Guía para invertir & finanzas personales

Bitcoin, no lo entenderías: por qué, a pesar de todo, fue la inversión del último año

Después del derrumbe en el precio de Bitcoin, con no poca participación de Elon Musk, son muchos los que aseguran que es buen momento para redoblar la apuesta. Dónde ven valor los especialistas y qué drivers mueven este mercado. Una inversión de riesgo para el largo plazo

Tocaron el cielo. Fueron la inversión mas rentable del mundo en 2020 y entusiasmaron a inversores que nunca habían asumido más riesgo con su capital que el de algún fondo de inversión. Las criptomonedas pasaron a ser tema de conversación diario y nadie (o casi) quería quedarse fuera del boom. 

Hasta que la euforia acumulada durante tantos meses abrió paso a una corrección de la que el mercado todavía no logra salir. El Bitcoin (BTC), la nave insignia del ecosistema cripto, cayó de su máximo de u$s 60.000 a u$s 30.000 en menos de 30 días, y detrás todas las monedas digitales, las consolidadas y las nuevas. ¿Es una toma de ganancias, se pinchó una burbuja? 

 21 millones es la cantidad total de Bitcoins que se pueden emitir. De esos, ya se minaron 18 millones. Un dato: es la única cripto cuya emisión es limitada y por lo tanto es anti inflacionaria 

"Mayo fue uno de los meses más volátiles en la historia del mercado de las criptomonedas. Nunca hay una razón simple que explique la causa de una caída, pero los tuits de Elon Musk junto con la represión de China contra los mineros de Bitcoin fueron probablemente la coincidencia que encendió la mecha en el momento exacto", resume Kaiko, la consultora de análisis del mercado de activos digitales con sede en Paris. Musk es, metafóricamente hablando, un genio maligno que, a la vez de un Loki nórdico o el Joker, hace de las suyas solo para regodeo propio y porque, como dice la frase, a río revuelto, ganancia de pescadores. 

"Los ciclos económicos en el universo cripto son muy abruptos. Actualmente, es claro que las caídas en el precio fueron iniciadas por diferentes noticias del mercado y potenciadas por un ecosistema sobre apalancado. A pesar de estos episodios, las grandes instituciones siguen percibiendo a la industria cripto como el futuro del sistema financiero y una prueba es que empresas como Visa están apostando por productos de tecnología blockchain dentro de sus sistemas de pagos.", señala Abraham Cobos, Crypto Manager en Bitso la plataforma de compra, venta y uso de criptomonedas que tras una ronda de capital se convirtió en unicornio. 

Maximiliano Hinz, director de Operaciones para América latina en Binance, habla de corrección. "Creo que la definición más razonable es la de toma de ganancias. Hablar de burbuja solo sería lógico si el precio se hubiese desplomado a mínimos históricos, cuando en realidad estamos en un promedio muy alto. La euforia por la caída es que el precio se desplomó de u$s 60.000 a u$s 35.000 en un mes, pero si tomamos el valor anualizado, pasamos de un valor de u$s 9.000 a u$s 35.000, es decir, el valor del activo se incrementó por cuatro en un período anual".

Tampoco todas fueron malas noticias, bajo la lupa de Kaiko. "Hay más evidencia de que la liquidez del mercado de Ethereum está mejorando y los volúmenes alcanzaron nuevos máximos históricos. En general, los activos de altcoin continuaron ganando participación de mercado frente a Bitcoin en una realineación que podría cambiar fundamentalmente la estructura del mercado de cifrado". 

 u$s 60.000 fue el pico de cotización que tocó Bitcoin este año. En la actualidad, está bien por arriba de los u$s 30.000, lejos de los u$s 9000 de hace un año atrás 

En el mundo cripto, las monedas digitales se dividen en tres grandes grupos: Bitcoin , la única moneda cuya emisión está limitada a 21 millones de BTC (de los que ya se emitieron más de 18 millones) y su cadena de bloques o blockchain por donde corren las operaciones; las AltCoin, es decir todas las monedas que no son Bitcoin pero cuya cotización es volátil como Ether, la criptodivisa de Ethereum que es la plataforma open source descentralizada más conocida después de Bitcoin; Cardano (ADA), Litecoin y tantas otras, incluso tokens; y, en tercer lugar, las stablecoin, que son las monedas digitales atadas a una moneda tradicional o moneda fiat como el euro o el dólar. En este grupo las más conocidas son Tether (USDT), DAI, USDC.

