*

Entreprenerds

Hay 5000 puestos vacantes y pagan $120.000 por mes: qué buscan y cómo sumarse

La Argentina ocupa el tercer puesto de la región, tomando en cuenta los ingresos del sector del desarrollo de los videojuegos. A pesar de haber sufrido los coletazos de la crisis, aún se necesitan especialistas, y los players se muestran optimistas ante el futuro.

Por CINTIA PERAZO - 16 de Abril 2019
Hay 5000 puestos vacantes y pagan $120.000 por mes: qué buscan y cómo sumarse

El estudio “Medios y entretenimiento en Argentina. Perspectivas 2017-2021” de PWC, estima que en los próximos cinco años el mercado de videojuegos local será el que crezca más rápido dentro de la región. Por otro lado, Newzoo realizó un ranking de los 100 países más importantes, tomando en cuenta los ingresos por videojuegos. Según esta investigación la Argentina quedó en la posición 30 a escala mundial y terceros en el regional, con ingresos de u$s 448 millones. Mientras que los dos países que tienen mayores ingresos en América latina son México -que alcanzó el puesto 12 a nivel mundial- y Brasil -que detenta la posición número 13 a nivel global-.

Y la demanda de recursos humanos no cesa. Es que la industria de videojuegos conjuga un sinnúmero de disciplinas que se cruzan y colaboran a la hora de desarrollar un juego. Diseñadores 2D, 3D, animadores, músicos, desarrolladores, guionistas, productores y actores colaboran en su creación.

"Pocas industrias combinan tantos profesionales de diferentes áreas", opina Lionel Zajdweber, director de Gloud, Gaming & Innovation, Turner Internacional. Todos los expertos entrevistados por El Cronista coinciden en que cada vez es más difícil enumerar las nuevas profesiones de esta industria debido a las especializaciones que van apareciendo. Entre ellas se encuentran los game designers o diseñadores de juegos, que  son los responsables por definir mecánicas, alcance, mensaje e idea detrás de un juego. También se suman muchas otras profesiones como level designer o diseñador de niveles; QA de juegos; y especialistas en monetización, entre otros.

"Las profesiones son variadas y cada vez exigen más especializaciones. Debemos entender que la estructura de una empresa de videojuegos es similar a la de una productora cinematográfica, con recursos humanos variados, pero que se focalizan en cuatro principales ejes que son programación, artistas, diseñadores de juegos y productores", explica Mauricio Navajas, presidente de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos (ADVA).

A escala general, el sector de la industria informática crece a 4% anual y hay 10.000 puestos sin cubrir anualmente, según la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI). La mitad de estos corresponde al sector programación.

Buscados

Entre las carreras más demandadas los desarrolladores ocupan el primer lugar, seguidos por artistas, game designers, músicos y guionistas. "También en programación existe un alto grado de especialización, desde aquellos que programan el motor gráfico hasta los que se especializan en gameplay, pasando por los que hacen backend o networking, entre otras especialidades", enumera Andrés Chilkowski, cofundador y Chief Creative Officer de NGD Studios.

Entre los recursos más escasos Chilkowski menciona a los game designers. "Ellos son quienes diseñan las características y reglas de los juegos. Hacen una tarea casi artesanal en la que solo se aprende a través de la experiencia. Por eso hay muy pocos que son verdaderos game designers en nuestro país", señala.Pablo Forconi, CEO y fundador de Game Ever asegura que además de los especialistas mencionados esta industria está demandando, también, analistas de datos. Su compañía, que está compuesta por 15 personas,  además de videojuegos realiza dibujos animados. Trabajan en proyectos propios y para clientes. "El proyecto más conocido que estamos haciendo de animación 3D se llama 'Las Canciones del Zoo' y desarrollamos los videojuegos para la misma serie. Además hicimos un videojuego llamado 'Juanito Arcade Mayhem', para PC, Android y Apple", cuenta.

Mientras que desde Avix Games su fundador, Nico Castez, revela que, más allá de los conocimientos técnicos, el perfil de empleados que buscan su compañías es el emprendedor. "Queremos que todos conozcan el proceso total para hacer un videojuego, y más allá de que algunos se especialicen en cierto rol o tarea, intentamos buscar espacios para rotar, y, de esta manera, aprender y lograr un nivel mínimo de conocimiento en otras áreas", agrega. 

Lo bueno es que, como dice Navajas, ya existen centros de estudios terciarios y universitarios cada vez más especializados en capacitar profesionales para esta industria. Pero el director de Gloud advierte que aunque hay varias instituciones con carreras afines, conseguir profesores experimentados suele ser, aún, un gran desafío. Pero el CCO de NGD Studios aclara que los perfiles más senior, por una cuestión generacional y de desarrollo de la industria, suelen ser autodidactas. 
     
