*

Gadgets

Los robots están invirtiendo en la Bolsa, ¿te hacen ganar más o menos dinero?

Los llamados "robo-advisors" llegaron para quedarse. Más allá de las promesas tecnológicas, ¿puede una máquina dar los menores consejos de finanzas? 06 de Abril 2018
Los robots están invirtiendo en la Bolsa, ¿te hacen ganar más o menos dinero?

La tecnología está avanzando incluso en el mundo de las finanzas. El mundo de los datos está al servicio de los negocios y más específicamente de las finanzas. Los nuevos asesores son sistemas informáticos especializados. ¿Pero funcionan mejor?

Hay muchas definiciones de lo que significa exactamente "robot-consejero" de finanzas. En pocas palabras, un robo-advisor es un método para automatizar la asignación de activos de inversiones a través de un algoritmo de computadora. En un sentido más amplio, un asesor robot también puede incluir asesores financieros humanos, pero solo para servicios que requieren asistencia humana (por ejemplo, impuestos, jubilación o planificación patrimonial).

La inversión algorítmica (negociación automatizada, inversión de caja negra) es el proceso de usar computadoras programadas para seguir un conjunto definido de instrucciones para colocar una operación con el fin de generar ganancias a una velocidad y frecuencia que es imposible para una comerciante humano. Los conjuntos de reglas definidos se basan en el tiempo, el precio, la cantidad o cualquier modelo matemático. Además de las oportunidades de ganancias para el comerciante, el trading robótico hace que los mercados sean más líquidos y hace que el comercio sea más sistemático al descartar los impactos emocionales y humanos en las actividades comerciales.

 

Los robo-advisors suelen enfocarse en seguir tendencias sin necesidad de hacer análisis originales o trabajan bien con los fondos indexados han definido períodos de reequilibrio para llevar sus tenencias a la par con sus respectivos índices de referencia. Esto crea oportunidades rentables para los operadores algorítmicos, que aprovechan las operaciones esperadas que ofrecen ganancias de 20-80 puntos básicos según el número de acciones en el fondo indexado, justo antes del reequilibrio del fondo indexado.

Las ventajas de usar estas herramientas tecnológicas son varias. En primer lugar, suelen ser mucho más baratos que sus contrapartes de carne y hueso. Están fuertemente basados en datos y análisis científicos, lo que permite en el largo aliento aprovechar todas las oportunidades. Por otro lado, permiten a personas menos experimentadas entrar al mercado de valores. 

Sin embargo, también presentan varias desventajas. Para empezar, no son personalizables. Los inversores son más que máquinas de calcular utilidades, y tienen objetivos de corto mediano y largo plazo. Un algoritmo difícilmente vea estas sutilezas. Algunos de los mejores son más inaccesibles que un consejo humano, tanto por precios prohibitivos como por exigencias técnicas.
 

 

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Bautista Bunge Reportar Responder

Me sorprende que no se mencionen las inteligencias artificiales, que, cómo En todos los rubros, están creciendo mucho En finanzas

PabloSouberan Pablo Souberan Reportar Responder

Una duda q tengo. Cómo será cuando solamente los robots inviertan en la bolsa? Siempre se ganará y ganarán todos? Si se pierde de quién es la culpa?

Notas Relacionadas