"Bitcoin y el resto de las criptomonedas no están exentos del humor de los inversores y este puede verse afectado por muchas variables. Mientras el mercado se desarrolla y más manos participan del  precio de las criptomonedas, las noticias menos relevantes le harán menos efecto a la volatilidad. Sin embargo, las regulaciones de países, restricciones o emisión de dinero sin respaldo son catalizadores", sintetiza Iván Tello, COO de Decrypto.la

Se desplomó Bitcoin y hay 3 "culpables": cómo movieron el precio y qué puede pasar ahora

Perspectivas

Lejos de desalentar a los inversores de pura sangre, la corrección anima a trazar nuevas y más estrategias. Si las puertas de China se cierran, otras se abren. Si los autos eléctricos de Tesla no se podrán comprar con monedas digitales, otras empresas buscan el modo de vincularse a esta tecnología. Distinta es la situación para quienes habían entrado por la euforia de ganancias astronómicas, que se multiplicaban sin parar, sin entender bien la base de esta inversión, quizás no vuelvan a poner un pie en las cripto. 

"El crecimiento del uso de las criptomonedas es más que relevante y los datos de Coin Metrics recopilados por KPMG en un reciente análisis muestran que al 31 de enero de 2021 las "cuentas" activas de bitcoins (bitcoin addresses) suman en el mundo un millón por día, casi el doble de lo observado en 2018", puntualiza Gabriela Saavedra, socia líder de Servicios Financieros KPMG Argentina. "Cada vez más inversores están observando con mayor interés las criptomonedas mientras que algunos bancos comienzan a explorar aspectos relacionados con la custodia de estos activos", agrega. 

"Los ciclos económicos en el universo cripto son muy abruptos" -Abraham Cobos, Crypto Manager de Bitso

Los drivers que mueven a esta industria son diversos, algunos disruptivos como el propio negocio pero otros están íntimamente relacionados a la economía tradicional, a los movimientos financieros mundiales y así debe entenderlo el inversor decidido a juagar en esta liga. No hay un solo catalizador, son múltiples; no es una inversión de bajo riesgo, requiere entrenamiento. 

"La adopción institucional de Bitcoin es una de los principales impulsores del precio. Las noticias sobre Microstrategy, Twitter, PayPal y Tesla, tanto positivas como negativas, provocan movimientos en el mercado. En mi opinión, a medida que se vaya construyendo un ecosistema que le de confianza a los inversores institucionales se generará un círculo virtuoso que consolidará al mercado de las criptomonedas", aseguran en Let'sBit, el exchange argentino que opera desde 2018 y apuesta a escalar en América latina. 

Microstrategy, por ejemplo, al cierre de esta edición había aprovechado la caída en el precio de Bitcoin para tomar más posiciones en la moneda y llegar a un total de u$s 2200 millones según informó a la Bolsa de Valores de Nueva York. PayPal acepta operar con criptoactivos y también hacer pagos en comercios. 

Del lado opuesto, Elon Musk, el empresario dueño de Tesla, contribuyó al derrumbe con un solo mensaje en Twitter: sus autos eléctricos ya no se podrán pagar en BTC por el supuesto impacto ambiental de la minería detrás de BTC. Y el Gobierno de China le dio el siguiente golpe a la cotización al anunciar que prohibía a las entidades financieras y empresas ofrecer servicios relacionados a criptomonedas. Ambas cosas empujaron el derrumbe -en mayo- por debajo de u$s 33.000. 

Es un mercado volátil y altamente influenciable, casi cualquier hecho o dicho puede llevarlo al cielo o descender a la hoguera, sin embargo, todo confluye a pensar que hay una larga vida para los activos digitales: "La innovación propia de este instrumento, acompañada con un mayor nivel de institucionalización, harán que las criptomonedas lejos de ser una simple tendencia se conviertan en un producto que viene a revolucionar el sistema financiero", analiza Saavedra.

