*

Conexión Geek

Eléctrica, la serie que se hizo famosa por parodiar al "empresario argento", llegó al teatro

Esteban Menis, Iair Said y Paula Grinszpan lograron crear una serie que se volvió un furor en internet. Después del crowdfunding, pegaron la vuelta y rompieron la barrera digital: escribieron una obra de teatro que se estrena en abril.  Por FLORENCIA PULLA - 14 de Marzo 2018
Eléctrica, la serie que se hizo famosa por parodiar al "empresario argento", llegó al teatro

Esteban Menis (40) trabajó más de una década en publicidad. Ahí, reconoce, conoció a empresarios inescrupulosos, delirantes que se creían genios y tiranos benévolos que ofrecían la oportunidad de aprender a la vez que cerraban la puerta a proyectos importantes. De esa experiencia que lo marcó creó, junto al popular dibujante Ricardo Siri (Liniers), la serie Eléctrica,  que financió  --en su primera temporada-- UN3, la señal televisiva de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (que supo parir otros proyectos relevantes en Internet como "Tiempo Libre", de Martín Piroyansky, o "Conocidos", de Alexis Moyano y Martín Garabal). 

Después de una experiencia rara con el crowdfunding --lograron recaudar $130.000 para filmar la segunda temporada, de tres capítulos que tuvo participaciones hilarantes de Esteban Lamothe, Lali Espósito y hasta de... Federico Bal--, un especial de Navidad y algunas participaciones comerciales, el elenco de Eléctrica -- que componen, junto a Menis, los actores Iair Said y Paula Grinszpan-- se prepara para romper la barrera digital y saltar al teatro: darán vida a sus personajes, que rompieron récords en Internet, por cuatro funciones en abril y mayo en el teatro Metropolitan Sura. 

En una charla con Infotechnology, Menis charló sobre el impacto de su personaje, que se burla del típico empresario argentino, y de cómo su única experiencia con el crowdfunding lo curó para siempre de intentarlo devuelta. 

Siempre definís a Jonathan Meyer como un tirano pero, también, es una parodia de la concepción popular del típico empresario argentino: el emprendedor que se las sabe todas, que no quiere pagar impuestos, que es un poco maltratador y misógino. ¿Lo pensaste así?

Nunca lo pensé como una representación de todo el empresariado local. Trabajé en publicidad muchos años, en una época de mucha velocidad, oscuridad y maltrato. 2003, comparado con hoy, era la época de las cavernas. Mucha gente nefasta que conocí en ese momento era como Meyer: toda esa vergüenza y ese llanto lo pude vomitar en el personaje. Pero es cierto: todos conocemos al típico chanta argentino que intenta armar algo poco serio, pensando que es un genio pero en realidad es un delirante. Ellos tienen mucho de Meyer; de ese cancherismo porteño. Pero el personaje los excede a todo nivel: es un siniestro, Meyer va por todo. 

"El mundo está lleno de gente que piensa que está cambiando el mundo pero en realidad está loca."

En el último capítulo de la segunda temporada, que se emitió en 2015, Meyer hace el salto del sector privado al público, candidateándose como Jefe de Gobierno porteño. ¿Predijiste la "CEOcracia" de la que tanto se habla hoy? 

A estos tipos los conozco a todos. Y en Eléctrica la crítica política es realmente sutil. No me interesa desprotricar contra alguien en particular; me aburre. Pero Meyer tiene algo de la política también: de jugar a que te escucho y después, en realidad, te vendo algo que no es. 

Esteban Menis interpreta a Jonathan Meyer

Lo gracioso del personaje es que, como a muchos de esos empresarios, a Meyer no le sale ninguna. 

Meyer es un chamuyero. Se la cree pero está demente. El mundo está lleno de gente que piensa que está cambiando el mundo pero que, en realidad, está loca. 

Entre Vimeo y YouTube tienen medio millón de reproducciones y lograron armar una segunda temporada por el apoyo popular. ¿Te sorprendió el éxito que tuvo Eléctrica en Internet?

Eléctrica nació de una idea que tuvimos con Liniers, de juntar a un productor tirano con una estrella irrelevante. Y cuando entraron al proyecto Iair y Paula lo ampliamos; hicimos algunas improvisaciones filmadas y de ahí salió un piloto. En total, la primera temporada tiene nueve capítulos y creo que el encanto especial del proyecto es que tiene un buen guión atrás, que está bien filmado; que no nace de la improvisación total. No me interesa hacer un viral, que un chico tire un gato vestido de Superman por la ventana y logre 10 millones de reproducciones. ¿Puede vivir de eso? Eléctrica es popular pero está muy trabajada. 

"No me interesa hacer un viral, que un chico tire un gato vestido de Superman por la ventana y logre 10 millones de reproducciones". 

En Idea.me, una plataforma de crowdfunding, lograron juntar $130.000. ¿Qué sacaste de esa experiencia? 

En su momento no podíamos seguir con la UN3 y teníamos ganas de seguir. Surgió la idea del crowdfunding y, la verdad, fue un trabajo muy intenso. Tuve una Pyme los 90 días que duró el proyecto. Hay que trabajar mucho en el tema de las recompensas, las remeras...

Los capítulos, en general, son cortos y tienen mucha velocidad. ¿Están muy pensados para las audiencias de Internet, no para la televisión tradicional?

Vengo de formatos digitales. Hice, durante tres años, Lloro de felicidad, que eran videos que subíamos a YouTube. Me gusta mucho pensar en pequeños formatos, aunque sean un delirio. Por eso también ahora subo muchas cosas a Instagram, que es como un nuevo YouTube. La estrategia digital de Eléctrica también la armé yo: pensamos maneras de comunicar el proyecto que fuesen distintas, con videos personalizados. El primer capítulo, antes de que se emitiera, lo vieron 60 periodistas. Era, también, una época en la que las redes sociales eran más generosas. Lo lanzamos cerca de Semana Santa y ese fin de semana largo explotó.

Menis, Said, Siri (Liniers) y Grinszpan en un capítulo de la primera temporada.

Al revés de lo que pasa en la mayoría de los casos, Eléctrica pasó de lo digital a lo analógico.

Es un ángulo diferente al del crowdfunding. La verdad es que queríamos seguir haciendo cosas con Eléctrica y no queríamos filmar con $3. Una serie es un poco una fiaca de producir y con el tiempo te acostumbras a cuidar las cosas estéticamente también. No se daba el tema de la plata: ni un concurso del Inca ni el patrocinio de las marcas nos calzaban bien. Y nos pareció divertido ir al teatro. Es en el Metropolitan Sura, en donde entran 600 personas, y lo produce Camarín 10, que hizo la inversión. Tenemos muchas expectativas; vendimos muchas entradas y falta un mes y medio para que se estrene. Queremos que la rompa. 

Qué, dónde, cuándo

Eléctrica

12 capítulos (se pueden ver gratis por internet acá

Teatro Metropolitan Sura (funciones 21/04 y 28/04; 05/05 y 12/05) desde $400. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Diego Lu Reportar Responder

Erronea descripción del articulo, se caracteriza al tipico chanta argentino, no al empresariado argentino. El mismo Menis lo aclara varias veces.

Notas Relacionadas