srcset

Audi e-tron: cómo es la nueva SUV totalmente eléctrica

Audi presentó a nivel internacional su primer vehículo eléctrico, como parte de una estrategia de desarrollo.

La electricidad es potencia, luz y confort. Atributos conocidos pero no siempre asociados en conjunto a la industria automotriz. Sin embargo, Audi rompe viejas creencias y presenta su primer vehículo de funcionamiento totalmente eléctrico, el SUV Audi e-tron, que unifica usabilidad, motorización potente y una silenciosa y dinámica experiencia de manejo.

Con esta nueva SUV, cuya presentación a nivel mundial fue realizada recientemente en San Francisco, California, la marca de los cuatro anillos pone en el mercado un vehículo con perfiles deportivos en su diseño, una gran versatilidad para las distintas necesidades de conducción y un amplio espacio interior.

Cuenta con una potencia de 408 CV de potencia y una gran reacción, con la que consigue un empuje para alcanzar de 0 a 100km/hora en solo 5,7 segundos. La velocidad máxima que puede alcanzar es de 200 km/h, con autonomía y facilidades para la recarga de energía.

“El Audi e-tron es definitivamente un punto destacado en la historia de nuestra compañía y la señal de comienzo de nuestra estrategia de electrificación”, remarcó Peter Mertens, Miembro del Board del Management de Desarrollo Tecnológico en AUDI AG.

“La calidad y los detalles de diseño del e-tron son contundentes y únicos en el mercado”, apuntó por su lado Conrado Wittstatt, gerente general de Audi Argentina, quien además adelantó que para el segundo semestre del año próximo, el nuevo modelo llegará a nuestro país.

“Latinoamérica es muy importante para Audi y, sobre todo, Argentina, donde tenemos más de 20 años de presencia, siendo líderes en el mercado de alta gama”, completó Wittstatt. Como parte de esa ofensiva, Audi estará estrenando el año próximo el modelo e-tron Sportback. Y para 2025 promete ofrecer 12 automóviles totalmente eléctricos en los principales mercados del mundo.

Innovación

En este caso el e-tron, un producto que promete sacudir el mercado, cuenta con aspectos tecnológicos innovadores que no son sólo detalles y en los que vale la pena adentrarse.

Empecemos por una parte importante del corazón del Audi e-tron. Es propulsado por dos potentes motores eléctricos que a la vez son limpios, por su neutralidad en CO2 y virtualmente silenciosos

Cuenta además con un sistema ‘quattro’, de tracción en las cuatro ruedas, inteligente y totalmente eléctrico, lo cual garantiza una gran dinámica, así como una regulación continua y variable de la distribución de torque entre los dos ejes, dentro de una fracción de segundo.

Energía para largas distancias

Hay otro factor clave para tener en cuenta. Como se sabe, el nivel de autonomía es uno de los puntos más cuestionados para este tipo de vehículos. En el caso del Audi e-tron, alcanza los 400 kilómetros. La baja posición en la que se instala la batería le proporciona la capacidad para recorrer largas distancias con autonomía, lo cual refuerza el concepto de usabilidad, además de garantizar un comportamiento deportivo y excelente dinámica.

El dato: durante más del 90 por ciento de todas las desaceleraciones, el Audi e-tron recupera energía durante la frenada por medio únicamente de sus motores eléctricos.

Audi es el primer fabricante de automóviles del mundo que utiliza un sistema de este tipo en un vehículo de producción en serie de propulsión eléctrica. Se trata del sistema de frenado electrohidráulico integrado (brake-by-wire), con el que logra su máxima capacidad de recuperación de energía. El inteligente diseño aerodinámico también contribuye de forma significativa a la eficiencia y a la mejora de la autonomía.

Retrovisores vanguardistas y espacio interior

La marca confirma con este nuevo modelo su apuesta por la amplitud de espacio y el confort, dedicado a conductores que buscan una experiencia premium. El interior muestra también una alta calidad de materiales y un acabado cuidado hasta en los más mínimos detalles. Y lo mismo ocurre con las superficies exteriores, con un diseño que garantiza un comportamiento eficiente de la propulsión para ganar autonomía.

El SUV tiene un total de 4,9 metros de largo y cuenta con 5 asientos. El espacio aparece también en el baúl, con una capacidad de 600 litros, sumando además un espacio más pequeño en la parte delantera. Predominan los materiales premium, con presencia de cuero y aluminio, con toques diferenciales como la retroiluminación LED en las puertas.

Claro siempre hay un detalle que llama la atención, y en este caso el Audi e-tron lo consigue con los espejos retrovisores virtuales “Audi Virtual Mirrors”, por primera vez introducidos en un modelo de producción en serie. Son cámaras que reproducen en pantallas interiores las imágenes que el conductor necesita. Esta innovación permite reducir el tamaño de los retrovisores, mejorando el flujo aerodinámico, la sonoridad, y la eficiencia energética. Este elemento destacado lleva la digitalización en esta SUV a un nivel inédito.

Navegación y facilidad de carga

Un capítulo aparte la conectividad y las opciones de carga de energía. En algunos mercados estará disponible el planificador e-tron, un gran respaldo en la navegación mostrando la ruta adecuada con los puntos de carga requeridos. Incluso, a través del Smartphone se puede acceder al control remoto y la posibilidad de pago automático.

Audi e-tron ofrece además opciones de carga inteligentes tanto en ruta como en el hogar. Puede realizarse en estaciones de recarga rápida que permiten recuperar el total de la batería en menos de media hora. Se pueden utilizar cargadores de corriente de hasta 11kW, y un segundo cargador opcional de 22 kW.

Lo más simple es que en el hogar puede enchufarse a la corriente normal de 230 voltios o a un enchufe trifásico de 400. Este tipo de recarga se completa en ocho horas y media.

Un detalle final pero importante del Audi e-tron es su marca de nacimiento: comenzó a fabricarse en Bruselas, lugar neutral en términos de emisiones de CO2.