Gadgets

Permiso de circulación y diagnóstico a distancia: cómo es y para qué sirve la nueva app del Gobierno contra el virus

La aplicación que posibilita el autoexamen de síntomas suma nuevas herramientas de cuidado y prevención. Explica qué hacer en casos de Covid-19 confirmados o descartados y brinda herramientas de seguimiento y de contacto a los gobiernos provinciales

27 de Abril 2020
Permiso de circulación y diagnóstico a distancia: cómo es y para qué sirve la nueva app del Gobierno contra el virus

La Secretaría de Innovación Pública de la Jefatura de Gabinete de Ministros confirmó el lanzamiento de CuidAR, una nueva versión de la app oficial Coronavirus Argentina. Se trata de una herramienta digitial pensada para la autoevaluación de síntomas en pocos pasos y suma la posibilidad de añadir al Certificado Único Habilitante de Circulación (CUHC), un código que muestra que el ciudadano o la ciudadana está habilitado para movilizarse, siempre y cuando en el autoexamen no se detecten síntomas de Covid-19.

En cambio, si hay síntomas compatibles, la información llega a los comités de emergencia de salud de cada provincia para que se contacten con el usuario y reciba atención médica. En simultáneo, se informa al ciudadano cómo proceder y a qué números contactarse, según su jurisdicción. Una vez que la persona manifiesta síntomas, la app advierte que debe permanecer totalmente aislado y si posee un certificado de circulación se inhabilita.

La app la desarrollaron la Secretaría de Innovación Pública, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, la Fundación Sadosky, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI), que nucleó a las empresas Hexacta, Globant, G&L Group, C&S, QServices, GestiónIT, Intive, Finnegans y Faraday. Asimismo, el equipo se complementó con el trabajo de rsat, la empresa de telecomunicaciones del Estado, y los servicios brindados por Amazon Web Services, RedHat Argentina, Thinkly y Biodyn SAS. Se trata de la segunda versión de la aplicación.

José María Louzao, presidente de Polo IT Buenos Aires desde 2018 y CEO de la desarrolladora de software GyL, cuenta que luego la secretaria Sánchez Malcolm y Fernando Schapachnik de la Fundación Sadosky lo convocaron un viernes por la noche para hacer "un software potente que sirva de base para luchar contra la pandemia". Cuando les pidieron 35 o 40 personas con cuatro líderes de proyecto creyó que exageraban pero no fue así. Y 13 días después, gracias al trabajo de 100 personas, tuvieron a punto la primera versión. "Tengo 66 años y este fue el proyecto más importante en el que participe", se enorgullece Louzao, que agrega que el desarrollo fue una donación de la CESSI y que incluso cedieron el código, que está en manos oficiales. "Como Globant, que es una multinacional, desarrollo todo lo que es la app del ciudadano, tuvimos programadores de ocho páises trabajando. "Es la prueba deque se puede trabajar de forma público-privada de forma exitosa", analiza.

Por su parte, Blas Briceño, CEO de Finnegans, una compañía dedicada al software de gestión, recordó que a principios del período de aislamiento, allá por el 18 de marzo, tuvieron una  reunión virtual a la que los convoco el presidente en la que se comprometerion, desde la CESSI, a poner todo su conocimiento en herramientas de digitalización para ayudar en minimizar el impacto de la pandemia en los procesos productivos.

"Lo más rico que nos llevamos de esta situación inesperada es la capacidad de articular esfuerzos de organizaciones diversas, de competidores en el ámbito del mercado, para designarnos rápidamente tareas a cada uno, para definir plataformas de trabajo, tecnologías, mecanismos de control", señala Briceño en diálogo con Infotechnology. "Fue fascinante de ver como eso es posible en el marco de una urgencia. Hicimos todos los ciclos de diseño, codificación, testeo de estrés y pruebas funcionales, y más teniendo en cuenta la cantidad de usuarios potenciales que tenían que inmediatamente ponerla en uso, con un equipo de emergencia con procedimientos lo más profesionales posibles pero atendiendo a una urgencia que no es habitual en proyectos de este tipo", sigue.  "En la Argentina hay un talento enorme de gigantes que desarrollan software de clase mundial con extrema calidad y agudeza en las especificaciones y en el desarrollo", cierra.

¿Cómo se usa?

La app se puede descargar gratuitamente desde este enlace y esta disponible para Android y iOS. Al lanzar la app, se deben habilitar los permisos de geolocalización y usar el número de DNI para ingresar.

"Para descentralizar la atención médica y evitar la saturación del sistema sanitario, en casos de sospecha de COVID-19, la app registra la información para dar conocimiento a las autoridades de Salud de la jurisdicción que corresponda y recomienda no circular. Además, brinda al usuario los teléfonos de asistencia médica o psicológica según el área donde se encuentre", explicaron desde el gobierno. De confirmarse que la persona posee el virus mediante un análisis de laboratorio, la aplicación detalla las medidas de cuidado.

En casos de autodiagnósticos que no tengan síntomas compatibles con Covid-19, la app recomienda realizar un nuevo testeo pasadas 48 horas e insiste en la necesidad de respetar el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Si el usuario realiza una tarea esencial, el resultado del testeo se vincula automáticamente con el CUHC en la misma app a través de un código QR; o puede mostrarlo junto al certificado para circular emitido por el empleador.

Según la información oficial, la primera versión de la app tuvo 1.300.000 usuarios y se hicieron 1.800.000 autoexámenes.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas