ARTE DIGITAL

Criptoarte: rechazó u$s 9.5 millones para seguir siendo dueño de un Cryptopunk

Un desarrollador canadiense rechazó la millonaria oferta por un NTF de Cryptopunks, a pesar de haberlo comprado en 2017 por tan solo u$s 83.000.

El criptoarte es sin lugar a dudas uno de los activos digitales del momento, con OpenSea, el sitio más popular para la compra de este tipo de elementos teniendo un volumen de ventas de unos u$s 2.500 millones. Pero algo que llama más la atención que el dinero que se mueve en este peculiar mercado de arte digital son las ofertas rechazadas por las personas poseedoras de piezas únicas.

Y este es el caso de Richerd, un desarrollador de criptoactivos canadiense que posee el token #6046 de la colección CryptoPunk -lanzada en el 2017- y que rechazó una oferta de unos u$s 9.5 millones por el mismo. "No está a la venta", tuiteó tras recibir está increíble oferta.

Lemon Cash lanza una tarjeta para pagar con criptomonedas

Pero mientras que parece una decisión errónea la de rechazar semejante cantidad de dinero por "un simple archivo", la historia detrás del mismo permite entender un poco más las razones de Richerd para tomar esta decisión.

QUÉ ES CRYPTOPUNK

Lo primero que se tiene que entender es qué son los Cryptopunks. Y es que estos criptoactivos de Token No Fungibles (NFT por sus siglas en inglés) son una de las colecciones más valiosas en el mundo del arte digital basada en blockchain. Salieron al mercado en 2017 como un desarrollo del estudio estadounidense Larva Labs el cual se centraba en entregar las peculiares figuras (basadas en el estilo punk de Londres) a toda persona con cartera donde se almacenen criptos de Etherium.

En total existen 10.000 Cryptopunks.

En total se lanzaron 10.000 unidades únicas, las cuales eran todas diferentes las unas de las otras debido a que su generación se realizó por medio de un algoritmo. La mayoría de las obras (calificadas como arte de 8 bits) tenían razgos humanos, pero hay 133 que pertenecen a otras especies y son extremadamente raras.

Pero el caso de Richerd no se da por tener una pieza única, siendo que el Cryptopunk #6046 por el cual le ofrecieron u$s 9.5 millones es, según sus propias palabras, uno "relativamente normal, que destaca por sus anteojos 3D y su cigarrillo". "No entiendo porqué alguien ofrecería esa suma por este token", aseguró en una publicación donde explicó el porqué de su decisión.

Así vacían las billeteras de criptomonedas y ganan millones

UNA MARCA MÁS VALIOSA QUE U$S 9.5 MILLONES

Y es que según las publicaciones realizadas por el desarrollador canadiense en su cuenta de Twitter, vender ese NFT sería una decisión económicamente erronea debido al valor que tiene el mismo en su marca y el valor que perdería a pesar de venderlo por u$s 9.5 millones (cabe aclarar que él compró el token por 45 ETH o u$s 83.000 en 2017). "Estoy convencido que esta marca crecerá por sobre esa ganancia y mi inversión es a largo plazo por lo que no me da miedo haber rechazado la oferta", tuiteó.

Y el mercado de los Cryptopunks parece darle la razón, ya que tan solo en las últimas cuatro semanas se realizaron movimientos por un valor de aproximadamente u$s 160 millones. En cuanto a los valores históricos, según la página oficial de Larva Labs -único lugar donde se pueden comprar y vender estos tokens-, el movimiento total de activos en compras y ventas generó u$s 1.500 millones desde 2017.

Tags relacionados

Más de Finanzas Digitales

Compartí tus comentarios