"Muchos expertos aseguran que el mejor momento para comprar es cuando todos venden. Con las últimas correcciones de precio llegó lo que se llama el "dip". En el mundo cripto, la expresión "buy the dip" es utilizada por traders e inversores para referirse a comprar estas criptomonedas cuando tienen correcciones importantes", explica Federico García Ferrando, VP de Marketing en Lemon.

"Bitcoin y el resto de las criptomonedas no están exentos del humor de los inversores" -Iván Tello, COO de Decrypto.la

"Todos los inversores tratan de comprar barato y de vender caro. Si hacemos un simple análisis del mercado, podemos ver que Bitcoin está un 40% abajo de su máximo precio histórico. Para los que creen en el ecosistema cripto a largo plazo, estos precios representan una oportunidad muy interesante", suma. En la misma línea, Renata Rodrigues, gerente de Marketing global de Paxful, explica que "el mercado está basado en la oferta y la demanda. Existen diversos factores que pueden hacer que el precio de las cripto suba o baje, como por ejemplo, la incorporación de criptomonedas a plataformas más tradicionales como PayPal o Mercado Libre; inversiones institucionales; declaraciones de empresarios importantes y también el mercado alcista que influye en el ánimo de compra, FOMO -el miedo de quedarse afuera- o miedo a quedarse afuera generando que cada vez sean más las personas que quieren sumarse a la ‘revolución cripto'".

Quiénes juegan en el mercado es claramente determinante en el comportamiento de las monedas digitales y también lo es el entrelazamiento de las finanzas descentralizadas con las tradicionales. Caminos que se cruzan y en muchos casos se potencian. La salida a Bolsa de Coinbase en abril pasado es sin duda un ejemplo de cómo ambos mundos financieros van mezclándose: la plataforma de compra-venta de activos digitales hizo su IPO en el Nasdaq y alcanzó un valor de mercado de u$s 100.000 millones abriendo, sin dudas, el camino para que muchos inversores tradicionales miren más a las cripto. Así lo remarca Juan Martín Aguado, CBO de Bitex: "Nayib Bukele, presidente de El Salvador, anunció en el evento BTC 2021 que introducirá una legislación para reconocer a Bitcoin como moneda de curso legal en el país. Esto sucedió efectivamente en los primeros días de junio. 

"Cada vez más personas y empresas adoptan esta tecnología e invierten en criptomonedas, hoy por hoy hay más conocimiento disponible y en definitiva, mayor confianza", sintetiza Matias Bari, CEO y cofundador de SatoshiTango, no sin aclarar que antes de tomar posiciones "siempre es importante informarse, ver la capitalización de mercado, entender el perfil del inversor y no invertir dinero que uno no está dispuesto a perder".

Estrategia

Invertir en criptos encierra, como toda inversión, sus riesgos (alguno inherentes al tipo de activo y su elevadísima volatilidad y otros mas vinculados con el hecho de ser un sector no regulado, descentralizado, que obliga a extremar recaudos en el modo de operar. Subir las propias barreras de entrada y activar todas las alertas. 

"Los riesgos para el inversor pueden ser mas altos que en una bolsa de valores, pero los retornos también lo son. Se aproxima mas a un esquema de fondo de inversión en start-ups, donde se sabe que hay que distribuir el riesgo y que, quizás, solo una de diez empresas lograrán el éxito, y pagarán con creces la cuenta del resto del portfolio de inversiones", explica claramente Alejandro Sewrjugin, profesor del Posgrado en Negocios Digitales de Ucema

En los comienzos de Bitcoin, los intercambios, compras y ventas, solían hacerse por fuera de todo sistema, a través de grupos de Facebook u otras redes sociales. La evolución hoy de esa "independencia" total, son plataformas como Uniswap o Pancakeswap. Ambos ofrecen servicios muy similares: la posibilidad de hacer trading sin la necesidad de pasar por un exchange centralizado. En este caso, para operar es condición  tener los tokens, o las monedas digitales, en una wallet (billetera) que permita realizar una conexión directa con este tipo de brokers. Una de las más usadas es Trustwallet

