NFT

El profesor que escribe artículos desde su bañadera y ya hizo más de u$s 65.000 vendiendo sus creaciones: cuál es el truco

Brian Frye, profesor de derecho en la Universidad de Kentucky, produce artículos de revisión de leyes como arte conceptual y los vende como NFT.

Los insólitos caminos que toma el mundo cripto sorprenden cada día más con noticias que rompen cualquier esquema tradicional. En un segmento en el que todavía no hay una regulación clara, siguen apareciendo casos de individuos que encuentran un hueco para hacer negocios.

Para la mayoría de los profesores de derecho, publicar un artículo en una revista de derecho es algo serio y lento. Pero Brian Frye, profesor de derecho en la Universidad de Kentucky, ha tomado un camino diferente. Produce artículos de revisión de leyes como arte conceptual. Uno es un homenaje a Yoko Ono. Otro es erótico. En varios de ellos defiende el plagio. Pero lo inusual es lo que está haciendo con sus papers: venderlos como tokens no fungibles (nonfungible tokens o NFT).

"Vi una oportunidad de negocio", dijo Frye. "Nadie más estaba ocupando ese nicho, ¿y por qué no?"

Según informó el sitio Business Insider, uno de los primeros trabajos de Frye para generar interés fue un artículo de Creighton Law Review de 2019 llamado "Solicitud de carta de no acción de la SEC". Frye dijo que su documento era una obra de arte y que también debería considerarse un valor bajo los estándares que usa la Securities and Exchange Commission (SEC) estadounidense para las criptomonedas.

El año pasado, Frye presentó la solicitud de no acción. La SEC nunca respondió. Así que presentó una solicitud de información bajo la Ley de Libertad de Información. Fue denegado. Frye escribió: "La obra de arte estaba completa".

Frye es profesor en la escuela de leyes de la Universidad de Kentucky.

En marzo, creó una versión NFT en el sitio web OpenSea. La primera oferta fue de unos u$s 30, dijo, menos que el costo de la transacción. Pero finalmente se vendió el mes pasado por mucho más. Según recopiló Business Insider, Sam Hart, un coleccionista, ofreció Frye 0.5 ethers, que tenían un valor de alrededor de u$s 2000 en ese momento.

Él "sintió que esta era una forma divertida de tocar la tensión de la industria con la regulación de valores", dijo Hart. La cifra resultó de multiplicar el costo de acuñar un NFT por una cantidad arbitraria para reconocer el ingenio de Frye.

Frye había vendido previamente un NFT de una imagen del Puente de Brooklyn por u$s 100 y realizó algunas otras ventas de pocos dólares, pero la venta a Hart lo envalentonó.

Tomó un artículo que publicó anteriormente en el blog de Seattle University Law Review llamado "Deodand", tomó capturas de pantalla de sus 46 piezas, cada una de las cuales era una meditación corta, casi como un poema, sobre la erudición legal, y las vendió en conjunto por unos 10 ethers, por un valor de más de u$s 30.000.

Para festejar, Frye le compró al personal de revisión de leyes una botella de champán Dom Pérignon, dijo a Insider. Además, escribe en la bañera, dijo, y a veces trabaja en el mostrador de un almacén vacío junto a su casa que él y su esposa planean convertir en un espacio artístico.

Este profesor vende sus papers como tokens no fungibles.

Más recientemente, dijo que hizo NFT de una serie de sellos y los tituló "Solicitud de carta de no acción de la SEC 3: NFT titulizados" y "se agotaron de inmediato", ganando alrededor de 5 ethers, o alrededor de u$s 15.000, en el proceso. Además, creó otra serie de NFT a partir de ilustraciones de patentes antiguas. Se agotaron antes de que terminara la noche, y Frye hizo otros 5 ethers, dijo.

Su última colección se vendió por 0,1 ethers por obra, un tercio de los cuales cubre los costos de transacción. "Realmente no me importa mucho obtener ganancias", admitió en diálogo con el portal especializado.

Los registros de las transacciones de Frye son públicos en OpenSea y Mintable, y compartió un registro de una transferencia reciente desde su cuenta de Coinbase a su banco por casi u$s 30.000. Con las ganancias planea comprarle a su esposa un Ford Mustang.

Antes de convertirse en abogado y trabajar para clientes de bancos de inversión en Sullivan & Cromwell, Frye estudió arte y trabajó como cineasta. Sus documentos legales citan a artistas como Andy Warhol y Sol LeWitt.

Otros profesores de derecho han escrito artículos absurdos. Pero pocos han podido convertirlos en un ajetreo lateral como lo ha hecho Frye. Incluso comparó la inutilidad performativa de sus NFT con el trabajo del artista Maurizio Cattelan "Comedian", que se centra en una banana pegada a una pared con cinta adhesiva y se vendió por u$s 120.000.

La noción de que alguien compraría una obra de arte conceptual como esa sin esperar que su valor crezca, como una garantía, es ridícula, dijo Frye.

"No entiendo por qué la SEC simplemente finge que esto no existe", dijo. "No les gusta parecer tontos y tampoco tienen idea de qué decir".

Tags relacionados

Más de Finanzas Digitales

Compartí tus comentarios