*

Conexión Geek

Vieron el nicho "homenajeando" a Moria y Ricardo Fort y ya es un negocio millonario

Llevaron las series y las películas de culto al mundo de las remeras “pop” y apuestan a la serigrafía y al diseño de autor como diferencial. Por FLORENCIA PULLA - 13 de Marzo 2018
Vieron el nicho "homenajeando" a Moria y Ricardo Fort y ya es un negocio millonario

El negocio de Zunilda Basualdo (57) siempre fue el de las remeras. Durante años hizo ropa para chicos que vendía a diferentes locales del AMBA, una manera de reforzar sus ingresos mientras sus dos hijos, Daniel (31) y Gabriela (24), eran pequeños. Como sucede en los negocios familiares, cuando las segundas generaciones se involucran el modelo se vuelve más ambicioso y moderno.

Es lo que sucedió el momento en el que Daniel, diseñador gráfico, y Gabriela, licenciada de Gastronomía, se comprometieron a ayudarla a aumentar la escala de su negocio. No se imaginaban que serían las series y películas de culto, por un lado, y las redes sociales, por el otro, los que impulsarían las ventas.

Agustin Parra (@agustinparrab) y Gino Gori (@ginogori) posando con las remeras de Very Difficult.

Very Difficult nació, con estas características, hace cinco años. El nombre es un chiste, un guiño a Carlos Tévez y su inglés chapurreado: en esa época, las remeras eran irónicas y tenían frases graciosas, diseñadas a puño y letra por Daniel, con especial énfasis en tipografías y en la calidad de impresión.

Incluso en esas primeras remeras —que no tenían como tema a las series y las películas que desde hace dos años son su marca— cuidaban la calidad de impresión: eligieron no la sublimación —una técnica de estampado común que permite mayor personalización pero que termina borrándose— sino la serigrafía. Esto, admiten, les roba ingresos adicionales pero les permite fidelizar a clientes que reconocen en el diseño de autor y la calidad de las telas un valor adicional. “Las otras son remeras éfimeras —cuenta “Dani” a Infotechnology—y no queremos eso. Si das el brazo a torcer con una, se empieza a perder el rumbo.”

De las remeras irónicas pasaron a un nicho más lucrativo: el de los geeks. Allí encontraron que hablar de Harry Potter, Game of Thrones y superhéroes era negocio. Hoy, facturan más de $1 millón al año a través de su web en Tienda Nube, su showroom en Villa Crespo —con mascota oficial incluida, un gato conocido como “el chuvi”, a quien los fans de la marca aman— y los diferentes puntos de venta en Capital y Gran Buenos Aires, como el popular Godfather’s Comics en Villa Crespo. Usan sus remeras influencers geek como Lucas Baini y Fiorella Sargenti, entre otros, que popularizaron sus diseños y ayudaron al boca en boca.

Para el año que viene el norte es poder vender, también, en el exterior: de Chile y Uruguay hoy les llegan pedidos y se les dificulta mandarlos por temas logísticos y financieros. Mientras, ya utilizan la aplicación Droper para coordinar entregas, más baratas, por Capital Federal. Recientemente, agregaron varios “superhéroes” nacionales que ya se convirtieron en best sellers: una con Ricardo Fort, otra con Moria Casán y, próximamente, un personaje muy querido del deporte argentino. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Elijah Robles Reportar Responder

¿Necesita un préstamo urgente o cualquier otra ayuda financiera? Ofrecemos todo tipo de préstamo al dos por ciento (2%) de interés. envíanos un email ahora a través de: Franklinsloans37@gmail.com con la siguiente información

Notas Relacionadas