Gadgets

Vuelven las "tasers" a los policías: cómo son, cómo se usan y por qué dicen que son peligrosas

Se reactivó el debate sobre las pistolas Taser: la actual ministra de seguridad entregó 90 Tasers compradas durante la gestión de Patricia Bullrich y el vicejefe de Gobierno retomará las licitaciones para dotar a la Policía de 300 pistolas. 

01 de Octubre 2020
Vuelven las "tasers" a los policías: cómo son, cómo se usan y por qué dicen que son peligrosas

El Gobierno de Mauricio Macri avanzó en 2019 con la implementación de una nueva arma para las fuerzas de seguridad: se trata de las llamadas "pistolas Taser", un elemento de electroshock, que estarían llegando a las fuerzas para usarse en lugares con gran conglomerado de personas; especialmente, aeropuertos y estaciones de tren.

"Entre el bastón y la pistola faltan armas no letales, para que el personal policial pueda actuar. La Justicia falló a favor de la Ciudad de Buenos Aires para el uso de ese arma", argumentó el Ministerio de Seguridad cuando estaba a cargo Patricia Bullrich. Sin embargo, frente al cambio de Gobierno y nuevas políticas para los agentes de seguridad, la actual ministra de seguridad Sabina Frederic prohibió el uso de pistolas Taser.

Diego Santilli confirmó que la Ciudad retomará el plan de pistolas Taser

En el medio de la conmoción por la muerte de un policía, se reactivó el debate: el argumento de muchas personas consiste en que si el efectivo hubiese tenido una pistola eléctrica, su muerte podría haberse evitado. Esta semana se produjo el asesinato de efectivo de la Policía llamado Juan Pablo Roldán en la Avenida Figueroa Alcorta al 3300, a metros del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba) cuando el inspector, quien era jefe de servicio del Cuerpo de Policía Montada, trató de intervenir en el conflicto con Rodrigo Facundo Roza, de 51 años, que le dio cuatro puñaladas, una de ellas en el corazón, la cual le provocó la muerte.

En el día de ayer, Sabina Frederic entregó 90 pistolas Taser al grupo elite GEOF de la Policía Federal para su uso. Fueron compradas por el ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich. Además, el vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, confirmó que retomará las licitaciones para que la Policía de la Ciudad adquiera 300 pistolas Taser.

“Hay que dotar a la Policía de las herramientas necesarias para que desempeñen su trabajo con armas de baja letalidad, como una tonfa, una pistola Taser”, aseguró el vicejefe de Gobierno. “Ayer se reinició el proceso de licitación de Taser, que había sido suspendido por el tema de la importación durante la pandemia”, anunció. Según Santilli, la muerte de Roldan se podría haber evitado con una pistola Taser: “Con una Taser la historia hubiera sido otra”, sostuvo.

Sergio Massa también se mostró a favor del uso de Taser por parte de efectivos de la policía: “Usar Taser o cualquier tecnología contra el delito es una obligación. Son las herramientas que en Estado de derecho nos da la Constitución para hacer cumplir la ley”, dijo Massa.

¿Cómo funcionan?

La tecnología de armas de electroshock utiliza una descarga eléctrica temporal de alto voltaje y baja corriente para anular los mecanismos de activación muscular del cuerpo. El receptor se inmoviliza a través de dos sondas metálicas conectadas a través de cables al dispositivo de electroshock. El receptor siente dolor y se puede paralizar momentáneamente mientras se está aplicando una corriente eléctrica.

Los circuitos internos de la mayoría de las armas de electrochoque son bastante simples. Suelen incluir un oscilador, un circuito resonante (un inversor de energía) y un transformador elevador o un multiplicador de voltaje de diodo-capacitor para lograr una descarga de alto voltaje alterna o una descarga directa continua. Cuando se dispara, las personas no son capaces de controlar sus acciones debido al disparo de alta tensión, es decir, anula el control muscular voluntario. La mayoría de las víctimas se caen, por lo que se utiliza para someter a la gente en altercados policiales.

El cable inferior se dispara en un ángulo de doce grados, lo que crea la propagación de la sonda. Esta propagación es importante, porque el impulso eléctrico que viaja de una sonda a la otra es lo que crea disfunción motora. Por lo tanto, cuantos más grupos musculares haya entre las sondas, más "bloqueo" se obtiene en su objetivo, que es lo que está buscando.

Puede ser alimentado por una o más baterías dependiendo del fabricante y el modelo. La cantidad de corriente generada depende de las capacidades de aturdimiento que se deseen. El voltaje de salida está en el rango de 100 V hasta 6 kV; se calcula que la intensidad de salida de corriente está en el rango de 100 a 500 mA; la duración del impulso individual está en el rango de 10 a 100 µs (microsegundos); mientras que la frecuencia de impulso está en el rango de 2 a 40 Hz; la carga eléctrica suministrada está en el rango de 15 a 500 µC (microcoulombs); finalmente, la energía suministrada está en el rango de 0,9 a 10 J. Un Taser funciona entregando alto voltaje, pero bajo amperaje, al cuerpo humano. Una pistola Taser ofrece un choque potente pero temporal en lugar de una carga sostenida y mortal.

Cuando la seguridad está activada, no se puede “disparar” la carga. Vienen equipadas con un dispositivo de grabación de audio que almacena información sobre cuándo se disparó el arma o si la seguridad estaba apagada. Esta información se almacena en un archivo para ser utilizado como evidencia.

La cuestión legal

En 2016, la Corte Suprema dejó firme un fallo que avalaba la implementación de las denominadas "Taser X 26", pistolas que inmovilizan de forma instantánea a quien recibe la descarga y genera múltiples contracciones musculares por segundo. Este tipo de armas tienen un alcance de hasta 8 metros y, para evitar daños físicos en quien recibe la descarga, los especialistas aconsejan evitar la zona de los ojos. Bullrich instruyó a sus funcionarios a que evalúen los costos y la cantidad de armas que necesitará para cubrir con esta primera etapa de implementación. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas