Así los argentinos pueden cobrar sus trabajos de afuera en dólares: cómo se puede usar

Para quienes tengan ingresos en el exterior, hay una forma de mantenerlos a salvo sin recurrir a los mercados locales. Cuáles son las alternativas y cuál conviene.

Muchos argentinos trabajan para empresas del exterior o reciben algún tipo de pago en moneda extranjera. Pero a la hora de o bien nacionalizar estas divisas o bien mantenerlas en el exterior, pueden generarse varios problemas. Sin embargo, existen varias alternativas desde la tecnología que permiten facilitar este proceso.

Cobros en "dólar nube"

Por las últimas restricciones para acceder al mercado de moneda extranjera los usuarios están a la búsqueda de nuevas alternativas para resguardar su dinero en moneda dura. En este contexto, crece con fuerza un "banco en la nube", que permite tener los billetes verdes en una cuenta digital sin que los pueda "tocar" ninguna autoridad local. Se trata de una plataforma "anticorralito" que, además, permite adquirir divisas en pesos y sin recurrir a la plaza cambiaria, por lo que no rige ni el cepo ni el cupo de u$s200 mensual. Se trata de AirTM. Ya es un boom en la Argentina, el segundo país en nivel de uso con 15.000 usuarios activos (que operaron al menos una vez por semana) y 40.000 totales. El primero es Venezuela.

Para crear una cuenta en la plataforma, hay que ingresar al sitio web. Lo más recomendable es crearla con el mismo mail que ya se usa en Paypal o la cuenta que se quiere transferir o traer el dinero. 

Dentro de la plataforma se puede convertir dólares de PayPal en pesos y recibirlos en la cuenta bancaria. También permite cambiar bitcoins u otro tipo de criptomonedas por multitud de divisas (dólares, pesos, bolívares, euros, etcétera). Resuelve el gran problema de "liberar el dinero de procesadores como Payza, Skrill o Neteller y poder usarlo en una divisa local. Finalmente, también es posible cambiar saldo entre diferentes procesadores de pago.

¿Cómo funciona la plataforma? El dinero no se envía a Airtm, sino a un "cajero virtual" verificado de esa plataforma. Cuando el cajero confirma la transferencia, Airtm acredita el importe en la cuenta. La empresa se encarga de verificar y proteger los saldos. Al usuario se le acredita en "DólarAirtm", que maneja un tipo de cambio similar o más bajo que el paralelo. El dinero se puede acreditar en

Transferencia bancaria, dinero efectivo (Pagofacil, Rapipago, Western Union), criptomonedas (Bitcoin, Zcash, Bitcoin Cash, Litecoin, Ethereum, Ripple, Monero, Dogecoin y Tether), transferencia electrónica (PayPal, Payza, Neteller, Payoneer, Skrill, Payeer, AdvCash, UpHold, Perfect Money, Tenpay y Alipay) y tarjeta de regalo (Amazon). A partir de ahí es posible usar ese dinero como desees, ahorrarlos, o depositarlos nuevamente por pesos en tus cuentas bancarias nacionales; enviar remesas al exterior; o invertir en criptomonedas. Algunos usuarios argentinos pueden optar por resguardalos en la plataforma para así evitar problemas inflacionarios. El retiro de dinero es como el fondeo, pero a la inversa. Supongamos que el dólar paralelo se apreció frente al peso y pasó a operar a 150. Es posible hacer una solicitud de retiro y elegimos la opción deseada. Podemos volver a transferirlos a nuestra cuenta bancaria o retirarlos en efectivo en los canales habilitados, entre otras muchas opciones.

Bancos y fintech

Otra de las estrategias es aprovechar los bancos digitales y resguardar los valores en alguna entidad del exterior. Una de las maneras que viene tomando más fuerza es usar empresas digitales de la nueva economía para este fin, así es cómo viene ganando fuerza N26 es el primer banco 100% digital en Europa.

Al operar directamente desde el teléfono móvil, no se necesita ir al banco ni entrar en ninguna página web. Todo se hace desde su app, aunque se puede ir a su web para registrarse y así hacerlo todo más cómodamente. La tarjeta N26 es la mejor para realizar pagos en el extranjero porque es gratuita y no tiene ningún tipo de comisión. Es una fintech ágil, donde hacer los trámites es sencillo y siempre de forma digital. Desde abrir una cuenta sin tener que ir al edificio de algún banco, bloquear y desbloquear la tarjeta, cambiar el pin sin necesidad de ir a un cajero, fijar un límite mensual de extracción y gastos, asignar categorías a todos los gastos. El N26 es un banco totalmente genuino y que ofrece garantías de seguridad para el manejo de dinero. Si bien no es un banco tradicional que cuente con oficinas físicas, el mismo tiene una licencia bancaria para operar, por lo cual puede ejercer las mismas funciones y prestar los mismos servicios que cualquier banco tradicional. A su vez en lo que concierne a la seguridad, al ser un banco alemán, este se encuentra regulado por la autoridad financiera alemana.

Si bien el banco opera solamente en los países de Europa, hay una forma de usarlo desde Argentina. Antes que nada hay que tramitar el Pasaporte de alguno de los países habilitados. Luego, un celular para validar con la aplicación del banco (toma 8 minutos). Alguien que reciba la tarjeta de débito en Europa y no es necesario que sea el titular.

Existen varios tipos de cuentas que se pueden solicitar: la cuenta N26 (gratis), N26 You (€9.90) y N26 Metal (€16.90) o N26 Business. Algo a destacar por parte de la cuenta Bussiness es que si el usuario puede probar que es freelancer se le retribuye parte de sus gastos en cashback (el 0,1%). Otra cosa a destacar de las opciones pagas es que si bien con la cuenta gratuita N26 pueden extraer euros en cualquiera de los países en los que se encuentra este banco, con la cuenta N26 You es posible realizar extracciones en cualquier moneda en cualquier cajero electrónico que acepte MasterCard.

Es una opción muy similar al banco digital español ING o a otra conocida fintech para los argentinos, Duskcopy. Este banco digital suizo ofrece a usuarios de todo el mundo la posibilidad de contar con cuentas de ahorro en dólares, euros, yenes y otras monedas fiduciarias, cuenta para guardar divisas virtuales, tarjeta prepaga VISA o Mastercard y la posibilidad de invertir en fondos y acciones. La generación de la cuenta no tienen costo de apertura, pero sí aplica comisiones en todas las transacciones . Por ejemplo, recargar la tarjeta prepaga con métodos como Skrill o Neteller (competidores de PayPal) tiene asociado un fee de 2,5%. La entidad financiera también ofrece una tarjeta de débito internacional (a través de Mastercard) cuyo plástico se puede envíar a nuestro país. El envío cuesta unos 30 dólares para el express y 10 para el "normal". El hecho de ser una compañía suiza con licencia, hace que los depósitos de sus clientes estén garantizados por el gobierno del país, hasta un máximo de 100.000 francos suizos.

Cobros en criptomonedas

La última opción es el uso de criptomonedas. Muchos argentinos se acostumbraron al uso de criptodivisas durante los últimos años, como una alternativa al ahorro en dólares. Los usuarios pueden optar por esta alternativa de cobro, en altcoins o bitcoins, y luego ingresarlos al mercado local a través de diferentes plataformas como Paxful o Localbitcoins. También se pueden usar los exchanges locales, que ofrecen servicios similares pero sin la modalidad p2p que puede complicar algunas transacciones de saldo (como de dinero PayPal o criptomonedas).

Tags relacionados

Más de Finanzas Digitales