Aplicaciones de mensajería

WhatsApp informó que no bloqueará a usuarios que no acepten la actualización

La aplicación de mensajería WhatsApp dio marcha atrás con su nuevo contrato y no bloqueará a aquellos argentinos que no acepten la nueva actualización. Qué pasó.

Esta mañana, WhatsApp realizó un comunicado oficial para América latina y adelantó que no bloquearán a los usuarios que no acepten la nueva actualización en la plataforma.

En mayo, el Gobierno frenó la nueva actualización obligatoria de WhatsApp por medio de una medida cautelar contra Facebook para evitar que la aplicación acceda a información privada de los usuarios ante la presunción de que sería utilizada con fines comerciales.

Según la Secretaría de Comercio Interior, Facebook incurrió en un "abuso de una posición dominante" y frente a la acusación, WhatsApp dio marcha atrás.

Paulo Bello, director de políticas públicas de Facebook, dijo esta mañana en una comisión en el Senado argentino que aquellos usuarios que no acepten la actualización, podrán utilizar la plataforma con normalidad.

En el caso de no aceptar los nuevos requisitos, WhatsApp no eliminará su cuenta en la aplicación ni tampoco limitará la funcionalidad de la plataforma.

Además, explicó que la nueva actualización de WhatsApp "solo se refiere al canal destinado a la comunicación con empresas o entidades públicas" y "no es para las conversaciones personales ni para las interacciones regulares a través de la aplicación", según la agencia de noticias Télam.

En la Argentina, la empresa de mensajería instantánea tiene una penetración superior al 76% y por esta razón la Secretaría consideró que la obligatoriedad de aceptar las nuevas Condiciones del Servicio y Políticas de Privacidad de WhatsApp debe ser suspendida.

Qué le pidió el Gobierno a WhatsApp

La Resolución 492/2021 publicada semanas atrás en el Boletín Oficial le ordena a la filial Argentina de Facebook que "se abstenga de implementar y/o suspenda la actualización de las condiciones de servicio y política de privacidad de la aplicación WhatsApp en la Argentina, por el término de 180 días o hasta la finalización de la investigación" que se está llevando adelante.

Además, le ordena a la compañía que se "abstenga de intercambiar datos de los usuarios de WhatsApp que hubieran aceptado dicha actualización".

Y establece que "debe comunicarles, a través de la app o mediante el sitio web oficial de la compañía, el texto completo" de esta decisión oficial que, en la práctica, vuelve todo a fojas cero.

En esta misma línea, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) "investigará el uso que Facebook dará a los datos obtenidos de los usuarios de WhatsApp" porque, se presume, "podrían utilizarse con fines comerciales".

Por esta razón, Bello, el representante oficial de Facebook, aclaró en el Senado argentino que la empresa "no supone compartir más información entre WhatsApp y Facebook".

Por otro lado, se sospecha que la obligatoriedad de aceptar las nuevas Condiciones del Servicio habilitaría a la app a que "recopile datos personales excesivos y comparta la información personal de manera indebida con otras aplicaciones del grupo, tales como Facebook e Instagram".

Entre los datos en conflicto están:

  • Libreta de contacto

  • Número de teléfono

  • Datos de operaciones comerciales (por ejemplo, si se usa Facebook Pay o Tiendas en WhatsApp)

  • Información relacionada con el servicio

  • Información sobre interacción con las empresas cuando se usa el servicio

  • Información sobre el dispositivo móvil

  • Dirección IP

Otro agravante, según la Secretaría de Comercio Interior, es que el nuevo contrato está en inglés, por lo que no puede considerarse válido en el país.

De acuerdo al comunicado oficial, se suma la irregularidad de la prórroga de jurisdicción por la que "el proveedor pretende arrogarse la facultad de elegir el tribunal competente en caso de conflicto, algo expresamente prohibido por la Ley de Defensa del Consumidor".

En último lugar, se objeta "la posibilidad de que la empresa pueda finalizar o modificar el contrato de manera unilateral según su propio criterio y sin establecer parámetro alguno, incluso hasta el punto de trasladar la obligación a las y los consumidores de notificarse de estos cambios, tomando al silencio de su parte como aceptación de la modificación contractual".

Tags relacionados

Más de Actualidad

Compartí tus comentarios