El argentino detrás del éxito de Coinbase, la primera empresa cripto en cotizar en Nasdaq

La plataforma de compra y venta de criptomonedas Coinbase comenzó a cotizar en el índice bursátil Nasdaq esta mañana. En 2019, la firma compró un importante negocio a Wenceslao Casares. Quién es.

Hoy, Coinbase, la plataforma de compra, venta y almacenamiento de divisas digitales, debutó en Nasdaq por US$ 75.900 millones. De ahora en más, cotiza junto a grandes empresas como Apple, Microsoft, Amazon, Facebook, Alphabet, Tesla, entre otras.

En el índice bursátil figura bajo el símbolo "COIN". Para llegar allí, la firma obtuvo asesoramiento de Goldman Sachs, JP Morgan y Citigroup.

En principio, Nasdaq asignó un precio de referencia a las acciones de Coinbase de US$ 250 pero el precio subió un 52,4% y cada acción cuesta alrededor de US$ 381. En el primer trimestre del año, cuando la empresa todavía era privada, sus acciones cotizaban a US$ 343 entre los inversores, de acuerdo al sitio Reuters.

"Estamos muy agradecidos de poder aportar transparencia a la cripto economía, el ecosistema que todos hemos estado construyendo en los últimos diez años", dijo Alesia Haas, la directora financiera de la plataforma. "La industria está aquí, está creciendo y no opera solo en los rincones", agregó.

Esta se trata de la primera gran cotización directa de una empresa de tecnología en el índice bursátil Nasdaq. Esto quiere decir que Coinbase salió a la Bolsa como una alternativa a una oferta pública inicial que no recauda dinero.

"Normalmente, una empresa enumerará valores en una bolsa nacional de valores para proporcionar liquidez restringida a los accionistas existentes y para recaudar capital a través de una Oferta Pública Inicial (IPO, en inglés). Una cotización directa proporciona liquidez sin restricciones a los accionistas existentes y la compañía no emite simultáneamente valores a los inversores públicos para recaudar capital", explica el índice en su página oficial.

La historia

Coinbase nació en Silicon Valley en 2012 y su fundador, Brian Armstrong (38), continúa siendo su director ejecutivo en la actualidad. Su fortuna alcanza los US$ 6.500 millones de dólares, según el índice de millonarios de Forbes y es posible que su riqueza continúe subiendo si la cotización de la firma es exitosa.

La salida a la Bolsa de la plataforma marca un antes y un después en el mundo de las criptomonedas ya que es la primera empresa de estas características que cotiza en un índice tan importante como Nasdaq.

En total, Coinbase es utilizada por más de 56 millones de usuarios a escala mundial y se estima que custodia más de US$ 223.000 millones.

La valoración de la compañía en septiembre era de US$ 6.000 millones pero creció a medida que aumentó la demanda en línea de Bitcoin, Ethereum y otras divisas digitales. Además, el mismo día que Coinbase comenzó a cotizar en Nasdaq, el Bitcoin alcanzó un nuevo máximo histórico de US$ 64.800.

"La correlación con Bitcoin será muy alta después de que las acciones se estabilicen. Cuando el precio de Bitcoin baje, es inevitable que los ingresos y las acciones de Coinbase también", aseguró Larry Cermak, director de investigación del sitio web sobre criptodivisas The Block.

Siempre hay un argentino

En 2019, el emprendedor argentino Wenceslao Casares vendió a Coinbase su negocio de custodia de criptodivisas Xapo por US$ 55 millones. Se trató de un servicio que almacenaba Bitcoins en bóvedas debajo de montañas suizas y gran parte de su negocio radicaba en almacenar billeteras frías de Bitcoin. Se estima que Xapo guardó más de US$ 10.000 millones en Bitcoin. 

Casares fue un pionero de los proveedores de internet a escala local con Internet Argentina en 1994 pero llegó a la fama por la startup financiera en la era de anterior a que estallará la burbuja de las puntocom llamada Patagon, que fue vendida a Banco Santander por US$ 750 millones en el año 2000.

Xapo tuvo el mismo fin: Casares desarrolló un sistema de máxima seguridad para el almacenamiento de los bitcoins de sus usuarios; consistente en el resguardo de las claves privadas en bóvedas físicas repartidas por todo el mundo que luego vendió a Coinbase por US$ 55 millones. La compañía desplegó varias instalaciones similares a lo largo y ancho del mundo.

Por último, Casares dijo que otras compañías realizaron mayores ofertas por la compra del negocio de custodia de Xapo, pero aquellas empresas flaqueaban en la seguridad o en las credenciales regulatorias necesarias para ser aceptados como clientes de Xapo.

Tags relacionados

Más de Zona Home de interes