspecto premium". 

Precio. $60.000.

4.  Memoria OLOy DDR4 64GB Warhawk RGB 3.600MHz CL18 (32x2)

Memoria OLOy DDR4 64GB Warhawk RGB 3.600MHz CL18 (32x2).

Tiene forma de "ala" ya que la marca OLOy se inspiró en un águila para diseñar la memoria. 

Por su diseño y su altura, disipa el calor y baja la temperatura de sus componentes. 

Por fuera, está hecha con ocho capas de PCB para que la iluminación RGB bordee la parte superior y los laterales de la memoria de manera vistosa. 

Por dentro, funciona con RAM DDR4 de 16 GB y módulo de memoria UDIMM. 

Por otro lado, tiene una capacidad de 64 GB, alcanza una velocidad de frecuencia de 3.600 HMz y la latencia es de 18 ciclos de reloj (CL). 

El término DDR4 significa "memoria dinámica de acceso aleatorio sincronizada y doble velocidad de datos" y el número cuatro indica que se trata de un dispositivo de cuarta generación, una de las últimas variantes en memorias

A diferencia de modelos anteriores, es más veloz y eficiente ya que tiene mayores tasas de transferencia pero consume menos. Dos últimos aspectos a tener en cuenta: este mismo modelo también viene en otras dos frecuencias (3.000 Mhz y 3.200 Mhz) y la memoria es compatible con Intel y AMD. 

Precio: $58.000.

5. Placa de video Asrock Radeon RX 6.900 XT 16 GB GDDR6 Phantom Gaming DOC

 Placa de video Asrock Radeon RX 6.900 XT 16 GB GDDR6 Phantom Gaming DOC 

La placa de video AMD funciona con tres velocidades de reloj de GPU: el reloj Boost alcanza frecuencias de 2.340 MHz; el reloj de juegos alcanza una velocidad de 2.105 MHz; y el reloj base tiene una frecuencia de 1.925 MHz.

Los tres tienen una velocidad de transmisión de información de 16 gigabits por segundo. 

Esta es la mayor diferencia con modelos anteriores ya que su velocidad le permite reproducir gráficos 4K y 8K. 

En esta misma línea, la interfaz de memoria tiene una resolución digital máxima de 7680 x 4320 pixeles. En tanto, sus siglas GDDR6 hacen referencia a "Graphics Double Data Rate" de sexta generación, un nuevo modelo de memoria con una interfaz de ancho de banda de alto rendimiento. 

En este modelo, la memoria GDDR6 es de 16 GB y funciona con 256 bit. La interfaz de la placa está preparada para conectar un HDMI 2.1 VRR y tres cables gamers DisplayPort DSC (en inglés, display stream compression, un códec que permite transmitir juegos en 8K). 

Su sistema de refrigeración Phantom Gaming 3X está equipado con tres ventiladores de 80 mm y seis tubos de calor de cobre. Además, es silencioso y se detiene automáticamente cuando el uso de la placa merma. Por otro lado, tiene luces LED ARGB integradas. 

Precio: $440.000.

6.  Fuente ASUS ROG THOR 1200P 80 Plus Platinum 1200W Fully modular

Fuente ASUS ROG THOR 1200P 80 Plus Platinum 1200W Fully modular.

 Este modelo funciona con condensadores de alta gama fabricados en Japón por la marca Seasonic y obtuvo la certificación 80 Plus platinum por su rapidez y eficiencia

Esta equipada con la solución ROG Thermal, de la empresa Republic Of Gamers, un sistema de refrigeración con ventiladores en forma de cuchilla (o wing-blade, en inglés) que se ponen en funcionamiento cuando los sensores térmicos de la fuente identifican una suba del calor en los componentes

Además, es a prueba de polvo y tiene certificación IP5X. En tanto, los cables están recubiertos para cuidar la estética y también para proteger a los usuarios a la hora de manejarlos.

En esta misma línea, la fuente está preparada para soportar dos conectores de CPU, ocho conectores PCIe, 12 SATA, cinco Molex y 1 FDD.

Su pantalla OLED permite a los usuarios monitorear el consumo de energía en tiempo real y su ecosistema de iluminación es ASUS Aura Sync, lo que permite sincronizar los efectos de luces de los componentes y periféricos. Es una de las primeras marcas que incluye un display digital que permite visualizar el consumo en tiempo real.

La marca ofrece diez años de garantía a sus compradores mientras que el panel OLED y las luces tienen garantía por tres años. 

Precio: $105.000.

En conclusión, armar una computadora gamer en la Argentina podría costar alrededor de $861.000 o incluso más. 

Equipo Productos
Tags relacionados

Más de Gadgets

Compartí tus comentarios