Gadgets

Cuál es la forma más barata y eficiente para calentar la casa: bajo consumo y sale $ 2.000

La llegada del invierno suele generar esta pregunta cada año entre aquellos que buscan equipar su casa de la mejor manera. Cuáles son las categorías a tener en cuenta. Ventajas de cada una.

30 de Julio 2020
Cuál es la forma más barata y eficiente para calentar la casa: bajo consumo y sale $ 2.000

La pandemia global de coronavirus COVID-19 y las medidas de aislamiento social dispuestas por el Gobierno generaron que miles de argentinos debieran pasar una mayor cantidad de tiempos en sus hogares.

En ese contexto en el que las casas volvieron a ser el centro de reunión de todos los integrantes de la familia y, ante la llegada del invierno, volvieron a aparecer en escena las preguntas que muchas personas se formulan en esta época del año: ¿Cuál es el mejor sistema de calefacción para el hogar? ¿cuáles son las diferentes categorías de productos disponibles? ¿cuáles son sus diferencias? ¿cuáles son las ventajas de cada uno? ¿cuáles son los valores actuales?

La gran clave, como ante cualquier decisión de consumo, aparece al intentar elegir el sistema de calefacción adecuado para un hogar y al mismo tiempo encontrar el equilibrio entre confort y ahorro.

Sin embargo, al existir varios tipos de sistemas de calefacción esto genera que se transforme en una decisión difícil de adoptar.

Los sistemas de calefacción a gas son uno de los más populares, pero en la Argentina no todos tienen acceso ya que cerca del 30% de los hogares no tienen gas de red, según confirmó el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Si bien existe la alternativa de utilizar gas envasado (GLP) el m3 suele ser más costoso y requiere de una manipulación periódica para cambiar la garrafa o el cilindro cada vez que se necesite reponerlo”, explicó Alvaro Mainero, responsable de la categoría calefacción de Newsan, en diálogo con Infotechnology.

Otra importante desventaja en este tipo de productos son los gases emitidos, que además de ser contaminantes para el medio ambiente, tiene un potencial riesgo por tratarse de una combustión.

La combustión ideal es aquella que produce, a partir del combustible, dióxido de carbono (CO2) y agua, el peligro se encuentra si tenemos un producto que no esté funcionando bien o un ambiente sin la ventilación adecuada y el CO2 podría convertirse en monóxido de carbono (CO) que produce intoxicación”, detalló.

En ese sentido, Mainero aclaró que “si el producto se encuentra debidamente certificado, se realizan mantenimientos periódicos y es instalado por un gasista matriculado estos problemas no deberían darse”.

Como alternativa a la calefacción a gas existe la calefacción eléctrica, una energía limpia que no produce gases ya que no existe combustión, es segura porque es innecesario almacenarla, y simplemente se enchufa el artefacto a la red eléctrica domiciliaria.

Las ventajas es que no requiere instalación y el costo de adquisición es mucho menor que los calefactores a gas, además el mantenimiento es mínimo y muy sencillo”, precisó.

La evolución

Los calefactores eléctricos experimentaron una evolución superior a los de gas. Actualmente, puede encontrarse una amplia oferta de productos con variedad de terminaciones, display digital, control remoto y diferentes colores que además de calefaccionar agregan un toque decorativo.

Por otro lado, también existen productos de “bajo consumo” con resistencias de última generación y termostatos digitales que tiene una alta eficiencia generando importante ahorros en el consumo.

¿Que tipo de calefactores eléctricos existen?

En la Argentina se puede encontrar una amplia variedad de calefactores eléctricos y más de 20 marcas diferentes.

No obstante, cada tipo de producto tiene una característica particular y está diseñado para un determinado uso que muchas veces las personas desconocen.

Los principales tipo de calefactores son:

Calefactores tipo “paneles”

Este tipo de paneles planos o también conocidos como placas suelen promocionarse como productos ecológicos o “bajo consumo”. Sin embargo, producen muy poco calor, generalmente no lo suficiente como para calentar una habitación a temperaturas de confort, a menudo no tienen termostato por lo que consumen energía constantemente incluso cuando no se necesite.

Como principal ventaja podemos mencionar una temperatura superficial baja, es decir no se calientan lo suficiente como para que los niños o las mascotas se quemen.

Tal como explicó Infotechnology en este informe, el valor de la placa más económica que puede encontrarse en el país ronda actualmente los $ 2.490.

Calefactores por convección o “convectores”

Los calentadores de convección calientan el aire del ambiente en lugar de superficies. El aire caliente sube y luego circula lentamente por la habitación, la convección natural es uno de los sistemas más agradables para calefaccionar.

Caloventores, otra opción a considerar

Por lo general, tienen un termostato, que permite regular la temperatura y controlar el consumo generando ahorros de energía.

Se recomienda para calentar habitaciones durante la noche ya que son silenciosos y el termostato permite mantener una temperatura agradable sin generar un consumo innecesario.

Puede llevar mucho tiempo calentar una habitación fría, porque el aire caliente se eleva y se acumula debajo del techo, llegando a las partes más bajas de la habitación luego de un tiempo.

"Las temperaturas en la superficie de este tipo de calefactores son más bajas que en los calefactores de mica y en los infrarrojos, por lo que son más seguros, y como todo producto de calefacción, se deben contar con las medidas de seguridad necesarias", precisó Mainero.

Algunos ejemplos: el convector ATMA (mod RV1516EF) cuesta unos $7.999; un caloventor PHILCO (modelo PHCF20T2N) tiene un precio que alcanza los $ 2.099; mientras que un caloventor con termostato PHILCO (modelo PHCF20T1N) tiene un valor de $ 2.399.

En MercadoLibre, sus valores oscilan entre los $ 3.500 y los $ 12.090, aproximadamente.

Radiadores

A diferencia de los convectores, este tipo de productos calientan los objetos y las personas en lugar del aire de un ambiente.

Es ideal para ambientes de techos altos y como principal ventaja podemos decir que el calor es instantáneo ya que no se debe esperar a que el aire se caliente.

No son recomendables para habitaciones ya que generalmente emiten luz y carecen de termostato.

Un ejemplo de este tipo es el radiador de cuarzo PHILCO (modelos PHCU18T1N) cuyo precio alcanza los $ 2.099

En MercadoLibre, el precio de este tipo de productos varía entre los $ 5.990 y los $ 17.990



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas