Entreprenerds

Son argentinos y te dicen qué empresas tienen y usan tus datos para venderte de todo

Se trata de Wibson, una herramienta creada por Rodrigo Irarrazaval y Daniel Fernández, ingeniero industrial. Cómo surgió la idea y cuáles son sus diferenciales.

24 de Julio 2020
Son argentinos y te dicen qué empresas tienen y usan tus datos para venderte de todo

La pandemia general de coronavirus COVID-19 generó que miles de personas alrededor del planeta incrementaran de manera exponencial el uso de sus dispositivos tecnológicos y distintas aplicaciones con el objetivo de pasar de la mejor forma posible las medidas de aislamiento social dispuestas para evitar el contagio del virus.

Para poder utilizar muchas de las aplicaciones, los usuarios deben conceder derechos y permisos desde sus dispositivos personales.

¿Pero quiénes son aquellos que poseen el acceso a los datos de todas las personas?

Rodrigo Irarrazaval, de 27 años, creó y fundó Wibson, una app que permite al usuario descubrir qué empresas tienen sus datos personales y ejercer el derecho a borrarlos.

Irarrazaval, ingeniero industrial del ITBA y CEO de Wibson, se autodefine como una persona inquieta.

Luego de egresar de la universidad inició una carrera de marketing digital en Despegar y, desde la plataforma de turismo, pasó a trabajar con tecnologías de big data e inteligencia artificial en GranData, una startup que posee su sede central en San Francisco.

Los inicios

Wibson nació a partir de los años que trabajó Irarrazaval con datos junto a su actual socio, Daniel Fernández. Ambos emprendedores observaron cómo los datos se convertían en el nuevo combustible que necesitaban las empresas para trabajar.

          Rodrigo Irarrazaval, CEO de Wibson

Según Irarrazaval, primero entendieron cómo los datos alimentaban los algoritmos de decisión de publicidad digital. Luego cuando trabajaban con big data e IA hallaron el desbalance que existía en el ecosistema de datos.

El emprendedor enfatizó que “los usuarios ofrecen su información y terminan siendo el producto de las empresas”. A partir de esta situación, junto a Fernández, tomó la decisión de cambiar esa ecuación.

Wibson surgió en principio como un mercado de datos apuntalado en blockchain pero luego sus creadores descubrieron que los usuarios debían recuperar sus datos para recién luego poder participar del valor que esos datos generan.

La empresa nació como un proyecto dentro de GranData, en el que luego hicieron una spin-off para pasar a ser una firma independiente.

¿Cómo funciona?

Wibson es una aplicación para celulares -disponible en Google Play para dispositivos Android, basada en una plataforma web, con la que cualquier persona puede decidir qué hacer con sus datos personales que, habitualmente, las empresas digitales utilizan sin preguntar.

Cuando se instala la app en el teléfono el usuario empieza a saber cada vez que una empresa intenta tomar sus datos para perfilarlo y luego ofrecerle sus productos o servicios; o quizá pretende vender, incluso, esos datos a otras empresas.

Wibson considera que como los datos son de quien los genera, cada uno de los usuarios, tiene que tener el poder de decidir si aceptan ser perfilados digitalmente en forma gratuita, o si le ponen algún precio a esos datos y, entendiendo que son un activo valioso, pedir algo a cambio.

Desde su creación, Wibson fue pensada en código abierto y colaborativo.

La actualidad

Actualmente, sus creadores se encuentran negociando con fondos de inversión. “Nuestra misión es empoderar al usuario para ser dueño de sus datos. Nuestra innovación va más allá de lo tecnológico, es un tema de derechos de las personas. Creemos que privación equivale a libertad”, remarcó Irarrazaval en diálogo con la revista Brando.

De esa forma, comparó la funcionalidad de Wibson respecto a otras soluciones creadas por emprendedores para que las empresas manejen con cuidado o generen soluciones para limitar algún tipo de hackeo.

Según el emprendedor, cuánto más sepa de vos una compañía mayor influencia podrá tener en tus decisiones, opiniones, y en tu vida.

El interés por las acciones de Wibson crecen a partir del arribo del coronavirus, que transformó a la vida en una vida aún mucho más digital. Este dato queda en evidencia si se tiene en cuenta el crecimiento exponencial que tuvieron las ventas online desde el inicio de la cuarentena.

De acuerdo a Irarrazaval, “se necesitan soluciones de privacidad más que nunca”. En ese sentido, el emprendedor aspira a que Wibson genere el equilibrio necesario para tener una vida cada vez más digital sin tener que por eso ceder la privacidad o perder su control.

Wibson permitirá ver qué empresas tienen los datos de las personas y qué aplicaciones tienen acceso a la cámara de los dispositivos y el micrófono.



¿Te gustó la nota?

Notas Relacionadas