Historia de vida

Vivía en la calle, estudió para entrar al sector mejor pago del país y hoy trabaja para EE.UU.

Una joven de 25 años vivía en la calle, aprendió a programar y salió adelante en su carrera profesional. Quién es y cómo lo logró.

Frente a la pandemia, la aplicación de videos cortos TikTok se transformó en una de las más descargadas. Más allá de entretenerse, los Gen Z y centennials también eligen la plataforma para educarse: cada vez son más los profesionales y emprendedores argentinos que hablan sobre sus carreras y revelan qué estudiaron para motivar a los jóvenes.

En este contexto, la usuaria Anwilina, una argentina que hace videos en TikTok, contó su historia y conmovió a cientos de usuarios en la red social.

La rosarina Angelina Chinque (25) debió escaparse de su casa, vivió en la calle pero logró salir de su situación gracias a que CILSA, una ONG que vela por la inclusión socioeconómica de personas en situación vulnerable, le dio las herramientas para aprender a programar. Meses más tarde, consiguió su primer trabajo en una startup y comenzó su vida profesional de manera exitosa.

"Esta es la historia de cómo pasé de vivir en la calle a programar y a vivir de eso", introdujo Anwilina, sobre lo que vivió hace unos pocos años.

"En realidad todo arrancó porque me escapé de mi casa por un problema familiar. Mi familia me dio la espalda, me escapé de mi casa y terminé durmiendo en lugares que... no", relata en el video de TikTok.

"Ya cuando pasé a dormir en plazas dije ‘esta ya no me la aguanto más' y terminé en un refugio de víctimas de violencia de género y abuso sexual de acá de Rosario. Después vino la gente de Cilsa y me dijo ‘che, querés aprender a programar' yo dije ‘bueno, dale'", cuenta.

En diálogo con Infotechnology, Chinque dice que en el refugio ofrecen todas las herramientas para profesionalizarte y "salir". "Cursos de peluquería, de manicuría, de cajera. Nos dieron oportunidades", subraya.

"Angelina participó de nuestro programa de becas y oportunidades de formación. Es un programa paraguas porque en realidad articula otros programas. Antes de la pandemia, era presencial pero por la pandemia nos tuvimos que mudar a lo virtual. Buscamos generar comunidades de aprendizaje, en donde ellos deciden el rumbo de su vida",  sostiene Paula Rossi, coordinadora nacional del programa de becas y oportunidades de CILSA. 

"Los de CILSA me regalaron todo y aprendí pero seguía sin celular ni computadora así que cuando llegaba al refugio de estudiantes programaba en papel. Después mi profesor me dijo ‘che, tengo una startup, ¿querés trabajar conmigo?'", narra.

Chinque accedió a la oferta y muestra en el video, por último, cómo ordenó el escritorio de su casa con su computadora arriba de una caja de bizcochitos Don Satur para posicionarla por encima de su cabeza y trabajar cómoda.

Hoy, la joven trabaja desde la Argentina para una empresa de los Estados Unidos de forma remota y seguirá contando su historia en TikTok para inspirar a personas a aprender herramientas digitales.

En la actualidad, el sector de tecnología es el mejor posicionado en la escala salarial y se espera que las empresas de tecnología aumenten el sueldo de sus empleados alrededor de un 47% en 2021, según la encuesta de remuneraciones de la consultora PwC Argentina.

La media salarial de la industria se posiciona en $110.000 mensuales para un profesional con experiencia, conforme a un relevamiento realizado por el colectivo sysarmy.

En la Argentina hay una escasez de más de 15.000 puestos de trabajos calificados por cubrir dentro del rubro, conforme a un análisis de la Cámara de la Industria Argentina del Software (Cessi).

En resumen, la demanda de profesionales es muy alta en el área pero no hay suficiente oferta de profesionales.

Como la demanda excede la oferta, los profesionales del sector buscan paliar la crisis ellos mismos: educan a través de YouTube, en sus canales de Twitch y recomiendan cursos gratuitos a las personas que quieren sumergirse por primera vez en el mundo de la tecnología.

Cómo aprender a programar gratis

En un principio se recomienda introducirse en HTML, CSS y JavaScript. Las dos páginas web de capacitaciones gratuitas más populares son Free Code Camp y Code Academy.

Free Code Camp.

En cuanto a cursos pagos, la plataforma Course IT dispone de cursos de programación por $1.500 al mes. Tienen capacitaciones en HTML, CSS, JavaScript, Git y GitHub, React, entre otros.

Otra plataforma popular es Código Facilito, que requiere una suscripción anual de $6.000.

Florencia Vilchez (30), directora de Woman Who Code Buenos Aires, una organización sin fines de lucro que nuclea mujeres del sector, es desarrolladora front-end y advierte que "aprender a programar es como aprender otro idioma. Hay muchísimos conceptos propios de la jerga de sistemas. Es común sentir frustración".

"Una vez que se tenga una visión más o menos clara del aprendizaje front-end, recurriría a YouTube. La plataforma está llena de recursos, por ejemplo, creadores de contenido como Florin Pop, midudev, DevTips, Fun Fun Function y The Net Ninja", enumera Vilchez.

"Si bien hay mucha oferta laboral en programación, la oferta para aprendices y juniors es baja. Es importantísimo tener proyectos y trabajos en GitHub como carta de presentación frente a las empresas", agrega.

Una de las profesoras en CourseIT se llama Bel Rey (34) y en su tiempo libre escribe una guía para aprendices llamada "Te lo explico con gatitos". Es un manual digital de comandos básicos e introducción a lenguajes como Node.js y SQL pero con ilustraciones y diseños. 

Te Lo Explico Con Gatitos, una iniciativa para enseñar programación.

"Antes de meterse en una carrera o curso largo, recomiendo probar alternativas gratuitas. Particularmente, buscar qué les gusta hacer: no es lo mismo desarrollar aplicaciones para celular que hacer ciencia de datos o programar para la web", explica Rey, desarrolladora full-stack. "Otro recurso gratuito para empezar es seguir a creadores de contenido en YouTube: recomiendo tutoriales de Alien Explorer, Damián Sire y Codineric".

Por otro lado, la academia digital Henry ofrece un curso de 750 horas especializado en herramientas IT. Tienen cero costo inicial y están dirigidos a personas que no tienen trabajo ni conocimientos previos. Los egresados reciben la certificación de full-stack web developer y deben pagar el entrenamiento cuando encuentran trabajo.

En el exterior, los salarios de estos profesionales comienzan en US$ 1.500 y pueden alcanzar los US$ 2.000 en algunos casos, estima Martín Borchardt, CEO y cofundador de Henry.

Para anotarse en la carrera de desarrollo full-stack de Henry, no es necesario contar con conocimientos técnicos. Los únicos requisitos son tener el secundario completo, ser mayor de 18 años, disponibilidad full-time de lunes a viernes y tener acceso a una computadora con Wi-Fi.


Tags relacionados

Más de Actualidad

Compartí tus comentarios