 

How much

Todos los especialistas consultados aseguran que los sueldos varían mucho según el nivel de seniority. "A nivel mundial están entre un 10 y un 20% por debajo de los sueldos de la industria del software. Y, siendo los juegos productos de consumo masivo, es común que las empresas tengan esquemas de bonificación atados al resultado de los productos que lanzan al mercado, cuando se trata de productos propios", dice Chilkowski.

Facundo Mounes, presidente de la Fundación Argentina de Videojuegos (FundAV), asegura que es complicado determinar un sueldo porque no existe un sindicato ni regularización. "Algunos estudios pagan muy poco, otros más. Pero dentro de las profesiones técnicas los videojuegos suelen pagar menos que lo que se paga en un banco o en otras industrias", aclara.

Luego de esta aclaración Mounes detalla que los programadores son quienes más ganan. "Sus sueldos oscilan entre $ 50.000 a $ 120.000. Los artistas de gráficos, productores y diseñadores cobran menos, aunque depende de muchos factores como el seniority y el tipo de proyecto. Pero, sin duda, los más bastardeados son los que realizan QA, que paradójicamente suelen ser los más importantes dentro del proyecto. Aunque no tengo la cifra exacta suelen ganar menos de $ 40.000", sostiene. 

Según la Tabla de honorarios orientativa del Centro Profesional de Ciencias Informáticas de la Provincia de Córdoba, el sueldo de un Game Designer es, como mínimo, de $ 47.155 y como máximo $ 69.507; mientras que un programador de juegos puede ganar entre $ 55.329 y $ 77.460. Mientras que el Observatorio Permanente de la Industria de Software y Servicios Informáticos de la Argentina (Opssi) de la Cessi reveló que un salario bruto mensual promedio es de $30.471 para la categoría de programadores sin experiencia previa (Junior), $43.472 con alguna experiencia (Semi-Senior) y $58.880 para los programadores con experiencia (Senior).

Perspectiva

Chilkowski es muy optimista cuando se le pregunta por el futuro del sector, pero para que se produzca un importante impulso es fundamental que la economía y los incentivos acompañen. "Está probado ya que el talento argentino tiene su lugar en la industria global. Dependerá mucho de las condiciones macroeconómicas y del éxito que tengan las apuestas a creaciones originales hechas en el país. Algunos factores que podrían potenciar esto sería contar con herramientas de financiamiento pensadas para industrias creativas como la nuestra; un esquema impositivo que sea un verdadero incentivo, como tuvieron Canadá y Corea para desarrollar sus industrias; y, por último, un mercado interno más fuerte, con precios más accesibles para los argentinos abriría un nuevo mercado, para aprender y desarrollarse localmente", considera. 

Castez también considera que la perspectiva de este sector es muy prometedora. "Las ganancias generadas por la industria del videojuego a nivel mundial superan las producidas por el cine y la música juntos. Y la ganancia de los juegos móviles ya sobrepasó a la de las otras plataformas de consolas y PC juntas. No queda duda que los videojuegos son un medio que va a seguir creciendo y pisando cada vez más fuerte", sostiene.  El presidente de la FundAV, por su parte, observa que la realidad económica provocó una desaceleración en el crecimiento que venía experimentando el sector. "Vamos a crecer pero de a poco", estima. Por último Navajas, de ADVA, agrega que es necesario trabajar en la profesionalización del sector y en exportar productos de mayor calidad, para transformar el crecimiento en desarrollo sostenible, y para posicionar la producción nacional a nivel internacional de vanguardia.

Palos en la rueda

Según el Observatorio de la Industria Argentina de Desarrollo de Videojuegos, el 43,59% de los estudios desarrollaron o desarrollan juegos casuales/sociales, seguido en un 25,64% los juegos de estrategia, aventura y educativos, y, en menor medida, los shooters, con un 15,38%. 

Cuando se consultó a los estudios de videojuegos sobre los tres principales obstáculos para el desarrollo de su actividad, los principales fueron el acceso al financiamiento (46,15%), inestabilidad económica (38,46%), elevado costo del desarrollo (35,90%), elevada presión impositiva (33,33%) y falta de personal cualificado (30,77%).

“Se puede observar que la industria del videojuego en nuestro país se encuentra en una etapa incipiente, pero con fuertes proyecciones de crecimiento”, finaliza el informe.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas