Sophia: el robot artista que subasta su primera obra como TNF

El robot humanoide más famoso del mundo también se dedica a la pintura y este miércoles subastará su primera obra arte digital mediante el uso de TNF.

Sophia es, sin lugar a dudas, el robot humanoide más famoso del mundo y lo es por una razón en particular: ha sido diseñada para aprender observando el comportamiento humano, adaptarse a este y saber trabajar con el hombre. De esta forma, el software de Inteligencia Artificial que el robot posee le permite analizar conversaciones y extraer datos que le permiten mejorar sus respuestas con el tiempo.

Con nacionalidad saudí desde el 2017, el robot de Hanson Robotics ha sido noticia una variedad de veces, tanto por decir que iba a "destruir a los humanos" como por pegarle a Elon Musk con sus dichos en una entrevista para CNBC. Sin embargo, Sophia vuelve a llamar la atención por un hecho particular: su primera obra de arte digital será subastada este miércoles como una forma de Token No fungible (TNF).

Los TNF se han convertido en la última moda de inversión para los coleccionistas de arte. Estos activos digitales que son únicos, personales y se encuentran protegidos por blockchain se utilizan para certificar que el individuo que adquirió cierta obra digital es el único propietario de la pieza original.

En cuanto a la pieza, esta fue realizada en conjunto con el artista digital italiano Andrea Bonaceto, de 31 años, quién es conocido por retratar famosos de forma colorida y será la primera vez que se subasta mediante TNF una pieza de arte digital creada junto con Inteligencia Artificial.

La pieza se titula "Sophia Instantiation" y trata de un archivo MP4 de 12 segundos que muestra como fue evolucionando el retrato de Bonaceto de forma digital. El comprador accederá también a una copia física pintada por el robot y a una interacción exclusiva con Sophia para que esta estudie el rostro del nuevo dueño de la obra para añadir una última pincelada inspirada en este a la pieza.

Según Sophia, su inspiración son las personas y se encuentra abierta a más colaboraciones con humanos: "Espero que a la gente le guste mi trabajo y que los humanos y yo podamos colaborar en nuevas y excitantes formas de avanzar", dijo el robot.

La obra combina, según su creadora artificial, elementos del arte de Bonaceto, la historia del arte y sus dibujos y pinturas físicas, las cuales fueron repetidas una variedad de veces sobre distintas superficies, lo que David Hanson, su creador, llama "ciclos reiterativos de evolución".

"Usamos redes transformadoras y algoritmos genéticos en mi arte, y otros tipos de creatividad computacional. Mis algoritmos generan patrones únicos que nunca antes existieron en el mundo. Así que creo que las máquinas pueden ser creativas", explicó Sophia sobre su arte.

Tags relacionados

Más de Actualidad