Otra provincia más quiere su propia moneda digital y el Gobierno ya se preocupa: la usan para vender "aire"

La provincia de Misiones avanza con una criptomoneda respaldada en bonos verdes y de carbono. Por otro lado, también quieren tokenizar el oxígeno de la selva misionera. De qué se trata.

Esta mañana, el Ministerio de Hacienda de Misiones dio a conocer que la provincia junto a Catamarca avanzarán en la creación de su propia criptomoneda. Años atrás, el presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Rovira, presentó un proyecto de ley para crear el "Programa Misionero de Innovación Financiera con tecnología Blockchain y criptomonedas".

Bitcoin y criptomonedas: qué es legal, qué se declara, cuánto impuesto pagan y cómo se compran

Adolfo Safrán, el ministro de Hacienda de Misiones, explica que la ley incentiva "la implementación de tecnología blockchain para potenciar el desarrollo económico y social de la provincia".

Por un lado, esperan utilizar la criptomoneda local para otorgarle un nuevo valor diferencial a los recursos naturales de la provincia y usarla para representar la selva misionera. "Queremos emplear la tecnología blockchain para traducir en un activo digital el valor económico que representa la selva misionera", apunta Safrán. Por otro lado, avanzarán con una criptomoneda respaldada en bonos verdes y bonos de carbono para "generar ingresos al Estado y a los ciudadanos" de la provincia.

Para ponerla en circulación, harán operativa una página web llamada "Ciudadano digital" donde también publicarán cómo gestiona el Estado la criptodivisa. Por último, el objetivo será "tokenizar" los bonos de carbono a partir de las toneladas de oxígeno que emite la selva misionera diariamente. "Las empresas privadas, ya sea por responsabilidad social empresaria o por multas a la contaminación ambiental, y aportantes voluntarios podrán comprar estos bonos de carbono de la selva misionera", concluye el ministro.

El debate de crear una criptomoneda propia llegó a otras provincias del país

En esta misma línea, el gobernador de Catamarca, Raúl Jalil, propuso un proyecto semanas atrás para crear un "peso digital norte grande". La criptomoneda, según Jalil, debe nuclear las provincias de Catamarca, Chaco, Corrientes, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán. ¿Para qué? El gobernador espera atraer a inversores para que compren riesgo empresario "digital" y llevar ese dinero a la minería, al agro y a la explotación de recursos naturales. Hasta el momento, el proyecto debe ser evaluado por la Junta Ejecutiva del Norte Grande.

"Los gestores de los proyectos tendrán la posibilidad de acceder a líneas de financiación de muy bajo costo y rápida ejecución, poniendo los capitales del país dentro de un motor productivo que impacta directamente en la creación de empleos, la adquisición de bienes industriales, la implementación de mejoras continuas, en un ciclo de inversión positiva que esteriliza el efecto inflacionario de expansión monetaria", explica Jalil en el documento oficial.

La idea de crear una criptomonedas obsesiona a los funcionarios de Catamarca: el ministro de economía de la provincia, Sebastián Beliz, buscó fundar un Consejo Federal de Inversiones (CFI) para analizar criptoactivos. Según fuentes consultadas por La Nación, "la propuesta" no obtuvo el visto bueno de Martín Guzmán, actual ministro de economía.

Por otro lado, el debate también irrumpió la agenda política. En marzo del año pasado, el Ministerio del Interior convocó una reunión con especialistas para evaluar la posibilidad de emitir criptomonedas a nivel provincial y municipal. Sin embargo, el proyecto fue pausado cuando llegó la pandemia.

Aunque la regulación de las criptomonedas en la Argentina no es clara, las casas de cambio de criptoactivos operan con aval de la CNV y del BCRA por lo que la adquisición de monedas digitales es perfectamente legal.

La semana pasada, se dio a conocer un nuevo gravamen aplicado a las criptomonedas en la provincia de Córdoba. Incorporaron en el código tributario un impuesto sobre ingresos brutos a las operaciones relacionadas con monedas digitales. Tributarán el 4,75% -la alícuota general- y la normativa está dirigida a los agentes de intermediación en compra y venta de monedas digitales que operen en Córdoba. También pasan a tributar una alícuota especial del 0,25% los ingresos percibidos por la venta de monedas digitales recibidas en carácter de pago por la venta de un bien o la prestación de un servicio.

Tags relacionados

Más de Finanzas Digitales