*

Gadgets

Qué es "burn in", el problema oculto que te puede destruir el televisor y el celular

Se trata de un efecto que daña las luces y los colores de las pantallas. Cómo evitarlo. 08 de Agosto 2018
Qué es "burn in", el problema oculto que te puede destruir el televisor y el celular

Algo que muchos usuarios han notado de las nuevas pantallas de los televisores, las tablets y los celulares es el "desgaste" de los colores al cabo del uso. Pareciera que algunas partes del celular o la televisión quedan amarillentas o con menos nitidez. Esto se debe al efecto "burn in" que podría estar matando a tu televisor.

El efecto burn-in se trata de una decoloración de una zona de la pantalla, que suele darse especialmente en pantallas OLED en mayor proporción, y suelen suceder con las imágenes estáticas como ser logotipos de los canales o la barra de estados en un videojuego de consola, que se muestran durante un periodo prolongado de tiempo, dejando imágenes quemadas en la pantalla. Este “efecto quemado” hace que el contenido estático que tenemos habitualmente en pantalla continúe reflejándose, por decirlo de algún modo, incluso cuando ya lo hemos quitado, provocando una especie de mancha o zona con un color inapropiado. Esto suele suceder incluso en casos donde no hay un uso indebido del aparato, como tener el televisor en el mismo canal por varias horas al día.

¿Cómo afecta a nuestra Smart TV? Podemos comprobar si existe efecto quemado o efecto burn-in si, tras exponer una imagen estática durante un tiempo prolongado, la quitamos y nos damos cuenta que el color en esta zona no es igual de uniforme que en el resto de la pantalla.

 

 

¿Cómo funciona el efecto "burn in"?

Para entender las quemaduras de las pantallas OLED, hay que entender cómo funciona la tecnología. Los LED son, esencialmente, bombillitas. Las pantallas LED LCD tienen dos capas principales. Una llena de LEDs miniaturizados que se encienden todos o ninguno y delante una capa que da el color e intensidad a esa luz para que pueda servir de pantallaL.

Un OLED es un tipo de LED que tiene en su interior un compuesto orgánico que, según de cual se trate, emite luz roja, verde o azul. Una pantalla OLED no necesita de una capa que de color a la luz y además cada uno de sus OLED pueden apagarse o encenderse individualmente. Es por eso que en las zonas negras estén apagados.

La explicación de esta problemática reside en la diferencia entre los LED y OLED, sus compuestos orgánicos. Resulta que dichos compuestos se gastan con el uso pero no en igual medida. El compuesto azul, por ejemplo, se desgasta más rápidamente y este es un problema que no tiene solución técnica final hasta el momento. El desgaste desigual ocurre con el compuesto azul; mientras que los que se usan para los OLED rojos y verdes tienen una vida útil más igualada. Con el paso de los años (o meses si la pantalla es de mala calidad), la imagen comenzará a verse poco a poco más amarillenta dada la diferencia.

 

 Aunque es el compuesto azul el que se desgasta más rápido, si mostramos una imagen roja fija en una zona durante mucho tiempo solo estaremos desgastando el rojo. Al desgastar un color más que los otros es cuando se produce una diferencia y, por tanto, queda una marca.

Hay  tres consejos básicos para cuidar tu pantalla frente al efecto burn-in:

Ajusta el apagado automático de la pantalla a un minuto o inferior.

Activa el brillo automático.

Si la pantalla tiene ajustes avanzados, no satures al máximo los colores.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas