Criptomonedas

Comprar criptomonedas en Argentina a dólar blue: quiénes ya actualizaron el precio

Las cuevas venden criptomonedas persona a persona con comisiones del 2,5%. Qué otras maneras de comprar existen en la Argentina.

En la Argentina, más de 400.000 personas las compran y el mercado local se posiciona en el cuarto lugar en el mundo en términos de penetración de criptomonedas, según datos de Statista.

Para acceder a ellas, las personas eligen diferentes medios: encuentros cara a cara con vendedores y compradores; plataformas digitales y exchanges; y hasta cuevas que antes solían cambiar dólares pero ahora se sumaron al negocio de las criptomonedas.

En las cuevas existe un ecosistema de compraventa "oculto" que maneja criptomonedas como Bitcoin, Ethereum y monedas estables emparejadas uno a uno con el dólar como DAI, USDT, BUSD, entre otras. Las venden a dólar blue (es decir, a $176) y con una comisión que supera el 2%. La venta, por otro lado, tiene comisión cero. Cómo funcionan estas transacciones.

Qué es el método persona a persona (p2p)

Operaciones P2P en la Argentina.

El comercio persona a persona (conocido en inglés como peer to peer o por sus siglas p2p) es uno de los métodos más populares para conseguir criptomonedas.

En estas operaciones, los usuarios tratan directamente con su contraparte en una plataforma de compraventa de criptomonedas.

Las compraventas p2p tienen la ventaja de que permiten acceder al mercado de criptomonedas de una persona a la otra, sin intervención de ningún tipo en el precio o la cantidad de venta en la transacción.

Cómo comprar criptomonedas persona a persona (p2p) en la Argentina

Las cuevas que solían cambiar dólar se sumaron al negocio de las criptomonedas frente a la alta demanda del público. Hoy en día, se puede comprar y vender Bitcoin o monedas estables en una casa de cambio paralela por una pequeña comisión.

Según fuentes consultadas por Infotechnology, la criptomoneda que más "mueven" las cuevas es USDT, una stablecoin que tiene la ventaja de replicar al dólar 1 a 1. A diferencia del Bitcoin, USDT no es volátil ya que siempre tiene el mismo precio: US$ 1.

Dólares digitales, la "salvación" de los ahorristas: qué son, dónde se compran y cómo se usan

En una casa de cambio, las operaciones se realizan desde -y hacia- una billetera de criptomonedas y la mayoría de las transacciones se realizan en pesos.

En este marco, Franco Amati, cofundador de Bitcoin Center, publicó en sus redes sociales los precios de las transacciones p2p en la Argentina en cuevas, según la cotización dólar blue ($176).

"Aquí un ejemplo de cómo se realizan en la Argentina la mayoría de las transacciones informales entre Bitcoin, altcoins y el dinero en efectivo. Una ‘cueva' (intercambio informal de efectivo en papel) envía las tasas de hoy, mostrando el USDT como una opción (todos los demás precios de las criptomonedas se basan en el mismo margen)", escribe Amati en su Twitter.

Entonces, en una cueva vender criptomonedas estables como USDT, Bitcoin y altcoins por dinero en efectivo no tiene costo, es decir, no cobran comisión por vender

Sin embargo, a la hora de comprar, Amati constató una diferencia de precio del 2,5% "con respecto a los precios internacionales".

Por otro lado, es posible comprar criptomonedas persona a persona en exchanges como Binance, Bitso, Localbitcoins, Paxful, entre otros.

Estas empresas ofrecen, por lo general, el servicio completo de adquisición. Es posible comprar, vender (en particular, hacer trading) y almacenar las criptomonedas adquiridas de manera segura bajo claves privadas.

Para acceder al mercado p2p, las plataformas ofrecen a los usuarios la posibilidad de publicar su cartera de activos digitales y ponerlos a la venta por un precio determinado.

Una vez que encuentran a un comprador, se accede a realizar la transacción a través de la publicación. El último paso es intercambiar pesos argentinos por criptomonedas y confirmar la transacción.

Cuando ambas partes confirman exitosamente el intercambio del activo fiat, el activo digital será liberado al comprador.

En este tipo de operaciones de persona a persona, las plataformas retienen los Bitcoin o las criptomonedas del vendedor hasta que este confirma que el comprador realizó el pago y ahí recién los libera para que el comprador reciba sus criptomonedas.

Si hay alguna dificultad o un intento de estafa, se abre una disputa y la plataforma llega a una resolución.

Un último punto a tener en cuenta son los métodos de pago: en una cueva, las personas pagan en efectivo mientras que en un exchange acepta transferencias bancarias, PayPal y pagos con billeteras digitales como Ualá y Mercado Pago.

¿Qué pasa con la AFIP?

AFIP.

Con la popularización de las criptomonedas, crece el interés del fisco por regularlas. Por caso, el mes pasado el Banco Central le había solicitado a los bancos que remitieran información que permita identificar a los clientes que realizan operaciones con criptomonedas o tengan cuentas habilitadas para ello. Y fuentes del sector tributario indican que AFIP también está estudiando la cuestión.

Por el momento, sin embargo, el fisco no obtiene información de aquellos portales que no están radicados en la Argentina, como es el caso de Binance. Cabe suponer que en el futuro, con argumentos de lavado de activos, esto cambie eventualmente.

Por ejemplo, semanas atrás, se dio a conocer que la AFIP hará obligatorio que los exchange completen el régimen informativo 8126, un formulario que deberá ser completado por billeteras virtuales como Mercado Pago y Ualá y también exchanges de criptomonedas.

De ahora en más, será obligatorio informar e identificar cuentas que realizan transacciones en criptomonedas, los montos totales, el saldo final mensual de las cuentas y todas las modificaciones que se produzcan. Los datos deberán ser presentados el día 15 de cada mes.

En 2019, la Administración Federal de Ingresos Públicos de Argentina estableció el régimen informativo RG 4614 que obliga a los exchanges locales (casas de cambio para criptos) a informar mes a mes sobre los movimientos y las tenencias de los clientes cuando superan los $ 10.000 de movimientos mensuales.

Hay un punto de unión entre ambos regímenes: la instrucción 8126 es una actualización de la RG 4614, así lo explica Marcos Zocaro, contador especializado en criptoactivos, en diálogo con Infotechnology.

"El formulario F8126 no es un nuevo régimen informativo. La AFIP con la publicación del manual del F8126 solo instruye cómo se debe cumplir con el régimen informativo de la RG 4614 de octubre de 2019. Es la misma RG 4614 con efecto desde noviembre de 2019", explica el experto.

Finalmente, en el caso de persona a persona, si una de las partes quiere pasar desapercibido, deberá enviar el dinero a una billetera "sin custodia", plataformas que permiten a los usuarios gestionar una serie de claves privadas para asegurar sus ahorros digitales, o una billetera en papel.

Esta última es literalmente un papel impreso en el que pueden guardarse criptomonedas y se trata de uno de los métodos más seguros ya que, en ambos casos, el usuario tiene todo el control sobre los fondos y no lo tiene un exchange.

Tags relacionados

Más de Finanzas Digitales

Compartí tus comentarios