*

Conexión Geek

La otra Triple Frontera: Paraguay ahora es la "meca" de esta inversión millonaria

El ecosistema “cripto​​​​​​” del país vecino es muy incipiente pero a su vez está creciendo gracias a la energía barata de Yacyreta. La cuestión es si, con la cotización algo deprimida, podrá sostenerse en el tiempo.
 

Por JUAN RUOCCO - 16 de Abril 2019
La otra Triple Frontera: Paraguay ahora es la "meca" de esta inversión millonaria

Minar bitcoin es una actividad riesgosa. Lejos quedaron las épocas de recompensas extraordinarios donde la red repartía 50 bitcoins cada 10 minutos. Como todos sabemos, o tal vez no, cada 4 años bitcoin reduce la recompensa por bloque minado a la mitad, este evento se conoce como "halving". Bitcoin, en su 10 años de vida, ya hubo dos de estos eventos. El año que viene es el próximo y la recompensa se irá a 6 bitcoins cada 10 minutos.

Esto, sumado a la baja pronunciada en la cotización, dejó un margen más pequeño de ganancia lo cual obligó a los mineros a volverse más eficientes. Las principales estrategias que encontraron los mineros para superar este escenario son: invertir en equipos de minado más nuevos y reducir los costos operativos. Si estas dos condiciones se cumplen, entonces el minado de criptomonedas sigue siendo rentable.

Por eso, todos los que ingresan a este negocio, intentan buscar alguna forma de reducir los costos operativos de una granja de minado. Tal es el caso de dos empresas argentinas, Bitfarms y Bit Patagonia. Mientras que la primera se instaló en Canadá la segunda lo hizo en Tierra del Fuego. Ambas buscaron regiones australes del continente americano para aprovechar las temperaturas bajas y ahorrar el costo de refrigeración. De esta forma el margen obtenido por la minería, aumenta.
Pero, un país en el extremo opuesto en cuanto a condiciones climáticas se refiere, eligió entrar al negocio de la minería de criptomonedas: la República del Paraguay. Lejos de las temperaturas nórdicas, Paraguay ofrece otro ángulo para atacar el negocio de la cripto minería: la energía hidroeléctrica barata.

Energía hidroeléctrica barata

Paraguay es una fuente de energía hidroeléctrica muy barata, gracias al par de ases de su matriz energética: Itaipú y Yacyretá. Ambas represas construidas en conjunto con los gobiernos vecinos de Argentina y Brasil transformaron el caudal del río Paraná en una fuente inagotable de energía eléctrica limpia. De esta forma el kilowatt/hora en dicho país cuesta cerca de 0,05 centavos de dólar en Paraguay mientras que vale cerca de 0,28 en Brasil y 0,12 en la Argentina.

Durante años, Paraguay vendió la energía no utilizada (cerca de 40 millones de kWh) a sus vecinos, a un precio demasiado barato. Por ejemplo, con Brasil el acuerdo se firmó mientras ambos países eran gobernados por dictaduras militares. Miguel Cartez, un investigador de la Universidad de Oxford, aseguró que Paraguay perdió cerca de u$s 57.000 millones en ganancias producto de este acuerdos. Pero hoy el país encontró en la minería de criptomonedas una forma de aprovechar esa cantidad de energía excedente. 

La meca bitcoiner

Ciudad del este, la meca bitcoiner de Paraguay, es una zona franca. Por lo tanto, importar equipos de minería tiene costos muy bajos y el precio es casi el mismo que comprarlos en China, su país de origen. Esta combinación se volvió tan atractiva que, incluso empresas de minería radicadas en Brasil decidieron cruzar la frontera
Se estima que en la ciudad hay cerca de 20.000 centros de minado. BitFury Group y la fundación Commons, de Corea del Sur,  son algunas de las empresas que impulsan este desarrollo. Según la compañía coreana el costo de minado de bitcoin en Paraguay está cerca de los u$s 3.140 por unidad, mientras que hoy la cotización del bitcoin ronda los u$s 5.200. Esta estimación muestra que aún en el tremendo mercado bajista del 2018 del año pasado, la actividad siguió siendo rentable para aquellos que lograban mantener bajos los costos.

No así en países donde el costo de la energía eléctrica es muy elevado. Por ejemplo, en el mismo período, minar un bitcoin en Estados Unidos costaba cerca de u$s 4.100.
Por otro lado, Ciudad del Este está asociada de manera muy fuerte al comercio ilegal en toda la región. No hay que olvidarse que bitcoin es una forma muy efectiva de transmitir valor de una parte del mundo a otra sin tener que pasar por canales oficiales. Sin duda que este es un factor determinante a la hora de analizar el boom de la minería en el país vecino. Vale recordar que durante sus inicios, bitcoin fue la única moneda permitida en el sitio "The Silk Road", un mercado negro global ubicado en la deep web. Esta fue uno de los primeros casos de uso de la criptomoneda y un gran acelerador en su adopción así como en su precio.

Un incipiente ecosistema

Más allá de la naturaleza descentralizada de la minería de bitcoin y, por lo tanto, la dificultad para saber de forma exacta el alcance de la misma, el ecosistema cripto Paraguayo está en proceso de expansión. LocalBitcoins, la plataforma de compra venta directa entre usuarios, contabiliza 274 intercambios en lo que va del año, la cifra es la más baja de América latina, región que encabeza Venezuela con 37.000 intercambios en el mismo período. Más allá de esto, hay dos exchanges que enfocaron sus esfuerzos en ese mercado. Uno de ellos es CriptEX cuyos dueños son paraguayos y el otro es Bitex, una empresa argentina. Esta última se trata de uno de los jugadores importantes del mercado argentino de bitcoin, extendió sus operaciones a Paraguay. La compañía espera convertirse en un jugador fundamental del ecosistema, según sostiene Francisco Buero, uno de sus directores.  “Queremos convertirnos en una plataforma que permita agilizar los flujos de dinero desde y hacia Paraguay usando bitcoin como pieza clave”, dice. Por ejemplo, señalan que el mercado de los giros de dinero particulares (remesas) hacia ese país alcanza los u$s 400 millones. Por otro lado, la empresa estuvo detrás de la primera exportación de la Argentina a Paraguay que se pagó en bitcoin.

El futuro de la minería

En principio puede sospecharse que la baja del precio en bitcoin puede jugar en contra de la actividad de la minería. Y es cierto, pero sólo en parte. La red de bitcoin por ejemplo, ajusta su "dificultad" (conocida como hashrate) según la cantidad de mineros que participen de la red. La caída del precio provocó que los mineros menos eficientes se desconecten de la red por no poder mantener los costos. Pero, como contracara de esto, aquellos mineros más eficientes se beneficiaron gracias a la baja de la dificultad.

Los costos elevados en definitiva funcionan como un "filtro" contra aquellos que tienen costos fijos más altos (energía eléctrica, refrigeración, infraestructura de redes, equipos). Por ejemplo, con la dificultad actual, dos equipos de alta gama AntMiner S17, cuyo costo es de u$s 2.700, pueden producir en Paraguay un beneficio anual de u$s 5.200. Esto sin contar gastos de infraestructura más allá de la electricidad. El mismo equipo en la Argentina deja u$s 4.100 y en Brasil, u$s 2.100. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas

Shopping