Para quienes no son inversores expertos, operar a través de plataformas que estén acreditadas y que cuenten con un sólido soporte para los usuarios es una seguridad más. Abrir las cuentas es sencillo y 100% online. Se invierte en pesos y con entre $ 1500 y $ 2000 se puede empezar ya que todas las monedas son altamente divisibles y se puede comprar una pequeña porción. El inversor deberá acreditar identidad, domicilio y eventualmente un justificativo de los fondos. Aunque se trate de finanzas descentralizadas las plataformas o exchange cumplen con las normativas antilavado de activos. 

Las compra y venta se puede hacer P2P (persona a persona) a través de exchange locales, o face to face con el que sea poseedor de criptomonedas. En ese caso, elegido a quien se le va a comprar, se transfiere el dinero a la cuenta bancaria del vendedor que libera las monedas. También algunas plataformas operan de forma directa, se compra dentro del mismo exchange. 

Otro punto clave para los inversores es dónde guardar sus activos digitales. "Tener una wallet es siempre la mejor opción, sin embargo, es importante saber y entender cuál es la forma segura de crear esta billetera y guardar de manera correcta la seed para recuperar dicha billetera en caso de pérdida. Por tal motivo mientras uno aprende puede iniciar teniéndolo en un exchange, ya que en caso de pérdida de un dispositivo siempre puede recuperar su cuenta de manera fácil y segura", explica Tello, de Decrypto.la. 

El lado B de dejar las monedas en las plataformas es que estas no están libres de ser hackeadas y acá nuevamente: "si no tengo la llave, no tengo el dinero"

 Ranking 2021 

Por capitalización de mercado -el dato que los analistas consideran más relevante para evaluar un proyecto- las diez monedas que lideran el ranking según los datos de la plataforma Coinmarketcap.com son: Bitcoin (BTC) y Ethereum (ETH) por lejos en los dos primeros lugares, seguidas por Tether (USDT), Binance Coin (BNB), Cardano (ADA), Dogecoin, XRP (la moneda que se ejecuta en una plataforma de pago digital llamada RippleNet),USDC y Polkadot. Cuando lo que se evalúa es el volumen de negocios, las monedas más negociadas al cierre de esta edición son: Tether (USDT), Ethereum, Bitcoin, USD Coin (USDC), Dogecoin, Litecoin (LTC), Cardano (ADA). USDT ganó volumen de mercado a partir del derrumbe en el precio del Bitcoin y del resto de las altcoin, porque se convirtió en la estrategia elegida por los inversores para refugiarse. Al cierre de esta edición, se intercambiaban el equivalente a u$s 67,7 billones a escala global según Coindesk.com. Estas son las monedas más "tradicionales", las más consolidadas dentro del mundo cripto. Detrás, la lista es enorme y todas las semanas aparece una nueva alternativa, sea moneda o token, que se pone rápidamente de moda. Algunas veces persiste, y otras caen en el olvido tan rápido como nacieron. Todas (a excepción de las stablecoins) son altamente volátiles y especulativas. Casos que hicieron muchos ruido: Dogecoin, una moneda que se creó como un juego, como una broma en 2013 y este año alcanzó u$s 90.000 millones de capitalización de mercado y Coinbase, la mayor plataforma de intercambio de los Estados Unidos, la incluye entre las monedas que pueden operar sus clientes. Dogecoin (DOGE) valía cero a comienzos de 2021 y trepó hasta u$s 0,70 en mayo y cayó a u$s 0,30 a comienzos de junio. Hubo quienes pudieron ganar cerca de 7000%. Está sexta en capitalización de mercado. Chia (XCH), la criptodivisa que se puede minar con discos duros y no con tarjetas gráficas tuvo su explendor en u$s 1600 a mediados de mayo y en la primer semana de junio valía unos u$s 500. 

