*

Gadgets

Por qué a Samsung le preocupa perder la guerra con las empresas chinas

En los últimos tiempos, la firma surcoreana debió resignar su posición dominante en el mercado de dispositivos de gama media de China y sus ventas de alta gama ya no poseen el mismo ritmo de antes. ¿Cómo modificará la tendencia? 05 de Septiembre 2018
Por qué a Samsung le preocupa perder la guerra con las empresas chinas

La batalla por mantener el liderazgo o incrementar el market-share en el pujante mercado de smartphones es uno de los principales desafíos de las compañías de tecnología de todo el mundo.

En el transcurso de los últimos años, empresas chinas como Huawei, Oppo y Xioami consiguieron hacerse fuertes en su propio país, que posee un mercado codiciado por todas las marcas gracias a su gran cantidad de habitantes.

Un claro ejemplo de este renacer de firmas chinas es lo que ocurrió con la surcoreana Samsung, que en 2013 poseía en China un market-share entre los productos de gama media que alcanzaba el 20% y, actualmente, ronda apenas el 2%.

Si bien es cierto que Samsung continúa siendo la empresa que más teléfonos comercializa alrededor del planeta y fabricará más de 70 millones de teléfonos apenas en el tercer trimestre de 2018 –según la consultora TrendForce- pero no todo es color de rosa para la firma surcoreana.

¿Por qué? Sus dispositivos de gama alta, principalmente la familia Galaxy S y Note, ya no se comercializan al ritmo frenético de años atrás, cuando se vendían como pan caliente de las tiendas. A esta situación se le suma la caída dentro del sector de gama media a manos de Huawei, Oppo o Xiaomi.

En simultáneo con la pérdida de terreno de Samsung dentro del mercado de gama media, su acérrima rival, la china Huawei, consiguió relegar al gigante Apple del segundo puesto en volumen de venta, gracias a sus 46 millones de teléfonos vendidos.

El temor de Samsung entonces obedecería a que esa pérdida de market share de productos de gama media en China se termine trasladando a sus ventas a nivel global.

Los motivos de la debacle

En China, la razón de la caída de Samsung se explica por el auge de la gama media, y el actual dominio impuesto por las firmas locales antes mencionadas.

Según TrendForce, “en los últimos años, Samsung mantuvo su cuota de mercado de gama media por encima del 20%, pero este trimestre, por primera vez, caerá hasta el 19%”.

En un informe, la consultora resaltó que no esperan ver un aumento significativo de la demanda de Galaxy Note 9 ya que el teléfono –que debió adelantar su salida- no presenta novedades importantes frente al modelo anterior.

Cómo buscará quebrar la tendencia

Samsung cambiará por su estrategia y reforzará sus dispositivos de gama media. Al menos así lo adelantó DJ Koch, CEO de Samsung, al confirmar que la prioridad será llevar ahora los avances a los móviles de menor precio, incluso, antes de que lleguen a los terminales de gama alta como el Galaxy S.

"Tenemos que centrarnos en un sector de la población que, como los millennials, no pueden permitirse el tope de nuestra gama. ¿Cómo podemos darles innovación en sus teléfonos? Ese es el enfoque vamos a hacer", destacó Koh, en diálogo con la cadena estadounidense CNBC.

En ese sentido, el presidente de Samsung Mobile destacó que desde de 2018 la empresa trabaja ya con esta nueva mentalidad.

De todos modos, más allá de las palabra de Koh, los analistas prevén que Samsung le dará un fuerte empuje a la familia Galaxy S en 2019. En ese sentido, se especula que el Galaxy S10 incluirá un lector de huellas dactilares integrado en la pantalla, tres cámaras y una mejor tecnología de pantalla.

Otros rumores aseveran que la empresa surcoreana lanzaría además antes de fines de año o a principios del año que viene su primer smartphone plegable -que se llamaría Galaxy F-, y sobre el que DJ Koh ha dado pistas en eventos recientes.

¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas