*

Entreprenerds

Quebró una empresa, aprendió y ahora factura US$ 27 millones

No todos los emprendimientos alcanzan su máximo potencial. Un MBA en Harvard no salvó a la startup de Matías Recchia de los vaivenes del mercado. ¿Qué sacó en blanco de su experiencia en Vostu (una desarrolladora de juegos para redes sociales), que ahora aplica en IguanaFix, su nuevo emprendimiento?

23 de Mayo 2017
Quebró una empresa, aprendió y ahora factura US$ 27 millones

Tras pasar por varios escalones laborales exitosos, trabajando en empresas tradicionales, Matías Recchia se sumó en 2010 a Vostu, una compañía latinoamericana con apenas tres años de existencia y con foco en el desarrollo de juegos para redes sociales, como Facebook, Google+ y Orkut.

“Cuando entré, éramos diez personas pero la compañía crecía fuertemente y, en poco tiempo, alcanzamos los 40 millones de usuarios mensuales y nos convertimos en el partner más grande de Google Brasil”, cuenta. “Para proveer a nuestro mercado, que alcanzaba a los 40 millones de gamers, armamos un centro de desarrollo de software especializado, que funcionaba en Buenos Aires y que se expandió hasta sumar un plantel de 500 personas, en apenas 24 meses.”

Sin embargo, como en el caso de muchas otras startups, casi de forma sorpresiva, el negocio se amesetó, entró en declive y sin dar tiempo a corregir el rumbo, llevó al cierre. En diálogo con INFOTECHNOLOGY, el emprendedor hace un balance poco común y revela cuáles son las malas experiencias que hoy aprovecha en su nuevo emprendimiento, IguanaFix, un marketplace de soluciones para el hogar, que hoy lidera como CEO.

¿Qué aprendiste de esa experiencia?

El gran problema que tuvimos fue ser muy dependientes de un único cliente (Orkut,red social de Google que llegó a contar con más de 80 millones de usuarios registrados) de quienes recibíamosla gran mayoría de nuestro tráfico. Y no supimos dar el salto a Facebook, que se imponía como plataforma dominante. Un día, Google decidió que Orkut no era negocio y la cerró. Y nosotros caímos.

Sin embargo, el monocliente Google no era uno más.

 Totalmente. Pero si un día decide cambiar su negocio o altera su algoritmo y el tráfico desaparece, estás muerto. Algo parecido ocurre si tu negocio depende de SEM (Search Engine Marketing); durará solo mientras tenés dinero a mano. O sea que es muy importante diversificar tus fuentes de tráfico. De hecho, hoy, aplicamos esa experiencia en IguanaFix: aunque nos lo han pedido, no les damos a exclusividad a nuestros clientes corporativos, preferimos no casarnos con nadie.

En los EE.UU., suele aparecer nueva financiación. Pero, en América latina, vale guardar siempre un colchón.

 ¿Se puede aprender del fracaso?

Nunca hay que olvidarse que, cuando hacés soluciones muy volcadas al mundo digital,se vuelve difícil establecer barreras de entrada efectivas a los competidores. Por ejemplo, nosotros desarrollábamos juegos y, para bien o para mal, otros desarrolladores, de cualquier país del mundo, pueden hacer eso mismo y entrar a tu mercado. Entonces, hay que pensar estrategias y desarrollar cosas que sean difíciles de imitar. En IguanaFix, lo hacemos armando una red de profesionales locales con los que establecemos relaciones a largo plazo. Y eso ya no es tan fácil de replicar por un eventual futuro competidor, que sigue una estrategia de costos bajos.

¿Cuánto influye la suerte?

Siempre hay un factor suerte, incluso cuando te va bien se vuelve imprescindible pensar qué puede salir mal. Ser un poco paranoico ayuda a no olvidarte nunca que al éxito se llega con suerte y viento de cola. Entonces, es bueno analizar qué harás cuando el mercado cambie un poco o si deja de haber viento a favor. Y no ayuda creerte que el éxito llegó sólo porque todo lo que hiciste está bien. Muchas empresas de e-Commerce de América latina mientras Brasil crecía, veían que les iba súper bien. Pero cuando ese país entró en recesión sus ventas cayeron fuertemente.

A la hora de contratar personal, ¿qué aprendiste?

 Si sos un startup, pienso que siempre tenés que buscar gente con espíritu emprendedor. En pleno crecimiento de Vostu, tomamos gente con formación corporativa tradicional y eso nosjugó en contra y nos achanchamos. Hoy, que ya somos 120 personas, todavía nos ocupamos con misocio de tener entrevistas con los nuevosingresantes, aunque vayan al call center. Buscamos constatar que tengan ese espíritu. Y, ya que estamos, el Call Center no me parece un lugar menor, porque suele ser el lugar de interacción con el cliente y es una fuente fundamental de información sobre cómo anda tu operación: es un sector que yo nunca tercerizaría.

Un consejo para un emprendedor que recién empieza.

Que si levantás plata en una ronda de inversión, no tenés que gastarla en ese mismo momento. Hay que hacer crecer la empresa en forma orgánica y no generar una megaorganización en forma prematura. En EE.UU., sobreexpandirte no afecta porque siempre aparece nueva financiación. Pero, para América latina, vale guardar siempre un colchón.


MATÍAS RECCHIA

Licenciado en Administración de Empresas, MBA de la Universidad de Harvard.

Experiencia laboral: Procter & Gamble (2003-2005), McKinsey (2007-2010). COO y presidente de Vostu (entre 2010 y 2013). Desde 2013, es cofundador y CEO de Iguana Fix.

Acaba de recibir una nueva ronda de inversión por US$ 16 millones que dedicará a apalancar su crecimiento en México, Brasil y la Argentina. Para el año 2017 su facturación prevista es de US$ 27 millones.


Publicado originalmente en la edición impresa nº 236 (mayo/2017) de Infotechnology.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Pepe Grillo Reportar Responder

Ehh... No aprendió nada, ya se fundió Iguana ¯\_(ツ)_/¯

Luis Ernesto Vigliocco Reportar Responder

Muy mala empresa Iguana Fix. Completamente irresponsable, me cancelaron 2 veces la instalación de un aire con las excusas mas ridículas. Quedaron en llamarme y jamás lo hicieron.

Notas Relacionadas