*

Entreprenerds

Frizata: venden productos congelados 60% más baratos que el super y ya facturan $ 500 M

Se trata de una foodtech argentina que ya está operando en Buenos Aires. En promedio, los alimentos congelados que venden cuestan un 60% menos que en un supermercado.

21 de Mayo 2020
Frizata: venden productos congelados 60% más baratos que el super y ya facturan $ 500 M

Es la primer compañía de alimentos congelados 100% digital en Latinoamérica: la compra de los congelados solo puede hacerse de manera online a través de e-commerce. Está disponible en Ciudad Autonónoma de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y Rosario.

Su nombre es Frizata. La empresa de alimentos congelados proyecta que a fin de este año recaudará más de US$ 500 millones. Por la pandemia, en los últimos 5 meses multiplicaron sus ventas 10 veces. El 1ero de junio llegarán a Córdoba lanza en Córdoba y a fin de año planean desembarcar en Brasil.

La foodtech fue creada por dos emprendedores de la red Endeavor, Adolfo Rouillón y José Robledo, que, hace 20 años fundaron Amtec, una software factory que nació cuando notaron el boom tecnológico del momento. Luego, la startup fue adquirida por Neoris.

Frizata se desarrolló en 2019 y contaron con una inversión inicial de US$ 8 millones para lanzar su emprendimiento. Los emprendedores notaron que ni las empresas de e-commerce ni las empresas alimenticias estaban desarrollando ninguna propuesta enfocada en la producción de alimentos inteligentes y en una nueva forma de adquirirlos.

“El e-commerce está creciendo exponencialmente en el mundo y los hábitos de alimentación están cambiando: consumidores más informados, conscientes y exigentes demandan productos determinados. El e-commerce nos brinda una visión estratégica. Mejoramos el tiempo de respuesta; la experiencia de los usuarios; precios; y la calidad”, declararon los emprendedores rosarinos.

Cuentan con 43 productos como pizzas, empanadas, tortillas de papa y verduras, supremas, hamburguesas de carne, vegetales congelados y milanesas de soja, entre otros. Su visión es llegar a los 100 productos: "Queremos romper un paradigma que los congelados se los considera de media calidad y caros", aseguró Adolfo Rouillón.

Hoy un cliente de Frizata consume 30kg anuales de alimentos congelados, una cifra similar al
consumo de Estados Unidos. En Argentina el consumo anual promedio de alimentos
congelados no supera los 2kg por persona, en Latinoamérica se ubica en los 4kg, en Estados
Unidos 27kg y en Europa supera los 40kg.

En cuanto a la distribución de los productos, la foodtech argentina los envía directamente al domicilio en un rango de horario ya programado; o los alimentos pueden ser retirados por un punto pickup cercano. Frizata realiza 250 mil entregas de raciones de comida al mes; sin la necesidad de intermediario alguno. Desde un principio, su objetivo como empresa fue desintermediar y llevar alimentos sumamente prácticos de alta calidad a las personas.

El cliente puede elegir un sistema pickup que su producto llegará en 48 hrs. a la locación elegida y tiene hasta 48 hrs. para retirarlo. Por otro lado, la empresa argentina maneja un sistema de delivery propio: “Toda la logística es nuestra: la manejamos de punta a punta”, aclaró Adolfo Rouillon. “Te avisamos con una anterioridad de 45 minutos que estamos llegando. Esta promesa la hacemos gracias a algoritmos de optimización logística que consideran paradas, tráfico y de más variables. Insertamos alta tecnología”, agregó. 

Este modelo permite que la compañía ahorre costos asociados a una cadena de distribución tradicional ya que no hay intermediario alguno. El fin es que las personas que realicen una compra planificada, adquieran productos que duren alrededor de un mes y medio. En promedio, estos alimentos congelados cuestan un 60% menos que en un supermercado.

"Venimos a repensar la forma de producir y distribuir alimentos, una industria que se ha mantenido sin innovación por los últimos 50 años", dijo Rouillón.

En este semestre, extenderán su línea plant-based introduciendo nuggets, albóndigas y una nueva edición de Friburger rellena. En este sentido, la más reciente innovación de la compañía es la FriBurger, una hamburguesa plant-based, y la primera de su línea “Fri”, basada en alimentos a base de proteína vegetal que recrean el sabor, la textura y el color de la proteína animal. Los productos plant-based de la foodtech son vegetarianos, no veganos: esta línea, está dirigida a consumidores vegetarianos o que buscan reducir el consumo de carne.

Cómo producen los alimentos

La compañía argentina cuenta con un equipo de ocho personas de I+D (Investigación y Desarrollo) que analiza big data e inteligencia artificial con el fin de mejorar la productividad.
Desde el lanzamiento de un nuevo producto, los dueños se basan en datos y en información que brinda el área de I+D. Gracias a esos datos, desarrollan versiones 2.0 o 3.0 de los productos. El ejemplo más reciente, es su hamburguesa plant-based: ajustaron su sabor cárnico, su tamaño y su aroma gracias a la información generada.

“Es una gran ventaja poder acceder a tener datos: todas las decisiones que tomamos las tomamos en base a datos. Construímos nuestros caminos con datos. En este último tiempo, comenzamos a generar feedback con los consumidores. Monitoreamos y medimos distintas variables: experiencias de cocción, texturas, hábitos de consumo, entre otras. Así podemos hacer ajustes y mejoras”, aseveró el dueño de la compañía.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas