*

Entreprenerds

Estos argentinos convierten los datos que nadie usan en millones de pesos

Un grupo de amigos se convirtió en un emprendimiento dedicado al análisis de Big Data para empresas y organizaciones sociales  ¿El próximo paso? Crear un producto para comercializar.

Por SEBASTIÁN DE TOMA - 30 de Agosto 2018
Estos argentinos convierten los datos que nadie usan en millones de pesos

Para entender esta historia hay que comprender el recorrido de Fredi David Vivas (37), uno de los protagonistas. Sus primeros trabajos relacionados con la tecnología estuvieron del otro lado del mostrador (o más bien, de este): luego de recibirse como periodista en la Universidad de Lomas de Zamora, en 2002, escribió contenidos técnicos para una plataforma de e-Learning y luego pasó a ser editor para un portal de Microsoft en América latina. En 2007, comenzó a trabajar para Telefónica de Argentina, hoy Movistar, como experto en capacitación informática.

Allí conoció a quienes más adelante serían sus socios y, además, arrancó a cursar una segunda carrera: ingeniería en Sistemas en la Universidad Tecnológica Nacional. La terminó en 2013 y para 2015 ya era jefe de Proyectos de Big Data en la misma empresa telco. En el medio, fue parte de la experiencia que da la Singularity University, esa factoría educativa financiada por Google y NASA, la agencia espacial estadounidense.  Llegó a través de ImpacTec, el concurso del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que busca encontrar a los emprendedores más innovadores y creativos para resolver los principales problemas sociales del país, y los beca para ser partícipes del Global Solutions Program durante tres meses. El emprendedor lo ganó el año  pasado y una vez allá se alzó con un concurso interno de innovación para llevar adelante 42.city —“un marketplace de tecnologías cívicas”, dice— y pudo quedarse tres meses más. “Está bueno que le den esta oportunidad a alguien que terminó su carrera de grande; tenía 36 cuando apliqué y hay muchos lugares donde no te dan esta oportunidad; acá, valoraron mi recorrido”, argumenta, apasionado.

El regreso

Cuando volvió, lleno de ideas, se juntó con dos amigos de Movistar —Diego Oyola (34), ingeniero en Telecomunicaciones y Martín Maffioli (28), licenciado en Administración de empresas— con quienes además tienen una banda (“Tocamos funk, jazz, rock, grunge, pop, más como hobby que otra cosa”, cuenta). Un poco por la música, llamaron a su emprendimiento Rocking Data, que arrancó oficialmente en los últimos meses de 2017. ¿Qué hacen? Consultoría en servicios de Data Science y Big Data. “Ayudamos a empresas de distintas verticales, desde banca y consumo masivo hasta Real Estate y Energía, entre otras, a potenciar su toma de decisiones con herramientas basadas en datos, para que así puedan transformar un producto o un servicio”, detalla. Vivas es el CEO, y trabaja a tiempo completo en su compañía desde enero de este año, Oyola es el gerente de Tecnología y Maffioli se encarga de la administración.

“Nuestro fuerte pasa por Data Analytics y la creación de modelos predictivos”, explica. “Te dicen ‘el año pasado invertí en un mi negocio y quiero saber qué tanto repercutieron esas inversiones en la calidad del servicio’ o ‘tengo datos disponibles y no los estoy usando para nada, qué puedo hacer’. De ahí buscás algo que no tiene forma, la trabajás y lo que devolvés es una presentación con insight para poder accionar internamente, generar un modelo que sirva para hacer algo y que tenga un impacto directo en el ROI.” Trabajan para ABinBev y el Registro Nacional de Barrios Populares —parte de Anses—, por citar dos casos.

Para realizar los análisis de datos utilizan lenguajes de código abierto, como R y Python (“Por dos razones: porque apoyamos la cultura Open Source y, además, es una manera de bajar los costos de inversión inicial en los proyectos”, dice Vivas), así como distintas técnicas analíticas como redes neuronales, Clustering, Forecasting, Sentiment Analysis y Prescriptive Analytics. En cuanto al hardware, usan distintos tipos de infraestructura de Big Data tanto para almacenamiento como para el procesamiento de imágenes, todos ellos en las distintas nubes disponibles (Google, Azure, AWS e IBM).

Además de los tres cofundadores, que trabajan 100 por ciento full time, van rotando seis personas en formato freelance. “A futuro, después de este año, queremos ver las necesidades del mercado, encontrar un nicho y dejar un poco la consultoría. Nos gustaría enfocarnos en crear soluciones, un producto para comercializar”, cierra el entrevistado.

En números

Fundación: 2017           

Inversión (fondos propios): US$ 300.000

Facturación (estimada 2018):  $ 2 millones

Socios: 3

--

Nota publicada en la edición 251 (agosto/2017) de INFOTECHNOLOGY.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Johan Sebastian Mastropiero Reportar Responder

"Registro Nacional de Barrios Populares —parte de Anses" gastando guita en esto? Y después te preguntás porqué hay deficit...

Notas Relacionadas