Online

¿Google contra Huawei o Guerra Fría EE.UU. vs China?

Cuál es el trasfondo político de la disputa entre Trump y Huawei. ¿Está EE.UU. declarando una nueva Guerra Fría a China?

21/05/2019 | 15:21

Hace unas horas despertamos con una noticia que podría habernos impactado a muchos de nosotros, aún sin entender las dinámicas de poder entre EE.UU., China y el resto de las potencias. Sin embargo, la exploraremos más allá de su potencial impacto. Google anunció que no actualizará su Sistema Operativo (SO) Android en celulares Huawei en el futuro.

¿Qué consecuencias directas tiene esto?

Como consumidor, en mi caso, puedo decir que no optaría por comprar un celular Huawei en el corto plazo, dado que podría tener problemas en la instalación de apps, por desactualización del SO. De hecho, los nuevos celulares no tendrán, ni YouTube ni Maps, aplicaciones muy usadas en general.

Como empresa de Telecomunicaciones o Telco, implica dejar de vender celulares de la 2da empresa más grande en ventas de celulares del mundo, luego de Samsung (Coreana), y más atrás Xiaomi y Oppo (Chinas). O sea, 3 de 5 compañías líderes en celulares son chinas. El año pasado Huawei sobrepasó a Apple como 2da compañía.

Hoy Huawei vende más de 200 millones de celulares anuales, con un sorprendente 30% de crecimiento el último año, justo cuando Apple difundió su menor producción de celulares vs el año anterior, con la consiguiente e inmediata caída en su valuación a partir de la difusión de esta noticia. Durante el 1er trimestre de 2019 se habían vendido aproximadamente cerca de 60 millones de celulares, proyectando unos 240 millones para este año.

Desde luego que el peor perjudicado es Huawei, dado que su línea de celulares es la que probablemente le aporta el mayor flujo de dinero a la compañía, financiando a las otras

unidades de negocio, entre ellas, los equipos de telecomunicaciones. Estos equipos son los que Huawei provee a las Telcos de mundo a través de licitaciones internacionales.

¿Qué hay detrás de la noticia de Google y su ruptura con Huawei?

Sin duda la guerra comercial entre EE.UU. y China fue iniciada por Trump, a quien bajo su perspectiva no le faltaron razones. EE.UU. tiene un déficit comercial con China de más de U$400.000 millones de dólares y mediante esta declaración de guerra cree que puede generar más puestos de trabajo (hoy tiene una mínima tasa de desempleo del 4%). Sin duda, estos puestos, si lo logra, no será para producir productos tecnológicos como los chinos, quienes por cierto, cada vez los producen de mayor calidad.

Ninguna compañía americana quiere tener en contra al Presidente de EEUU, y por su parte Bloomberg anunció que Intel, Qualcomm y Broadcom dejaran de suministrar chips a Huawei.

Varias Telcos americanas, -entre ellas Sprint-, anunciaron que no incluirán a Huawei dentro de sus licitaciones de 5G. Trump ha prohibido el pasado 15 de Mayo la participación de empresas extranjeras en licitaciones de equipos de telecomunicaciones con el objetivo de no poner en riesgo la seguridad nacional. En Europa compañías como BT están copiando esta medida, al menos con empresas chinas.

Como consecuencia otros hechos impactaron a Huawei, como el arresto de la hija de su dueño Ren Zhengfei Meng, CFO de Huawei en Canadá, por violar las sanciones de no comercialización con Irán por parte de EE.UU. Parece grave, pero recordemos que este acuerdo de sanciones a Irán ha sido violado varias veces por empresas “bien” americanas como JP Morgan, Bank of America, y Wells Fargo, con su posterior pago de multas.

Otras acusaciones, -no probadas hasta ahora-, han sido las de espionaje de datos (¿Nueva Guerra fría?). Justamente Trump sabe de esto, dado que tanto él como su yerno han sufrido un proceso legal, al ser acusados de llegar al poder con Fake News sobre Hillary Clinton, difundidas viralmente con apoyo de los rusos. Lo único probado fue lo que denunció John Snowden con equipos Cisco (empresa americana), donde se extrajeron datos que este señor difundió en sus WikiLeaks. No recuerdo que su CEO John Chambers haya ido preso…

Con esta historia tan reciente bajo la lógica Trump (que puede coincidir o no con la del lector), es sensato pensar que la infraestructura de 5G, provista por Huawei, básicamente antenas y conmutadores de datos, deberían sólo transmitir los datos a las Telco que ordenaron su instalación, y no a terceros no autorizados, y menos aún al Gobierno Chino…

¿Qué tiene que ver el Gobierno Chino con Huawei?

Muchas empresas chinas, muy competitivas, tienen capital del Partido Comunista como el caso de ZTE. Aunque suene raro, el Partido Comunista es un inversor activo en nuevas tecnologías como Inteligencia Artificial (IA), que es la nueva ventaja competitiva de los países. El CEO era miembro del Partido

Comunista en el pasado y hace muchos años era técnico para las Fuerzas Armadas chinas. No sabemos las relaciones actuales del CEO, y su vínculo con el poder del Partido.

Adicionalmente, debemos destacar que todas las gigantes digitales como Amazon, Alibaba, Google, Samsung, Tencent están invirtiendo miles de millones de dólares en IA.

¿Adivinen qué necesita esta tecnología de Inteligencia Artificial para transformarse en acciones/decisiones?

Datos, datos y más datos.

¿Quiénes serán los grandes generadores de la próxima década de datos?

La infraestructura 5G, donde los celulares se conectarán junto con todos los nuevos sensores de su auto, ropa, reloj, lavarropa, tv, etc, etc.

¿Quién tendrá estos datos en el futuro? ¿O quienes deberían tenerlos…?

En primer lugar su Telco, su Banco, su Aseguradora, su Prepaga. Hasta aquí puede ser conveniente para nosotros si la Telco nos pide autorización para tener estos datos. Pero ¿qué pasaría si estos datos en empresas privadas que nos prestan servicios, pasaran a manos del Gobierno? ¿Qué pasaría si el Gobierno decidiera usarlos sin nuestro consentimiento?

¿Con toda esta historia podemos creer que la decisión de Google de no actualizar más el SO de los celulares Huawei es un tema privado entre dos empresas?

Saque sus propias conclusiones… Trump ya las sacó…

Contenido especial.  Por Enrique Parborell, experto en Estrategia de Transformación Digital y Socio de la consultora Estratega