Armar el juego

¿Cómo se invierte en criptmonedas? El primer paso es, obviamente, decidir en qué cripto invertir de una larga lista de opciones, con nombres conocidos y de los otros. Hay alternativas para más osados y para más conservadores (como las stablecoins). 

"El momento oportuno para entrar al mercado (precio) dependerá de la estrategia de inversión que quiera llevar adelante cada persona y cuál es su perfil de riesgo", dice Cobos, de Bitso. "Por ejemplo, no es lo mismo querer correr mucho riesgo esperando rendimientos a un mes; que ser conscientes de los riesgos y llevar adelante una inversión a 10 años. La volatilidad es el costo de los altos rendimientos de la industria, por ello, cada persona debe ser consciente de cómo manejar este factor y los efectos que genera en sus inversiones en el mercado cripto", advierte. 

"Hablar de burbuja solo sería lógico si el precio se hubiese desplomado a mínimos históricos" -Maximiliano Hinz, director de operaciones para Latinoamérica en Binance

"Para inversores que toleran menos el riesgo, lo recomendable es optar por las stablecoins como USDC y DAI que son monedas respaldadas por dinero fiat, otros bienes u otras criptomonedas y de valor estable. Si se trata de inversores más aventureros que llevan mejor el riesgo y la volatilidad: Bitcoin, Ethereum, y cualquier otra criptomoneda son opciones atractivas", dice Bari, de Satoshi Tango.

"Creo que es un momento para entrar en cripto ya que hemos visto que hay mercado para negociar activos a un valor mayor al actual. En otras palabras, Bitcoin está barato", aporta Hinz, de Binance. 

Subir la apuesta

Para los inversores más arriesgados, las Ofertas Iniciales de Monedas -ICO, por sus siglas en inglés- son una oportunidad de ganancias pero con alto voltaje. En algún momento todas lo fueron, el tema es que la mayoría pueden quedar en el camino. 

"Son una inversión de altísimo riesgo. Al ser la campaña de lanzamiento de una nueva moneda, nadie sabe cómo va a performar este activo, o cómo va a ser su desarrollo en el largo plazo. En determinados casos puede ser interesante entra  en estos proyectos, pero siempre hay que tener en cuenta que todo el dinero que uno invierte en una ICO puede que no se lo recupere jamás", advierte Hinz. 

Juan José Méndez, Chief Brand Officer de Ripio, pone blanco sobre negro: "existen miles de criptomonedas en el mercado pero muy pocas tienen fundamentales sólidos como BTC o ETH. Por eso es vital informarse y consumir información de una fuente confiable antes de tomar una decisión". 

 En la película Guasón (2019) Arthur Fleck dice "no lo entenderías" durante los últimos minutos del film cuando le preguntan de qué se ríe. Es un final abierto 

"El caso de Dogecoin es claro: dependiendo del momento de compra y venta, puede resultar un activo con un rendimiento atractivo, pero es importante ser consciente que estás comprando una criptomoneda de emisión ilimitada y, en palabras de su propio creador, inventada por simple diversión", remarca Méndez.

"Una de las estrategias de inversión más recomendadas es la de DCA -dollar cost averaging-. Consiste en hacer compras recurrentes de cripto durante un determinado período de tiempo sin importar el precio al que se esté comprando. Por ejemplo, si quiero invertir $ 10.000 en Bitcoin, divido la inversión en 5 compras por $ 2000 cada una y las reparto en una por semana. Así, habrá semanas en las que estaré "comprando caro" y otras en las que estaré "comprando barato", detalla, Federico García Ferrando de Lemon donde las operaciones no son P2P, sino directamente desde la plataforma. 

Esta estrategia está asociada con otra que apunta a sostener las criptomonedas en el largo plazo, apostando por el crecimiento que puede tener el ecosistema cripto en los próximos años. Los coiners suelen referirse a esta acción como holdear o mantener. 

Todo esto siempre que el diablo, o Elon Musk o China o El Salvador, no metan la cola y dejen el ecosistema patas para a arriba.

externo
Tags relacionados

Más de Finanzas Digitales