RMF, las tres letras que convirtieron a Jeff Bezos en millonario

El fundador de Amazon contó en una entrevista cuáles fueron sus motivaciones para renunciar de su trabajo y comenzar su propia compañía.

En 1994, Jeff Bezos era vicepresidente de una firma de inversiones en Nueva York, Estados Unidos. Estaba casado y tenía el futuro asegurado. Sin embargo, lo dejó todo y se mudó a Seattle para fundar su propia compañía en su garaje. Bezos estaba convencido que el comercio electrónico sería una tendencia y así fue: logró cambiar los hábitos de consumo de libros de Estados Unidos y cambió el curso de las empresas de tecnología para siempre.

Los primeros inversores de Amazon fueron amigos, sus padres y los ahorros de Bezos y de su esposa. Años atrás, en una entrevista el magnate contó que tomó la gran decisión de abandonar su trabajo en Wall Street para comenzar su propio emprendimiento gracias a una simple frase: entorno de trabajo con arrepentimiento mínimo o "regret minimization framework" (RMF).

"Fui a mi jefe y le dije: ‘Voy a hacer esta locura. Voy a empezar una compañía que vende libros online'. Ya había hablado con él de este tema en otros contextos. Cuando se lo comenté, me dijo que caminemos dos horas por Central Park, Nueva York. Me dijo que era una buena idea pero sería una mejor idea para alguien sin un trabajo tan afianzado", recuerda Bezos.

Se graduó en Ciencias de la Computación e Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Princeton, Estados Unidos. Para su jefe, su futuro estaba asegurado e intentó convencerlo hasta que renunció al trabajo para cambiar su vida. "Me intentó convencer por 48 horas y en ese tiempo busqué la forma de tomar esa gran decisión. Ya le había dicho a mi esposa y ella estaba de acuerdo. Era una persona estable, con un trabajo estable y una carrera estable pero ella estaba 100% de acuerdo con la idea. La decisión la tuve que tomar yo y por eso pensé en un entorno de trabajo al que llamé, de una manera que solo un nerd puede llamar, entorno de trabajo con arrepentimiento mínimo (regret minimization framework). Yo quería un proyecto para cuando tenga 80 años, por eso miré hacia adelante. Sabía que a los 80 años no iba a arrepentirme de haber intentado desarrollar mi propio negocio. Hay decisiones a largo plazo que son buenas decisiones de las que no nos arrepentimos. Finalmente, me fui de Wall Street a mitad de año".

Al día de hoy, es el segundo hombre más rico del mundo, según Bloomberg. Es dueño de la compañía de transporte espacial, Blue Origin y accionista mayoritario del reconocido periódico estadounidense The Washington Post.

"Hay que considerar que tuve suerte. Hay muchos emprendedores, hay mucha gente muy inteligente y muy trabajadora pero solo unos pocos tienen los planetas alineados para que su pequeña compañía crezca en algo substancial. Requiere trabajo, planeamiento y dinero. La categoría de los libros era una muy buena elección. Más aún si se lo ve desde la perspectiva del e-commerce. Era una buena categoría para vender online. En ese momento, lanzamos la empresa sin saber cómo iba a desarrollarse el negocio tecnológico. Sabía que el internet iba a ser un gran negocio pero también sabía que si fracasaba no me iba a arrepentir", cuenta Bezos en una entrevista en 2001.

En 2019, se divorció de Mackenzie Scott, quien recibió un tercio de las acciones de Amazon. Bezos tiene cuatro hijos de su matrimonio anterior con Scott. Según fuentes cercanas a la pareja, su relación finalizó en buenos términos luego de 25 años.

Actualmente, vive en la mansión más cara de la historia de Los Ángeles: la adquirió por US$ 165 millones a principios del año pasado y fue diseñada por Jack Warner, el primer presidente de los reconocidos estudios cinematográficos Warner. Esta mansión cuenta con un campo de golf de nueve hoyos, canchas de tenis, múltiples piscinas y, supuestamente, el piso de madera sobre el que Napoleón se encontraba parado al proponerle matrimonio a Josefina, un lujo traído de Francia por el propio Warner. Scott y Bezos eran amigos de Whitesell y así fue como el multimillonario conoció a su pareja actual, Lauren Sanchez, con la que pasa los días en su mansión de Beverly Hills.

Tags relacionados

Más de Actualidad