*

Conexión Geek

Se gana la vida haciendo "porno culinario" y lo buscan Starbucks y Mondelez

El alter ego sibarita de un ex periodista cosecha miles de seguidores en Instagram y seduce a las grandes marcas a fuerza de harina y chocolate. Cómo aprovechar el “food porn” en épocas de redes sociales.  Por HERNÁN PANESSI - 07 de Agosto 2018
Se gana la vida haciendo "porno culinario" y lo buscan Starbucks y Mondelez

Hace tiempo que Víctor ya no es Víctor. En parte, sí, lo es, pero ahora se lo conoce públicamente como “El Gordo Cocina”. Es que, tras romperla en redes sociales durante tres años seguidos, “El Gordo Cocina”, el alter ego digital del ex periodista Víctor Manuel García, se ha erigido por encima de su propia vida entronizando una de las grandes personalidades gastronómicas de internet, en una figura popular que junta una audiencia diaria de casi medio millón de personas. Curiosamente, el cocinero fetiche de Instagram no es ni gordo ni chef profesional: es un muchacho grandote y risueño que cocina como los dioses y entiende al dedillo la forma de meter un hit comestible vía redes; cómo hacer del “food porn” un arte que seduce a las marcas que lo incluyen en sus presupuesos de Marketing. 


Así fue cómo, a sus 30 y pico de años, este venezolano radicado en la Argentina dejó sus trabajos en el mundo corporativo para dedicarse íntegramente a su proyecto: una cuenta que cocina comidas exquisitas pero terrenales. Con imágenes crujientes, chorreantes y pornográficas, “El Gordo Cocina” maneja una rutina de platos que envician y desesperan. “Me encanta el feedback automático. La gente responde enseguida cuando subo una foto, un video o una story”. 


El feed del “Gordo..” se destaca por sus comidas caseras, unos vegetales coloridos y unas mañas y cocciones fáciles de llevar adelante. “La gente reacciona mucho al ‘food porn’, a la yema de huevo chorreando, al queso derretido, al chocolate, al dulce de leche y, en consecuencia, siempre trato de meter una dosis de eso”, asegura. El dato: su público oscila en hombres y mujeres de entre 18 y 40 años. “Más mujeres que hombres”, aclara. “El Gordo Cocina” trabaja actualmente para marcas como Patagonia, Starbucks, Chocolinas, entre otras.  Y, si bien sus cocineros favoritos son Narda Lepes, Fernando Trocca y Jamie Oliver, “El Gordo Cocina”, como tantas otras personas, creció y se forjó viendo Utilísima y El Gourmet. Un Doña Petrona 2.0.

 

¿Te sorprende la llegada que tenés en Instagram? 
Esto lo arranqué como un hobby. Comencé compartiendo recetas porque me gustaba. De a poco fue creciendo y se fue convirtiendo en mi modo de vida. Obvio que me sorprendió la llegada con la gente, cómo creció tan rápido todo. Siempre ha sido un negocio de hormiga, de estar en los detalles. Eso se nota en la respuesta de las personas. 

 

¿Se puede vivir de hacer contenido exclusivamente para internet?
Sí, se puede. Tenés que ser muy bueno, tener una idea clara, ponerle mucho empeño y trabajo. Y hacerlo todos los días. Para mí, una de las claves es que de verdad, de verdad, te guste. Hay que tomar un tema o una identidad que sea realmente tuya y trabajarla: con eso te va a ir muy bien.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Gerson Daniel Abreu Ochoa Reportar Responder

y sus redes sociales¿¿

Notas Relacionadas