*

Gadgets

Tu celular te miente: cómo librarte de las notificaciones infinitas

La notificaciones son un elemento clave del modelo de negocios de las apps, pero no son leales al usuario. ¿Cómo retomar el control? 27 de Septiembre 2018
Tu celular te miente: cómo librarte de las notificaciones infinitas

La mayoría de las veces que alguien revisa su teléfono es porque recibió una notificación de alguna de las tantas aplicaciones que tiene instalada, pero ¿realmente son importantes?

La notificaciones son un elemento clave del modelo de negocios de cualquier empresa que brinde un servicio a través de una aplicación móvil y la realidad es que están diseñadas para beneficiar a la empresa, no al usuario. Cada vez que suenan ─y cada una tiene su melodía distintiva─ intentan que la persona deje lo que está haciendo y le preste atención a la app.

Por suerte, hay maneras de librarse de la oleada diaria de notificaciones y filtrarlas para solo recibir aquellas que nos importan, ya sea un mensaje de un amigo o una publicación realmente interesante.

La primera clave es repensar si realmente necesitamos las notificaciones de una aplicación. Si el usuario tiene el hábito de revisar una app determinada, no necesita recibir alertas cada vez que pasa algo. Va a ver los likes que recibió en Instagram la próxima vez que la abra o revisará sus mails cuando tenga un rato libre.

A su vez, también conviene desactivar los indicadores de mensajes nuevos y novedades que aparecen sobre los íconos de las aplicaciones en el menú. Se trata de ese pequeño punto rojo o del contador que muestra los mensajes nuevos. Es posible permitir que algunas lo tengan y otras no.

Para empeorar las cosas, las aplicaciones ya no son las únicas que pueden mostrar notificaciones, ahora los sitios web también lo hacen. Tanto los teléfonos con Android como los iPhone cuentan con un sistema que permite suscribirse a notificaciones push de cualquier sitio que lo tenga, desde un ecommerce que quiere informar sobre sus descuentos hasta un sitio de noticias. Estas también pueden ser filtradas desde el menú de notificaciones, dentro del panel de configuración.

Pero la mejor solución es aprender a decir que no. Cada vez que una aplicación se instala, solicita permisos para mostrar notificaciones o directamente las habilita. Un buen hábito es bloquear estas cada vez que se instala una aplicación para que cuando el celular suene, sea algo que merece atención y no el amigo de un amigo que publicó una historia en Instagram.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Mario Collado Reportar Responder

El artículo no dice cómo librarse de las notificaciones. Son o se hacen?

Notas Relacionadas